Usuario Anónimo
Login - Registro

CRÍTICA DE DETRÁS DE LA MÁSCARA

Por Emilio Martínez
   
¿Y si pasásemos un día con Jason, Freddy o Michael Myers? ¿Si detrás de lo que vemos en la gran pantalla se encuentran horas de trabajo, meditación, seguimiento de víctimas y entrenamiento físico? ¿Y si todo lo que cuentan las películas de Psycho-Killers son hechos reales?

Estas podrían ser las premisas de Behind the Mask: The Rise of Leslie Vernon, un título largo para una de las películas más interesantes e imaginativas que ha dado el terror en los últimos tiempos.

Scott Glosserman escribe y dirige este falso documental en el que seguimos el proceso de transformación de un hombre en un Psycho-Killer de manual. Seguiremos sus andanzas a través de las cuales le acompañamos a elegir su víctimas (con virgen superviviente incluída), a conocer su pasado ávido de venganza, sus mentores, el modo en el que prepara su escenario letal. En definitiva... Su sendero hacia la maldad.

Si el comienzo de Behind the Mask es un documental con buenas intenciones pero un tanto irregular y forzado, se convirte en su media hora final es un slasher en toda regla. Persecuciones, asesinatos imposibles, vírgenes que dejan de serlo y otras que se convierten en involuntarias heroínas. Todo ello sin dejar de lado el guión y pautas que se marcan director y espectador a medida que conocemos a Leslie Vernon.

Glosserman añade decenas de guiños al aficionado del terror. Desde el comienzo con preguntas a los habitantes de Elm Street, dando por reales los hechos ocurridos allí o en Crystal Lake, hasta conocer al psiquiatra (y archi-enemigo de Leslie Vernon) con rostro de Robert Englund.

Un título tan imaginativo como desconocido para la mayoría del público. Esperemos que gracias al mercado del DVD al menos podamos disfrutarlo en España.

Lo mejor: Su originalidad y frescura.
Lo peor: La parte documental es un tanto irregular a medida que avanza.

ÚLTIMAS CRÍTICAS

 
Terror Navidad

HypeMeter: Lo + Buscado

Síguenos en las Redes Sociales