CRÍTICA DE EL ACECHO DEL FANTASMA

Por Miguel Martí­n
 
La película 'El acecho del fantasma' se ve lastrada por su concepción real de serial televisado, resultando el irregular largometraje de la unión de los capítulos que lo conformaban. Así, el argumento no termina de definirse en ningún momento, sucediendo todo de manera atropellada y casi sobre la marcha. Cada escena parece no guardar conexión con la anterior, haciendo de la narración algo confuso y finalmente irrelevante.

El protagonista del film es un científico loco con ansias de dominación mundial, para lo cual se valdrá de diversos inventos supuestamente terroríficos. A la cabeza de ellos se encuentran un enorme robot que parece aquejado de gigantismo (vaya cabezón que tiene el pobre) y unas arañas mecánicas bastante problemáticas. Los decrépitos efectos visuales son suplidos al menos con imaginación, aunque en ocasiones ésta no sea del todo suficiente.

Lo realmente asombroso de este film es la cantidad de elementos heterogéneos que se amontonan en una duración de poco más de una hora: científico chiflado (que sirve como nexo de unión entre todos estos dispares componentes), arañas mecánicas, robots gigantes, meteoritos del espacio, periodista metomentodo, poder de invisibilidad, espías de incógnito, etc. Un cóctel aglutinante y excesivo en el que las subtramas se suceden con arbitrariedad.

Sin duda el serial resultaría impactante para la época por la variedad de tramas que podía contener cada capítulo, pero el batiburrillo que contiene la película resulta abrumador y llega a aburrir en su falta de conjunto. Eso sí, siempre se agradece la sobreactuación del gran Bela Lugosi en uno de esos papeles desquiciados que tan bien se le daban.

 
CRÍTICAS RECIENTES