Visitamos el rodaje de 'REC 4: Apocalipsis'


El apocalipsis se está rodando en Terrassa (Barcelona). Si, REC 4 abandonó hace días las Canarias para seguir su rodaje en tierras catalanas, en lo que es hoy su octava semana de rodaje, y a falta de un par de semanas para finalizarlo. Antes de ello, el equipo de REC nos ha permitido hacer una visita al set de rodaje y poder entablar una interesante conversación el director Jaume Balagueró y la actriz protagonista Manuela Velasco.

No se trató de una habitual visita a un rodaje, ya que el número de medios acreditados superaba lo habitual y por ello se produjo cierta demora al visitar el set, afectando así a la duración de las entrevistas con recortes de tiempo. No por ello nos fuimos poco satisfechos, al contrario, ¡la que está liando Jaume y compañía! Los dientes largos se nos quedaron al ver el set de rodaje y alguna que otra escena de la película, además de algunos detalles que poseían los decorados del plató. Y sí, hablo de plató, ya que otra vez más el Parc de l"Audiovisual de Catalunya (situado en Terrassa, como comentaba), ha acogido de nuevo un rodaje cinematográfico, como ya lo fue en su día otros títulos del género como Mientras Duermes (Jaume Balagueró, 2010) o El Cuerpo (Oriol Paulo, 2012), así que “amén” a los decorados.





Lo que pudimos ver fue muy muy poco, ni Jaume es tonto ni tampoco creo que nadie sea tan iluso, pero como mínimo pudimos apreciar por donde irán los tiros. Ante todo en la visita al set de rodaje, vimos como se rodaba (a través del monitor que usaba el equipo de dirección debido a no poder acceder dentro de la escenografía a causa de tanta gente acumulada) una escena situada en el interior de un barco, con una especie de militar desesperado cargando un fusil y saliendo escopeteado por los claustrofóbicos pasillos del barco. Además, algunos fotogramas que nada tenían que ver con esa escena se podían ver en otros monitores, apreciando a alguien tendido en el suelo con sangre en los brazos, y en otro monitor a alguien a punto de disparar un arma. También pululaban por el set de rodaje un puñado de tíos “cachas” con pinta de tener mala leche y que de bien seguro no serán los buenos de la película. Pistas que nos da Jaume, y que confirman el regreso que se hará en esta cuarta entrega hacia la claustrofobia y acción de las dos primeras entregas, y que tanto aficionado al género pedía a gritos.

La visita dio paso a las entrevistas. Como es habitual cuando cierto sector de los medios acreditados no son especializados en cine, las entrevistas acaban entrando en una espiral de preguntas que poco o nada tienen que ver con la película que nos une a todos en aquella entrevista, pero en todo caso pudimos sacarle un par o tres de respuestas interesantes a Manuela Velasco. Antes de todo Manuela quiso destacar un personaje con el que nadie cuenta, y que apunta que dejará huella en nuestras mentes, como es el barco. Según dice “se trata de un set de rodaje terrorífico, lleno de óxido, en el que todo hiere y que es peligroso, como si fuera un arma, además de propiciar una constante sensación de claustrofobia por tener espacios muy cerrados y techos muy bajitos, incluso a medida que vas bajando en el barco aún se va haciendo más estrecho y opresivo. Y eso es genial para hacer una película de terror, pero que para rodar es una pesadilla, y como la película es una pesadilla, la verdad es que ayudaba, sumaba todavía más. Entonces, ahora hemos venido aquí (Terrassa) donde se han hecho replicas de los pasillos del barco, pero con más espacio, permitiendo así rodar e incluso respirar!” Quiso destacar también que las condiciones de rodar en Canarias fueron complicadas, ya que el barco que se usó era uno de abandonado, lleno de malos olores como de pescado, comparándolo con “meterse dentro de una pesadilla”.

Respeto a su personaje en ésta última entrega de REC, Manuela explicó qué veríamos. Pero antes de todo me gustaría recordar a todos aquellos despistados, qué pasó con Angela Vidal en REC 2 (ojo, spoilers): ella fue la única superviviente de la película, cuando la niña Medeiros le pasó el gusano que es el origen de la infección, y que como única superviviente pidió que la rescataran (Fin spoiler). REC 4: Apocalipsis, según Manuela, empezará con un grupo de militares que entra al edificio a rescatarla, y a partir de allí “todas las personas que han sobrevivido y que han estado en contacto con la infección se las llevan a una cuarentena en un barco en medio del océano, y entonces allí se desata el horror en cuando empieza a propagarse la infección. Por tanto, la película se sitúa en un lugar donde no se puede salir, no hay escapatoria posible”. A todo este casi seguro survival que será REC 4, finalmente Manuela ha querido subrayar de nuevo “el papel claustrofóbico del barco, e incluso el material del que está hecho como es el metal, ya que el sonido que produce éste con los golpes (como puede ser el eco, por ejemplo), producirá al espectador la sensación que el terror no sabrá por donde va a venir nunca”, y por tanto asegura que el barco tendrá un papel interesante a la película. También la actriz comentó que ella no sólo deberá escapar de los infectados, sino también de las personas, porqué todos están contra ella, quieren matarla.





Luego volvió de nuevo a comentar la transición entre REC 2 y REC 4, en su dirección hacia el barco. Según dice, “el sentido temporal de la historia es muy muy breve, por tanto no dará paso a sorpresa relevantes”, pero lo que si confirmó es que a ella la trataron muy mal en el barco, y de ese modo, más que un rescate se trata del traslado a un lugar donde experimentan con ella y la tratan fatal. Y así, “Ángela desarrolla un sentimiento de ira y de rabia contra las personas que la han tratado así, ya que la han sacado de un infierno para meterla en otro”. También desveló que no tendrá aliados en el barco porqué (insistió) que todos están contra ella.

En cuanto al tiempo de rodaje de momento llevan 6 semanas, divididas entre Canarias y actualmente en Terrassa, y acabará el rodaje de la película en la primera quincena de septiembre. Posteriormente, Jaume (luego le tocó a él), confirmaría que muy posiblemente podremos ver un trailer de la película en la presente edición del Festival de Sitges, pero que faltará confirmarlo.

Manuela quiso destacar otro aspecto como es el duro trabajo físico. Según dice está machacada porqué no estaba preparada para un rodaje tan duro, y ciertamente su cara denotaba cierto agotamiento pese a siempre llevar en ella una sonrisa. “Jaume ha convertido a Ángela en una especie de furia que quiere acabar con todos como si fuera una heroína de la acción, pero claro, Ángela no es una heroína de la acción. Ángela es una “chavala” que fue a realizar un reportaje de bomberos. Entonces había una cosa bonita, y es que el hecho de no estar preparada físicamente para peleas, cargar pesos, etc. da un punto más de realismo al personaje, ya que al igual que yo “no puedo” (Manuela Velasco), Ángela tampoco”. Es por ello que Manuela lleva un desgaste físico importante, incluso presumió ante todos de sus estimulados bíceps.

Antes de despedirnos de Manuela, tuvo tiempo para explicar como se enteró que podría volver a la saga REC en una cuarta entrega. Según contó, fue en Lleida, ciudad natal de Jaume Balagueró, donde se le realizaba un homenaje y le concedían un premio a su carrera, que por sorpresa para Jaume fue entregado por la propia Manuela Velasco. Una vez bajo del escenarios, Jaume dijo a Manuela “Voy a hacer REC 4, y quiero que tú seas la protagonista, me voy a poner a escribir el guión para ti. La quieres hacer? Porque sino no la escribo. Por tanto necesito saber si te animas a volver a interpretar a Ángela Vidal”, y Manuela contestó “lo que tu digas!”, según explicó muy felizmente.


⇩PUBLICIDAD⇩