Los 13 Mejores Slashers de los años 80


Tal vez deberíamos remontarnos a 1960 para disfrutar del primer gran slasher de la historia, El Fotógrafo del Pánico, el magnífico título dirigido por Michael Powell que contaba la historia de un psicópata que disfrutaba fotografiando a sus víctimas mientras las asesinaba. Posteriormente, en los años setenta, se sentaron las bases del slasher gracias a títulos como Torso, Rojo Oscuro, Bahía de Sangre, Alice, Sweet Alice, Black Christmas y especialmente La Noche de Halloween de John Carpenter.

En los años ochenta, y con la llegada del VHS, el slasher explotó provocando una riada de títulos destinados a saciar a jóvenes (y no tanto) deseosos de sangre, vísceras, chicas ligeras de ropa y psicópatas despiadados. En esta década se produjeron cientos de slashers al tratarse de un subgénero muy barato de realizar. Se crearon exitosas franquicias, surgieron actores fetiches e incluso psicópatas que hoy día forman parte de la cultura popular. El slasher decayó con la entrada de los años noventa y fueron títulos como Jóvenes y Brujas y especialmente Scream los que volvieron a revitalizarlo a mitad de la década.

Como fuimos de esos jóvenes que en los videoclubs íbamos directos a la sección de terror a perdernos entre tanta carátula maravillosa (alguna de ellas sería imposible ver hoy día), hemos seleccionado los que consideramos los 13 slashers que más nos marcaron (que no necesariamente fueron los mejores) realizados en los años ochenta.

COMENZAR EL ESPECIAL