CRÍTICA DE COMING SOON

Por Jose Folgado
 
"Ten cuidado con el fantasma de Shomba, si te encuentra, puede sacarte los ojos".

Así empieza "Coming soon", la nueva propuesta que nos llega desde Tailandia y que nuevamente nos ofrece un producto de calidad tras la genial "Shutter".

Otra vez se nos presenta una autentica oportunidad de pasar miedo con MAYÚSCULAS, con una historia bastante frecuente dentro de todos los tópicos del cine oriental (incluyendo fantasma de melena larga, apariciones en los lugares menos insospechados etc..) pero a pesar de lo común de este tipo de producciones, "Coming soon" consigue reciclarse.

Su mayor baza es una historia realmente escalofriante que juega en todo momento con el espectador y lo atrapa, haciéndole partícipe de la historia, hasta llegar al final, que logra hacer estremecer, no por la extraña resolución, sino por las consecuencias que esta tiene, dando lugar a más de una posible interpretación.

Los actores bastante correctos todos (incluso los secundarios), especial atención al papel de Shomba, que logra estremecer con cada aparición. Aun así, si hubiese que ponerle un "pero" sería en algunos momentos puntuales donde la situación se vuelve demasiado forzada, así como algunos dialogos que bajo el punto de vista de un aficionado, sobraban y sólo meten paja a la historia.

La investigación sobre los origenes del fantasma resulta poco brillante pero convincente. Otro pequeño desatino es el bajón que sufre a mitad de metraje, tras un arranque imparable y aterrador que finalmente vuelve a tomar carrera y termina en un final donde las apariciones y misterios se desvelan mostrando una historia cruel, donde no importa el precio a pagar con tal de estrenar una película (en este caso, obviamente maldita)

En resumen, "Coming soon" es otra de esas joyas del cine de terror que se ven tristemente olvidadas por culpa de las distribuidoras y los remakes que invaden cada mes la cartelera de nuestros cines. Sería criminal, que un titulo de tal calibre no tuviera su merecido estreno en cines (como hizo " Shutter" en su momento)

Lo mejor: Asusta de verdad.
Lo peor: algunas situaciones resultan algo forzadas.
 
CRÍTICAS RECIENTES