Los 55 mejores héroes de acción del cine




Los ochenta son la década dorada del cine de acción, en la que aparecieron las figuras más icónicas de la historia del género. Los más entrañables, en películas clásicas que destacan por su gran capacidad de entretenimiento, y por alejarse de forma total y absoluta de “lo políticamente correcto”, la tiranía que atenaza el cine actual.

Los actores de acción de los ochenta gozan de tal popularidad que incluso décadas después, siendo ancianos, continúan trabajando y con un notable aprecio de su público. Muchos de ellos tienen carreras muy parecidas entre ellos, incluso en los momentos en los que han querido diversificarse fuera del cine de acción, y en general, sociológicamente hablando son un buen retrato de su época de esplendor, los ochenta y principios de los noventa. La venganza y el intento de imponer orden en un mundo caótico y peligroso son temas comunes de sus películas, las cuales además suelen tener una agradable dosis de humor y de complicidad con el público, un interesante elemento lúdico que los convierte en un tipo muy especial de actores.



No obstante, los grandes héroes ochenteros no son los únicos héroes de acción memorables que han aparecido en el cine, y analizando la rica historia del séptimo arte, observamos que a lo largo de las décadas, en diversos géneros como el superheroico, el western, el péplum, el cine de artes marciales o el policiaco, ha habido precedentes estilísticos claros del tipo de actores que eran los héroes de acción ochenteros.

Este artículo pretende rendir homenaje a los grandes héroes de acción ochenteros, así como a sus antecesores, y a su vez, explorar su legado cinematográfico, y qué ha ocurrido con las nuevas generaciones, además de hacer un análisis sobre los diversos arquetipos de héroe que nos ha dejado el cine.

Cada estrella de acción se acompaña de una pequeña lista de algunos de sus títulos más famosos, que casi siempre se limitará a títulos de género, aunque también puede haber menciones fuera de éste para cintas esenciales de la filmografía de dichos intérpretes. También se han incluido actores vinculados a la televisión, pero que sean muy icónicos en estos roles.


COLOR


PARTE I: HÉROES OCHENTEROS

SYLVESTER STALLONE



Actor, guionista y director, al carismático Stallone le abrió las puertas de Hollywood de par en par el éxito de “Rocky”.

Los personajes de Stallone, cuando él está a cargo del guión, acostumbran a demostrar una destacable simpatía y humanidad, dado que por ejemplo, el Rambo de la novela era un perturbado peligroso, casi un villano, mientras que en la película, haciendo casi lo mismo, pasa a ser un héroe atormentado.

Pero su personaje por excelencia es Rocky Balboa, que le ha supuesto a lo largo de la saga dos nominaciones al Óscar como actor (además de otra como guionista). En “Rocky”, su personaje siempre infravalorado, tenaz y honorable, de orígenes humildes, y rectos valores tiene muchos elementos biográficos de su propia historia de superación, ya que incluso el perro que aparece en la película es el suyo propio, que tuvo que vender antes de poder conseguir el trabajo, para poder comer, y recuperó de inmediato tras cerrar el trato, decuplicando el precio abonado.

Cualquiera de sus peleas en la saga de “Rocky” es pura emoción, incluso la del final de “Rocky V” (los únicos minutos salvables del único título flojo de la saga).

En los noventa hizo un par de incursiones en la ciencia ficción (bastante reivindicables, sobre todo “Demolition Man”), así como en la comedia (desde luego, no tan recomendables, salvo “Oscar” de John Landis, remake de una deliciosa película de Louis De Funés, que destaca por la acertada idea de cambiar al empresario protagonista por un gángster, con todas las implicaciones de humor negro que implica ello).

Aunque, al igual que la mayor parte de actores de acción ochenteros, tuvo un bache profesional a principios del siglo XXI, la recuperación le llegó con la buena acogida de sus secuelas de “Rocky” y “Rambo” (la guinda en el pastel de su popularidad y el cariño de sus fans), así como con la buena acogida de su saga recopilatorio de glorias ochenteras “Los mercenarios”, y con papeles-homenaje como el de “Guardianes de la galaxia volumen 2”.

Títulos más famosos: Saga “Rocky”, Saga “Rambo”, “Demolition Man”, “Tango & Cash”, “Máximo Riesgo”, Saga “Los Mercenarios”, “El Especialista”, “Cop Land”, “Cobra”, “Yo el halcón”, “Juez Dredd”, “Encerrado”…

ARNOLD SCHWARZENEGGER



Inmensamente musculoso (procede del mundo del culturismo, donde consiguió el título de Mister Universo, venciendo al mismísimo Lou Ferrigno) y carismático, en inglés su voz tiene un acento austríaco muy característico, y su propio carisma se proyecta en el hecho de cómo logró hacer carrera en política, convirtiéndose en gobernador.

La gran naturalidad que demostró en el documental “Pumping Iron” así como en la irregular “Músculos de acero” (en la que hace de culturista, y anecdóticamente, tiene como masajista a Robert Englund, superando ambos en interés al protagonista, un Jeff Bridges extrañamente poco inspirado), le ayudaron a dar el salto al cine. “Conan el bárbaro”, de John Milius, le puso en el mapa, y “Terminator”, de James Cameron, le consolidó definitivamente.

En los ochenta Chuache era el máximo rival de Stallone, y sus películas se caracterizaban por tener más sentido del humor, y en ocasiones una violencia más explícita, además de una mayor inclinación a la ciencia ficción y al fantástico, y de que ocasionalmente cuenta con villanos más interesantes que los de las películas de Stallone, con actores como James Earl Jones, Sharon Stone, Michael Ironside, Charles Dance o James Caan, y villanos icónicos como el Depredador y el T-1000. No obstante, a diferencia de Stallone, Arnold jamás ha obtenido una nominación al Oscar.

Hubo una época en la que él y Stallone se odiaban hasta el punto de “no soportar estar en el mismo planeta” (palabras textuales), pero esos tiempos han pasado y ahora son amiguetes, compartiendo pantalla con frecuencia en el cine. El guión de “Cara a cara” estaba pensado para que ellos dos la protagonizasen, pero al final no pudo ser.

Tiene mucha química con Jamie Lee Curtis, con lo que es desagradable ver que acabaron haciendo solo una película juntos. Con Jamie Lee Curtis en “Mentiras Arriesgadas” hizo las escenas más divertidas de su carrera.

Su película “El último gran héroe”, de ingenioso guión, es la gran sátira del cine de acción ochentero.

Títulos más famosos: Saga “Terminator”, “Conan el bárbaro”, “Desafío total”, “Mentiras arriesgadas”, “Depredador”, “Commando”, “El último gran héroe”, Saga “Los Mercenarios”, “Perseguido”…



CHUCK NORRIS



De escasos diálogos y gestualidad controlada, Chuck Norris acostumbra a ser un héroe serio e intimidante, y representa el arquetipo de héroe de acción del medio-Oeste americano (con contenido patriótico incluido), de valores tradicionales.

Su verdadero nombre es Carlos Ray Norris Jr., y tiene una imagen, con barba y estilo de vaquero es muy característica, así como su reputación de tipo duro, materializada en el siglo XXI en forma de una serie de chistes sobre su fuerza e invencibilidad (“no existe la teoría de la evolución, sino una serie de especies a las que Chuck Norris permite sobrevivir”, “Chuck Norris, el hombre cuya mirada es capaz de rallar el diamante”, y cosas por el estilo), de los cuales incluso él cuenta uno en “Los Mercenarios 2”, consciente de su entrañable figura entre los fans.

Como campeón de lucha muy galardonado en el mundo real, a Chuck Norris se le nota mucho que “sabe luchar de verdad”. En 1968 ganó el campeonato profesional mundial de peso medio de karate, y lo mantuvo durante seis años hasta su retirada en 1974. Ha estado también en el ejército, y ha sido nombrado miembro de honor de la Marina y los Texas Ranger. Tiene el 8º Grado de Cinturón Negro Gran Maestro en Taekwondo, además de ser cinturón negro en Judo, Ju-Jitsu brasileño y Tang Soo Doo. Inventó, como Bruce Lee, su propio estilo de lucha, el Chun kuk Do, combinando las técnicas que conocía. Y ha sido ampliamente elogiado y galardonado por revistas especializadas en artes marciales.

En el cine su movimiento más característico es la patada giratoria. Es tan contundente derrotando a los villanos, que cuando en una de sus películas David Carradine hizo el papel de malo, exigió no morir en pelea con Chuck Norris, así que en vez de eso cae en una gran explosión.

Al margen de la “leyenda” sobre su invulnerabilidad, o los chistes al respecto, lo cierto es que en el cine también las ha pasado canutas en ciertas situaciones, sea enfrentándose a personajes que lo sobrepasan con mucho (los superasesinos de “El héroe y el terror” y “Furia silenciosa”), o ha perdido peleas y ha estado a punto de morir apaleado, como en “Código de silencio”, aunque siempre acaba saliendo airoso (salvo en las raras veces que ha hecho de villano, que muere dignamente). Muchos de sus trabajos proceden de la productora Cannon (no famosa precisamente por la inmensa calidad de sus películas), aunque lo cierto es que las suyas y las de Charles Bronson son de lo mejor de la productora. Su película con mejor guión es “Código de silencio”, que en cierto momento iba a ser protagonizada por Clint Eastwood, aunque su saga más famosa es “Desaparecido en combate”.

No obstante, su pelea más icónica fue como villano, contra Bruce Lee en “El furor del dragón”, para la cual tuvo que ganar peso para intensificar el contraste visual con Bruce.

En los noventa gozó de una segunda juventud en su carrera con el éxito de la entretenida serie “Walker Texas Ranger”, que sigue recibiendo reposiciones.

Títulos más famosos: Saga “Desaparecido en combate”, “El furor del dragón”, “Código de silencio”, “Invasión USA”, serie “Walker Texas Ranger”, Saga “Los Mercenarios”, Saga “Delta Force”, “Los valientes visten de negro”, “McQuade Lobo Solitario”, “El templo del oro”….

JEAN-CLAUDE VAN DAMME



Recibe el alias de “los músculos de Bruselas”, y es ciertamente el actor belga más famoso (en un país que por lo demás, tiene a él y a Tintín como máximas exportaciones culturales). Sus personajes acostumbran a ser canadienses en el cine americano (para aprovechar su acento, pero que de todos modos sean americanos) y suele ser visto como “el guapo” entre los actores de cine de acción. De entre sus compañeros de generación es, además, el que más cómodo se encuentra en los papeles de villano. Y sus personajes acostumbran a tener hermanos gemelos, sean aliados o enemigos. Es casi delictivo ver que no hay una secuela de “Los Mercenarios” con el hermano de Van Damme intentando buscar venganza.

Ya entrado en años ha encontrado todo un filón con la autoparodia, sea en la película “JCVD” o en su divertidísima serie.

De entre los actores de acción occidentales, es de los más ágiles, con un estilo rico en patadas, con coreografías elaboradas y estilizadas, y con frecuencia vinculado al boxeo tailandés, y estilísticamente se encuentra a medio camino entre los actores musculosos de su generación, y las estrellas del cine asiático, más ágiles y flexibles.

Una situación muy común en sus películas es que en la pelea final tiende a perder y perder, recibiendo más que una estera frente a un enemigo aparentemente invencible, hasta que llegado a cierto punto remonta fuertemente y el enemigo “invencible” cae como un saco de patatas.

Entrena tres horas al día cuando no rueda (en tal caso, solo dos). Conoce diferentes estilos de karate, y el que habitualmente usa sería estilo libre, con toques de Karate Shoto Kan, Tae Kwon Do, Thai y KickBoxing (estos dos, obviamente, muy entroncados con sus películas)

Títulos más famosos: “Contacto sangriento”, “Kickboxer”, “Time Cop”, “Soldado universal”, “Street Fighter”, “Blanco Humano”, “Muerte súbita”, Saga “Los Mercenarios”….

BRUCE WILLIS



Procedente del mundo de la comedia antes del éxito de “La jungla de cristal”, Bruce Willis es más divertido y vulnerable que sus compañeros de acción ochenteros, destacando por su humor cínico y mordaz como mecanismo de defensa contra el peligro, y por el hecho de que suele encontrarse en situaciones de inferioridad numérica y logística contra sus enemigos, teniendo que “currárselo” mucho casi siempre. Y es con diferencia el héroe de acción ochentero más expresivo y gracioso.

Además, tiende a contar con villanos de mucho nivel (Alan Rickman, Jeremy Irons, John Travolta, etc…), que elevan mucho el nivel de sus cintas.

Cinematográficamente ha tocado casi todos los géneros posibles, pero siempre acaba volviendo a la acción, aunque por desgracia pasa una fase prolongada de aceptar casi cualquier papel que le ofrezcan.

En sus películas de acción cabe decir que los diálogos y su personalidad priman más que las coreografías de acción.
Recientemente, se atrevió hasta con un remake de “El justiciero de la ciudad” de Bronson.

Títulos más famosos: Saga “La jungla de cristal”, “Pulp Fiction”, “El protegido”, Saga “Los Mercenarios”, “El quinto elemento”, “El último boy scout”, Armageddon”…

CHARLES BRONSON



Su carrera se puede definir en dos mitades asimétricas. Hasta mediados de los setenta, hizo diversos papeles, en género variados, incluyendo películas de terror o comedias, aunque entonces ya tuvo muchos papeles de héroe, en general en westerns o películas policiacas. Sin embargo, todo cambió con “El justiciero de la ciudad” (iniciando una larga saga de cinco entregas a lo largo de tres décadas diferentes, en la que destaca la entretenidísima tercera parte de 1985, “El justiciero de la noche”).

Una vez estrenada en 1973 “El justiciero de la ciudad”, su éxito masivo le orientó definitivamente y de forma casi exclusiva a los papeles de héroe de acción, y este rol es el que define los elementos arquetípicos de los papeles de Bronson.

El elemento central de los personajes de Bronson suele ser la venganza. Es raro verlo sonreir en sus películas (salvo sardónicamente, alguna vez), y en general sus personajes están tan golpeados por la vida y han sufrido tantas pérdidas, que solo les queda la venganza como estilo de vida, ya sea en “Hasta que llegó su hora”, todas las películas que hizo del Justiciero (que básicamente es el Punisher sin la calavera en el pecho), o la mayor parte de sus cintas de acción posteriores, intensificándose su producción de cine de acción en los 80.

Su tendencia a la venganza fue (como no), parodiada en “Los Simpsons”, en el gag del pueblo de Bronson, donde todos los habitantes eran Bronson, incluso los niños.

Sus escenas de acción consisten principalmente en balas, balas y más balas. Básicamente se dedica a ejecutar a villanos que han sido tan cansinos y desagradables que se han ganado a pulso la muerte, así que allí llega Bronson, con su rostro imperturbable y sin emitir palabra, y les da lo suyo. De entre todos los héroes de acción, fácilmente Bronson es el que tiene la galería de villanos más antipáticos y menos carismáticos (salvo en papeles previos a los 70, pues por ejemplo “Hasta que llegó su hora” y “Los siete magníficos” contaban con unos estupendos Henry Fonda y El Wallach), y es que los personajes están concebidos así a propósito para empatizar más con el Justiciero. Él y Chuck Norris fueron los actores de cabecera de la Cannon.

En el videojuego “Street Fighter II” le hicieron un interesante homenaje a su película “El luchador”, pues varios de los escenarios coinciden con escenas en las que luchaba en dicha película. De hecho, en Japón el título de la película coincide con el del juego.

Falleció en 2003, aunque ya llevaba tiempo retirado.

Títulos más famosos: Saga “El justiciero de la ciudad”, “Hasta que llegó su hora”, “Fríamente, sin motivos personales”, “El guardaespaldas de la primera dama”, “El luchador”…

BUD SPENCER



Gordo y forzudo, lleno de carisma y simpatía, Bud Spencer tenía una presencia imponente con su gran tamaño que reforzaba el elemento cómico y entrañable de sus personajes.

Se hizo famoso en los 70, pero su carrera repartiendo tortazos se extiende cómodamente a los 80, y de forma más sosegada en los 90 y posteriormente, hasta su fallecimiento.

Acumula en su cine una serie de gags recurrentes, como su voracidad comiendo, o lo mucho que se entorpece en su camino algún personaje graciosete, que luego acaba siendo su aliado (en general, interpretado por Terence Hill, no siempre).
Tenía mucho talento con la comedia, aunque en general con gags más físicos, siendo sus diálogos y sus chistes menos frecuentes.

Antes de ser actor era nadador olímpico, y a ello se puede asociar su físico robusto, aunque luego engordase demasiado, algo que de hecho es parte de la esencia de su personaje.

En sus películas, Bud Spencer puede vencer a cualquier enemigo de sus películas con un solo puñetazo, aunque los más desafortunados acaban recibiendo combos de un par de golpes, o siendo lanzados por él. Si la pelea empezó porque estaba comiendo y le volcaron la mesa o le interrumpieron unos matones, es seguro que caerá algún combo contra tan molestos villanos.

Por lo demás, su estilo peleando es lento y estático, y sus cómicas peleas se caracterizan porque sus enemigos no tienen ni media posibilidad en combate contra él. A veces consiguen impactarle una o dos veces, pero eso sólo le hace enfadar. En ocasiones le rodean por decenas e intentan avasallarlo, pero solo logran que flexione los brazos y los aparte como moscas.

Solamente usa armas de fuego en “Le llamaban Trinidad” o cuando hace de policía (en esos casos, siempre es muy veloz y tiene buena puntería), pero rara vez las usa incluso allí. No suele matar a sus enemigos (le basta con derrotarlos muy humillantemente).

Títulos más famosos: Saga “Le llamaban Trinidad”, “Y si no, nos enfadamos”, Saga “Pies Grandes”, “También los ángeles comen judías”, “Par impar”, “Quien tiene un amigo, tiene un tesoro”…

DOLPH LUNDGREN



Muy alto, y algo/bastante inexpresivo, a veces Dolph Lundgren destaca más como villano que como héroe (Ivan Drago, por ejemplo, el papel que le hizo famoso), pero ha hecho decenas de papeles de héroe de acción.

Interpretó al Punisher en una de las mejores películas de la época oscura de Marvel, antes de que llegasen Sam Raimi y Bryan Singer, y fue capaz de dotar al Punisher de una mirada de loco y un aire de desgaste humano, unido a una fuerte voluntad, que convierten dicha película, pese a sus limitados valores de producción, en una de sus interpretaciones más cuidadas como héroe, junto a la del loco Gunnar de “Los Mercenarios”.

Está titulado como ingeniero químico en la vida real, algo que se parodiaba en “Los Mercenarios 2”. O en palabras de Dolph, “es más divertido ser actor que ingeniero químico”.

En acción, suele ser lento pero inexorable, su pelea con Jet Li en “Los Mercenarios” es la definición de diccionario de su técnica, pues intentar vencerlo suele ser como intentar demoler una montaña a puñetazos: o eres Rocky, o tarde o temprano te cansarás y la montaña te aplastará.

Títulos más famosos: “Rocky IV”, “Másters del Universo”, “Soldado Universal” “The Punisher (El Vengador)”, saga “Los Mercenarios”….


COLOR


PARTE II: HÉROES DE CINE FANTÁSTICO Y DE CIENCIA FICCIÓN

Se han hecho famosos como héroes en películas clásicas de corte más fantástico (sea en el espacio, en futuros apocalípticos o en fantasías de espionaje estilizado), pero lo cierto es que durante los ochenta y noventa la mayor parte de ellos también tuvieron su ración de cine de acción. Pero su diferenciado origen profesional, unido a, en algunos, una menor especialización en el género, es suficiente para clasificarlos en esta otra sección.

SEAN CONNERY



Bond, James Bond. Se hizo famoso en los 60 por su gran carisma y magnetismo interpretando al agente 007, un personaje que anticipaba muchos elementos narrativos del cine de superhéroes clásico (a su vez, los cómics de Stan Lee también se retroalimentaron del cine de Sean Connery).

Durante décadas, Sean Connery interpretó papeles de héroe de acción en el cine, e incluso llegó a recuperar a Bond en los 80, a cambio de un jugoso cheque. Incluso ya entrado en años, en los 90, siguió con el cine de acción, en “La Roca” (la mejor película de Michael Bay con aplastante diferencia, quizá la única realmente buena que tiene junto a la satírica “Dolor y dinero”), aunque durante bastante tiempo hizo películas de diferentes géneros, queriendo demostrar que no era solo James Bond, triunfando ampliamente en títulos como “Los intocables de Elliot Ness” o “El nombre de la rosa”.
También ha aparecido en varias películas de ciencia ficción y cine fantástico, y tristemente rechazó el papel de Gandalf en “El señor de los anillos” (aunque luego vino Ian McKellen a hacer un papel perfecto).

Títulos más famosos: Saga James Bond, “La Roca”, “Los inmortales”, “Los intocables de Elliot Ness”, “Atmósfera cero”, “Más fuerte que el odio”…

HARRISON FORD



Simpático y carismático, la saga “Star Wars” (en la que ha demostrado ser insustituible) le convirtió en una estrella de cine. Es un buen actor, versátil en cuanto a géneros cinematográficos, pero que siempre acaba volviendo al cine fantástico, de acción y de aventuras, gracias a haberse hecho famoso como Han Solo y consolidado como Indiana Jones.

La escena con el árabe del alfanje de “En busca del arca perdida” representaría bastante bien el estilo de Harrison Ford: en dicha escena, un árabe con una gran técnica se pone a hacer poses de combate con una espada frente a Indiana Jones (que viene de pelear con unos cuantos enemigos), alardeando. Cuando Indy se cansa de esperar, saca la pistola y le pega un tiro. Asunto resuelto, y además con un toque de humor ingenioso, y mostrando que tanto Han Solo como Indy, o cualquier otro de sus héroes, lo normal es que recurren más a la astucia que a la fuerza.

Y sí, tal y como fue concebida “La guerra de las galaxias”, Han Solo disparó primero a Greedo.

Títulos más famosos: Saga “Star Wars”, saga “Indiana Jones”, “Air Force One”, Saga “Los Mercenarios”, Saga Jack Ryan….



MEL GIBSON



Polémico actor y director, los personajes de Mel Gibson tienden a estar un poco locos, sean Martin Riggs o Mad Max.

Tiene sobradas capacidades cómicas, además de ser bastante excéntrico de verdad, habiendo protagonizado diversos escándalos personales, que a veces opacan (por desgracia) su carrera profesional. Como director es excelente.
No obstante, es razonable indicar que su mejor película como actor es “Braveheart”, en la que también demostró sus dotes de director.

En los últimos tiempos tiene más a interpretar villanos, habiendo luchado con Stallone (en “Los Mercenarios 3”) y con Danny Trejo, en la secuela de “Machete”, una película en la que su paródico personaje estaba a medio camino entre los villanos de Bond y el Dr. Doom/Darth Vader.

Títulos más famosos: Saga “Mad Max”, Saga “Arma Letal”, “Braveheart”, Saga “Los Mercenarios”…

KURT RUSSELL



Actor de cabecera de John Carpenter, Kurt Russell con frecuencia aparece en el cine de ciencia ficción, con toques de acción y apocalíptico. Destaca fuera de estos títulos por su simpatía, sea en comedias o en otros títulos de acción, puesto que en “Tango & Cash” era el contrapunto humorístico de Stallone.

También ha cultivado reincidentemente el western, en papeles heroicos, siendo que no es el género más comercial en la actualidad.

Kurt Russell en el cine suele ser un hombre de la calle, que se mete en líos que lo superan por mucho, como en “Golpe en la pequeña China”. A efectos interpretativos, en cambio, Snake Plissken, su personaje de “Rescate en Nueva York”, es posiblemente su personaje más interesante e influyente.

Interpretó al padre de Star-Lord en la secuela de “Guardianes de la Galaxia”. Irónicamente, si la película se hubiera hecho hace tres décadas, él habría sido la opción más idónea para dar vida al propio Star-Lord.

Títulos más famosos: Saga “Rescate en Nueva York”, “La Cosa”, “Golpe en la pequeña China”, “Tombstone, la leyenda de Wyatt Earp”, “Stargate”, “Soldier”, “Tango & Cash”, Saga “Fast & Furious”, “Sky High”, “Guardianes de la Galaxia “…

WESLEY SNIPES



Tan versátil en papeles de héroe como de villano, el carismático Wesley Snipes le dio a Marvel con “Blade” su primer éxito de taquilla.

Wesley Snipes pelea en el cine con una gran técnica. Conoce Capoeira, Kung Fu y Jiu-Jitsu, además de que es cinturón negro 5º Dan en karate y cinturón negro 2ª Dan en Hapkido, y todo ello se nota bastante en sus papeles de acción.
Títulos más famosos: Saga “Blade”, “Demolition Man”, Saga “Los Mercenarios”, “Pasajero 57”, “US Marshalls”…


COLOR


PARTE III: ARTISTAS MARCIALES ORIENTALES

Antes de Bruce Lee, el cine de acción oriental llevaba un camino muy diferenciado del occidental, haciendo las veces de compartimentos estancos y separados, sin vasos comunicantes. Bruce Lee lo cambió todo, dando entrada en occidente a un estilo diferente, y permitiendo que ambos territorios pudieran influenciarse recíprocamente, así como favoreciendo la difusión de los títulos de unos y otros en ambos mercados, puesto que el éxito de Bruce Lee en Estados Unidos permitió la importación de otras cintas semejantes, y de otras estrellas asiáticas, mientras que a su vez, con el tiempo favoreció la entrada de productos occidentales en mercados como China, que es hoy uno de los mayores consumidores mundiales de cine de superhéroes occidental. Pero eso es otra historia.

BRUCE LEE



Llamado el pequeño Dragón, Bruce Lee tuvo un paso fulgurante por la historia del cine, antes de su prematuro fallecimiento, siendo conocido como un artista marcial excepcional, que además llenaba la pantalla con su carisma.
También ejerció de guionista y director, aunque al principio le costó mucho encontrar su lugar en la industria del cine americana, pese a ser una estrella en Oriente, pues los productores no le veían en un papel protagonista (como mucho de secundario en “El avispón verde”, como Kato, consiguiendo que a partir de entonces el Avispón fuera considerado inútil en comparación con su guardaespaldas), o en papeles secundarios, de villano en “Marlowe, detective muy privado”, donde conseguía romper una bombilla de una lámpara en el techo de una patada, sin trucos (que James Garner venciera a Bruce Lee en esa peli es una especie de chiste de mal gusto, pero ya se sabe, los malos casi siempre pierden en el cine).

Protagonizó títulos en Oriente, que se convirtieron en éxitos mundiales, en cambio, pero hasta “Operación Dragón” no dio el salto definitivo a Occidente, aunque la muerte le alcanzase de forma temprana en 1973.

Tras su muerte, una legión de imitadores aparecieron, así como cierto remontaje de escenas póstumas intentando crear una película coherente (“Juego con la muerte”) que incluso recurrió a trucajes como una careta de cartón de Bruce Lee para una escena (!).

Inventó el Jeet Kune Do, su propio estilo de lucha, que combina el Wingchun con elementos de Tangsudo, judo, kickboxing e incluso movimientos extraídos de influencias occidentales (boxeo, esgrima, lucha grecorromana), con el fin de dar vida a un estilo de lucha fluido e imprevisible, frente a la limitación de los estilos tradicionales. Lo aplica en sus películas.

Era un luchador único, con una técnica exquisita, encadenando una patada tras otra como si volara.

En las películas nunca usa armas de fuego (sus personajes las desprecian y las consideran innobles), pero sí armas arrojadizas, nunchakus y otras armas de corto alcance, aunque solo durante cortos periodos de tiempo. El propio Bruce Lee ya era un arma.

Su mejor escena de acción en el cine es su épica pelea con Chuck Norris en “El furor del dragón”.
Títulos más famosos: “Operación Dragón”, “El furor del dragón”, “Furia oriental”, “Karate a muerte en Bangkok” y fragmentos de “Juego con la muerte”.



SONNY CHIBA



El japonés Shinichi Chiba, Sonny Chiba, se convirtió en la mayor estrella de artes marciales de Japón en los 70 y 80, alternando las películas de acción con otras de temática fantástica. Se hizo famoso al año siguiente de fallecer Bruce Lee, pero con un estilo radicalmente diferente, como el villano/antihéroe Takuma Tsurugi en “The street fighter”.

Tsurugi es un personaje corrupto y brutal, que vive en un mundo incluso más corrupto que él mismo. Mercenario y asesino al mejor postor, carece de escrúpulos, pero sin embargo no soporta la traición, y en sus películas siempre aparece algún estúpido que intenta jugársela, desencadenando su venganza, que siempre es brutalmente sangrienta.

Quentin Tarantino es un gran admirador suyo, y le dio un papel en “Kill Bill”, además de menciones de fervorosa admiración en el guión de “Amor a quemarropa”. De hecho, considerando las características argumentales del mundo de “Kill Bill”, podría transcurrir en la misma continuidad que las de Tsurugi, y de hecho Takuma Tsurugi y Beatrix Kiddo fácilmente podrían ser amigos (o al menos respetarse), salvo claro, que alguien le pagara a Tsurugi por intentar matarla.

La mayor parte de personajes de Sonny Chiba están cortados por el patrón de su saga más famosa.

Su estilo de lucha consiste en Kyokushinkai principalmente, aunque al margen de la técnica que use, debe recalcarse que si hay algo que destaca en su manera de proceder es su extrema brutalidad y crueldad tratando a los villanos (que en sus películas se ganan a pulso la brutalidad recibida).

Tsurugi se mueve con extrema violencia, y si muchos héroes de acción se limitan a neutralizar al enemigo, en cambio Tsurugi intenta hacer el máximo daño siempre, sea triturando huesos, arrancando ojos o gargantas, o empalando al enemigo.

Tiene un sentido del humor bastante negro, y un concepto del ojo por ojo muy literal. En la primera película de la saga “Street Fighter” una de las escenas más bizarras es cuando, a lo “Sin City”, castra con sus manos a un violador al que pilla con las manos en la masa.

Títulos más famosos: Saga “Street Fighter” (no confundir con los juegos de Capcom), “Kill Bill”, “La máquina de matar”, “Golgo 13”, “La leyenda del octavo samurái”…

CHOW YUN FAT



Se hizo famoso de la mano de John Woo, convirtiéndose en una estrella del cine de Hong Kong que dio el salto a América. Con sus habituales gafas oscuras y su gabardina, tenía una presencia memorable, y aunque sigue siendo una estrella, su presencia se ha diluido un poco, y quizá podría decirse que no acabó de conquistar Hollywood, pese a aparecer en superproducciones como “Ana y el rey” o “Piratas del Caribe”. No obstante, en Hong Kong sigue siendo un actor muy galardonado y respetado.

Ha entrenado varios estilos de Kung Fu, pero no es experto en ninguno, aunque podría interpretar a un maestro de forma creíble. La mayor parte de sus escenas de acción giran en torno a tiroteos, sobre todo con John Woo, de memorables coreografías.

Títulos más famosos: “Hard Boiled (Hervidero)”, Saga “A Better Tomorrow”, “The Killer”, “Tigre y dragón”, “Asesinos de reemplazo”….

JACKIE CHAN



Destaca por sus papeles cómicos, hasta el punto de que muchas de sus películas son tan comedias como cintas de acción.

Pelea de forma diferente a Bruce Lee, intencionadamente como si su personaje fuera más “de la calle”, con los brazos pegados al cuerpo para protegerse las costillas, y de forma tensa en vez de relajada. Hace sus propias escenas de riesgo, y se ha lesionado múltiples veces, siendo incluídas varias de ellas en los títulos de crédito finales de sus películas junta a las tomas falsas.

Títulos más famosos: “El mono borracho en el ojo del tigre”, Saga “Hora Punta”, “El poder del talismán”, “El esmoquin”, “Los supercamorristas”, “Furia oriental 2”, “La serpiente a la sombra del águila”….

JET LI



Li Lian Jie, Jet Li, es el actor asiático con mejores coreografías de acción de los 80 y 90, aunque muchas de ellas dependen de cables para dar saltos imposibles. En la saga “Érase una vez en China” alcanza la cima en cuanto a escenas de combate espectaculares.

Practica Wu Shu desde muy pequeño y conoce diversos estilos de lucha.

Consiguió dar el salto al cine americano con más solidez que otros actores de su generación, en parte por ser más receptivo a aceptar papeles de villano, y compartió varios títulos con Jason Statham, aunque sus películas americanas no son tan redondas como las orientales.

Títulos más famosos: Saga “Érase una vez en China”, “Danny the dog”, “El único”, Saga “Los Mercenarios”, “Arma Letal 4”…

DAVID CARRADINE



Se hizo famoso con la serie “Kung Fu”, que en un principio debería haber protagonizado Bruce Lee, aunque los productores prefirieron no tener a un asiático, pese a que lo lógico es que el papel lo interpretase uno. Absurdos aparte, lo cierto es que su trabajo fue excelente y le ayudó a convertirse en estrella y gozar de gran popularidad.

Tras este papel, hizo muchos parecidos, en papeles de acción y de artes marciales, aunque en títulos con calidad progresivamente decreciente, hasta que Tarantino lo rescató para “Kill Bill”.

A título de curiosidad, volvió a juntar su camino con la obra de Bruce Lee, cuando apareció en varios papeles en “El círculo de hierro”, que se basa en un guión de Bruce Lee, además de que Brandon Lee, hijo de Bruce Lee, debutó con él.
Su papel en “Kill Bill”, aunque fuera de villano, resultó un homenaje absoluto a su carrera.

Títulos más famosos: “Kung Fu”, “El círculo de hierro”, “Kill Bill”, “El huevo de la serpiente”, “McQuade, Lobo solitario”, “El gran Stan, el matón de la prisión”, “La carrera de la muerte del año 2000”.

BRANDON LEE



Prematuramente fallecido en un extraño accidente, el hijo de Bruce Lee demostró ser un digno sucesor de su padre, especializándose en el cine de acción y artes marciales, y falleciendo en la cima de su popularidad con “El cuervo”.
Títulos más famosos: “El cuervo”, “Rapid Fire”, “Kung fu: La película”, “Kung fu: La próxima generación”, “Little Tokio: Ataque Frontal”, “Laser Mission”… 


COLOR


PARTE IV: HÉROES CLÁSICOS DE WESTERN

El western fue uno de los primeros géneros en consolidar su potencial taquillero, en tiempos del cine mudo, produciendo una serie de estrellas que encajan con los patrones de estrellas del cine de acción, y que se especializaron en repetir papeles de héroe de western, aunque con el tiempo progresivamente el género dejase de ser comercial.

Hasta los años sesenta, el western tendía a dar una visión idealizada de los acontecimientos históricos que relataba, destacando las películas dirigidas por John Ford y protagonizadas por John Wayne. Pero en los 60 y 70 se consolida un estilo de western desmitificado, de directores europeos como Sergio Leone, poblado por antihéroes (de los que Clint Eastwood es su mayor exponente) y villanos, y que gira en torno a las escenas de violencia, aunque John Wayne continúa protagonizando westerns de corte clásico.

JOHN WAYNE



La mayor estrella del Western clásico,en su lápida pone “feo, fuerte y formal”, y eso en buena medida describiría al John Wayne del cine. De considerable estatura y físico robusto (aunque barriga cervecera, muy característica de sus personajes, en general muy aficionados al alcohol y las peleas de bar), John Wayne es el arquetipo de héroe patriótico clásico del cine americano, en papeles de cine bélico y western, aunque también tenga un puñado de papeles de policía.
Sus personajes no son moralmente perfectos (en general borrachines y violentos), pero destacan por unos valores morales tradicionales y por ayudar a los débiles, en un mundo que consideran torcido e imperfecto, y que se esfuerzan por mejorar. John Wayne tenía un código moral que determinaba qué podían hacer o no sus personajes, y le disgustaban los westerns europeos, por ser sus personajes “demasiado violentos y amorales”. Cuando en una de sus películas le dijeron que debía disparar a un enemigo por la espalda, se negó y dijo “pídeselo a Clint Eastwood”. Pese a la rivalidad y antipatía que tenía John Wayne por Clint Eastwood, lo cierto es que políticamente estaban en el mismo ámbito ideológico, e incluso personalmente no eran muy diferentes.

Muy comprometido con su trabajo, financió de su bolsillo “El Álamo”, que también dirigió, dado que la consideraba una historia muy inspiracional y quería cuidar hasta el último detalle al trasladar los hechos reales a la pantalla. Le dolió mucho que no reconociesen los méritos de la película en los Óscar, aunque su triunfo con “Valor de ley” le sirvió de revancha.

Tenía mucha química con Maureen O´Hara, y apareció con ella en múltiples títulos. De hecho, viendo su biografía, podría decirse que en el mundo real se llevaba mejor con ella que con cualquiera de las esposas que tuvo.

Títulos más famosos: “El hombre tranquilo”, “Valor de ley”, “El gran Jack”, “Los comancheros”, “Centauros del desierto”, “El Álamo”, “El hombre que mató a LibertyValance”, “El último pistolero”….

CLINT EASTWOOD



Gran actor y director, Clint Eastwood tiene una carrera larguísima en la que ha tocado todos los géneros (incluso el terror, de joven), pero en la que prima su imagen de tipo duro.

Se hizo famoso en Europa con sus westerns para Sergio Leone, y en América con “Harry el sucio”, en la que interpretaba al brutal y carismático inspector de policía Harry Callahan, famosos por sus métodos extremos.

También destaca la extrema chulería carismática de sus personajes, ricos en diálogos memorables en los que demuestran confianza y mordacidad, en especial en la mítica “El sargento de hierro”, donde todas sus frases son para enmarcarlas.
Es también frecuente verlo en el cine en peleas de puñetazos (incluso la saga del orangután Clyde que hizo gira en torno a este tipo de peleas), pero resulta más icónico con su espectacular Magnum de las películas de Harry el sucio, en las que resulta memorable su manera de vencer y ejecutar a los villanos más viles y despreciables, de la forma más carismática, satisfactoria y memorable posible.

La excelente “Gran Torino” resulta de muchas maneras, incluyendo por el simbolismo de su final, el colofón de su carrera de héroe y protagonista.

Títulos más famosos: La trilogía del dólar, “El sargento de hierro”, “Infierno de cobardes”, “Los violentos de Kelly”, “Gran Torino”….



STEVE McQUEEN



Una leyenda de Hollywood, Steve McQueen fue uno de los tipos más duros y carismáticos de su generación, con incursiones en el cine policiaco, en la acción, el bélico, o el western, en el que coprotagonizó la mítica “Los 7 magníficos”.

Mientras que sus peleas y tiroteos no suele tener demasiadas complicaciones estilísticas, siendo más importante su personalidad, en cambio cuando lanza la casa por la ventana es en las escenas de acción relacionadas con la conducción, sea de coches o motos, en tiroteos y persecuciones al volante lo da todo. En el mundo real, le encantaba el mundo del motor, y eso se nota en las películas, donde hacía sus propias escenas de riesgo al volante, visualmente muy espectaculares y elaboradas.

Tomó clases de artes marciales del mismísimo Bruce Lee.

Títulos más famosos: “La gran evasión”, “Bullit”, “Cazador a sueldo”, “Los siete magníficos”….

YUL BRYNNER



Con decenas de papeles de héroe en western, cine épico y de espías, Yul Brynner era una figura muy carismática del Hollywood clásico. Su papel más famoso es el de “Los 7 magníficos”, aunque como villano tuvo un par de papeles muy recordados, ya fuera como Ramsés en “Los diez mandamientos”, o en cierto modo parodiando a sus héroes de western en “Almas de metal”.

Destaca por su aspecto étnico, en el sentido de resultar creíble en múltiples nacionalidades y etnias diferentes, dado sus rasgos faciales. Podía ser tan convincente como americano, indio, siamés o ruso, sin desentonar en el papel, con una mínima caracterización.

Títulos más famosos”: Saga “Los siete magníficos”, “Almas de Metal”, “Los diez mandamientos”, “Los hermanos Karamanzov”, “Salomón y la reina de Saba”, “Taras Bulba”, “Nueva York, año 2012”, “El serpiente”, “El oro de nadie”…

FRANCO NERO



Se hizo famoso por su papel en la icónica “Django”, el segundo gran éxito del spaghetti western, tras el de Clint Eastwood en “Por un puñado de dólares”.

Protagonizó múltiples westerns, pero también apareció en diversos títulos policiacos y thrillers.

El propio Tarantino lo llamó para que hiciera un cameo en su “Django desencadenado”, cuando estaba medio retirado, aunque había tenido tiempo para interpretar al villano de la segunda parte de “La jungla de cristal”:
Títulos más famosos: “Django”, “Los compañeros”, “La justicia del ninja”, “Colmillo Blanco”, “Django desencadenado”, “John Wick 2”…

LEE VAN CLEEF



Aunque su papel más famoso es el de villano en “El bueno, el feo y el malo”, el papel que le puso en el mapa fue el del Coronel Mortimer en “La muerte tenía un precio”, junto a Clint Eastwood, en el que tenía un personaje heroico, buscando vengar a su hija. Acabada la trilogía del dólar de Sergio Leone, protagonizó decenas de westerns, siendo muy poco frecuente que volviera a hacer papeles de villano.

También hizo diversos títulos de acción y artes marciales, compartiendo cartel con actores míticos como Chuck Norris y David Carradine.

Títulos más famosos: “La muerte tenía un precio”, “El bueno, el feo y el malo”, “1997: Rescate en Nueva York”, “El halcón y la presa”, “Capitán Apache”, “Duelo final”, “El desafío de los siete magníficos”, “El hombre de Río Malo”….

ROBERT MITCHUM



Es curioso que los dos papeles más memorables de Robert Mitchum fuesen como villano (en “El cabo del terror” y “La noche del cazador”), puesto que fuera de allí tuvo infinidad de papeles de héroe, fuese en el western (en decenas de ocasiones, incluyendo la genial “El Dorado”), en policiaco, bélico o cine negro.

Una de las mejores anécdotas de Robert Mitchum (que parece sacada de una peli de acción ochentera), sería durante el rodaje de la película de cine negro “Cara de ángel”. En ella, el director Otto Preminger (famoso por su rudeza y mala actitud en los rodajes), le pidió a Robert Mitchum que hiciera una escena en la que debía golpear a la villana, encarnada por Jean Simmons, pero le dio la instrucción de que le pegara a la actriz de verdad, y más fuerte en cada sucesiva toma. Y no era broma, pues encajaba muy bien esta orden en el rango de personalidad del director. Robert Mitchum, perplejo, reaccionó acercándose a Preminger, dándole un buen puñetazo, y preguntándole si “así era como quería que lo hiciera”. Obviamente, Otto Preminger no le volvió a pedir que golpeara a la actriz de verdad, aunque no escarmentó, puesto que una década después fue contratado para la serie de Adam West cuando George Sanders no pudo recuperar su papel por cuestiones de agenda, y Preminger logró ser odiado por todos los miembros del rodaje por su grosería, incluyendo al tranquilo y afable Adam West, siendo fulminantemente despedido y no recuperando al personaje cuando volvió a aparecer. Se ve que habrían necesitado contratar para ese episodio también a Robert Mitchum…
Títulos más famosos: “La noche del cazador”, “El cabo del terror”, “El Dorado”, “Río sin retorno”, “Adiós, muñeca”, “El día más largo”, “El póker de la muerte”, “El gran sueño”…

GARY COOPER



Su mejor papel es el de “Solo ante el peligro”, pero en su vida tuvo decenas de papeles de western, bélico y de aventuras, ofreciendo magníficas interpretaciones en todos ellos. Aunque como actor, sus mejores papeles fueron fuera de dichos géneros, a las órdenes de Ernst Lubitsch y Frank Capra.

Títulos más famosos: “Solo ante el peligro”, “El sargento York”, “Los inconquistables”, “El forastero”, “El árbol del ahorcado”, “Beau Geste”, “El árbol del ahorcado”, “Las aventuras de Marco Polo”, “Llegaron a cordura”, “Adiós a las armas”, “El vaquero y la dama”…


COLOR


PARTE V: HÉROES ÉPICOS CLÁSICOS

En los comienzos del cine, el fantástico y el épico ya hicieron aparición, con héroes de capa y espada que gozaron de gran aceptación popular.

Muchos de estos personajes tienen procedencia literaria, histórica o incluso mitológica, de obras tan diversas como “Los tres mosqueteros” o “Las mil y una noches”.

Aunque el interés por este arquetipo de héroe ha decaído, siempre tiene algún resurgimiento, ya sea en títulos como “La princesa prometida”, o en nuevas versiones de iconos como el Zorro.

DOUGLAS FAIRBANKS



Rasgos distintivos: El primer héroe de acción del Hollywood silente, sus películas de cine mudo son todo un derroche de imaginación y talento, aderezadas por la desbordante simpatía de Fairbanks, que demuestra además la agilidad de un atleta, haciendo sin trucos ni dobles coreografías aparentemente imposibles.

Sus papeles son principalmente de capa y espada, y sus escenas de acción lidian más en torno a su agilidad que a su brutalidad venciendo enemigos, pero tampoco le tiembla el pulso precisamente matando a los malos. El hecho de que casi todas sus películas sean de época condiciona mucho el tipo de acción que contienen.

Su hijo intentó seguir su estela y se quedó a medio camino, al no tener el carisma de su padre.

Títulos más famosos: “El ladrón de Bagdad”, “Robin Hood”, “Los tres mosqueteros”, “El pirata negro”…

STEVE REEVES



Rasgos distintivos: Era el Arnold Schwarzenegger de su generación. En su momento fue Mister Universo, y eso le abrió las puertas del cine con el papel de Hércules. A diferencia de muchos otros forzudos que inundaron el péplum italiano antes del estallido del spaghetti western, Steve Reeves tenía carisma y simpatía, además de músculos.

Hacía sus escenas de acción casi siempre él mismo porque era difícil encontrar dobles eficaces, y se lesionó permanentemente en el rodaje “La guerra de Troya”, pero pese a ello siguió trabajando. Incluso se atrevió a hacer una secuela a Kubrick con “El hijo de Espartaco” (sí, en los 60 las secuelas italianas de éxitos americanos ya existían).

En la película “The Rocky Horror Picture Show” hay un gag sobre sus músculos, que extrañamente el DVD y el Blu-Ray españoles omiten en sus subtítulos. A su vez, el doblaje atroz de sus películas en Estados Unidos (a diferencia de en España, donde tenía al doblador de Errol Flynn) propició un gag en la segunda parte de “Elvira” donde había un personaje parodiándolo, incluso hasta llevando su barba (y por supuesto, Elvira quería llevárselo al huerto).

Su estilo de lucha en el cine se basa siempre en su fuerza y su tamaño, es como ver al alcalde Haggar pelear en los “Final Fight”, siendo frecuente verle lanzar a enemigos por encima de su cabeza, o aporrearlos con garrotes.

Títulos más famosos: “Hércules”, “La guerra de Troya”, “Los últimos días de Pompeya”, “Rómulo y Remo”, “El ladrón de Bagdad”, “El terror de los bárbaros”, “La batalla de Maratón”….



CHARLTON HESTON



En papeles de cine histórico y épico es un nombre imprescindible, tras su gran éxito en la multipremiada “Ben-Hur”, cuya escena de la carrera de cuadrigas es todo un prodigio cinematográfico.

Otro gran personaje suyo es el de “El Cid”, posiblemente la mejor película jamás firmada sobre la historia de España, a falta de que Kirk Douglas hubiera hecho la película sobre Cortés que tantas ganas tenía.

También apareció en el cine de ciencia ficción muy reiteradamente en los 70, con papelones en “El planeta de los simios” y “El último hombre vivo”.

En “Mentiras Arriesgadas” tiene un papel-homenaje, en el que básicamente interpreta a Nick Furia, sin que su personaje se llame así.

Títulos más famosos: “Ben-Hur”, “El Cid”, “Espartaco”, “Los diez mandamientos”, “El planeta de los simios”, “El último hombre vivo”, “Terremoto”, “Mentiras Arriesgadas”….

KIRK DOUGLAS



Una leyenda viviente de Hollywood, Kirk Douglas interpretó durante décadas papeles de héroes carismáticos, simpáticos y por lo general, bastante sinvergüenzas, participando en títulos de cine épico, western, ciencia ficción, bélico y policiaco, casi siempre como el héroe del relato, aunque en “El día de los tramposos” tuvo el papel de villano (de “Cáctus Jack” mejor no hablamos).

Pero su papel más legendario es el de “Espartaco”, una de las muchas obras maestras de Kubrick, que bien podría haberle valido un Oscar.

Hacia el final de su carrera en activo, tuvo ocasión de protagonizar uno de los mejores episodios de “Historias de la cripta”, de temática bélica.

Títulos más famosos: “Espartaco”, “20.000 leguas de viaje submarino”, “Los vikingos”, “Senderos de gloria”, “El último tren de Gun Hill”, “Los héroes de Telemark”, “El final de la cuenta atrás”…

TYRONE POWER



Su versión del Zorro fue la mejor desde Douglas Fairbanks, siendo su duelo a espada con Basil Rathbone la escena cumbre de la película, aunque ocurra a mitad de ésta.

El Zorro le abrió las puertas al cine de aventuras, de espadachines y piratas. No obstante, su mejor película es “Testigo de cargo”, aunque gracias a los papelones de Charles Laughton y Elsa Lanchester.

Falleció de un infarto fulminante durante el rodaje de “Salomón y la reina de Saba”, siendo reemplazado por Yul Brynner.
Títulos más famosos: “El signo del Zorro”, “Capitán de Castilla”, “Sangre y arena”, “El cisne negro”, “La rosa negra”, “El príncipe de los zorros”…

ERROL FLYNN



El relevo generacional de Douglas Fairbanks, tras hacerse famoso como Robin Hood, hizo de decenas de títulos de acción y aventuras, haciendo papeles de pirata, soldado, espadachín, marino o mercenario. Continuó en estos papeles incluso cuando estaba ya fuera de forma física para ello, hacia el final de su carrera.

Su picaresca en la vida real ha dejado un montón de anécdotas entre divertidas y extrañas.

A su vez, puede decirse sobre su compañero de reparto Basil Rathbone, que habiendo luchado a espada y muerto a manos de Errol Flynn como Robin Hood y de Tyrone Power como el Zorro, sin embargo, interpretativamente Basil Rathbone venció a ambos con solvencia.

Títulos más famosos: “Robin de los Bosques”, “Murieron con las botas puestas”, “El capitán Blood”, “Objetivo Birmania”, “El príncipe y el mendigo”, “El burlador de Castilla”….

JOHNNY WEISSMÜLLER



El mejor Tarzán del cine, con su simpatía definió para siempre los rasgos cinematográficos del rey de la selva. Antes de actor, era un campeón olímpico de natación, y de hecho en sus películas de Tarzán siempre hay intencionadamente escenas de agua.

Sus películas sobre el personaje (ni más ni menos que una docena) son puro entretenimiento, aunque desgraciadamente la segunda mitad de la saga, sin Maureen O´Sullivan como Jane, no tiene el nivel de la primera mitad, destacando títulos como “Tarzán y su compañera”, “Tarzán y su hijo” o “Tarzán en Nueva York”, mientras que de la segunda mitad de la saga como mucho sería memorable, en vez de meramente funcional, “El triunfo de Tarzán, con una escena, en la que los nazis invaden su selva, y él va camuflándose en la vegetación y eliminándolos uno a uno, que a lo largo de las décadas ha sido muy referenciada en el cine de acción, incluyendo en la saga de Rambo.

De la saga de Tarzán cabe recomendar especialmente como curiosidad inesperada la segunda, “Tarzán y su compañera”, que en su momento fue muy polémica por sus escenas de violencia cruenta, y su contenido sexual. Y sí, es de los años 30.

Títulos más famosos: Saga “Tarzán”, Saga “Jim de la selva”.

ANTONIO BANDERAS



Ya sea en las películas del Zorro, la saga del Mariachi o la saga de “Shreck”, incluyendo su spin-off (donde está muy divertido como el Gato con Botas), casi toda la filmografía americana de Antonio Banderas pasa por tener una espada o una pistola en la mano, siendo además el último actor en cultivar con relativa regularidad el cine de aventuras de corte más clásico en Hollywood.

Ello le hizo acreedor de su papelito en “Los Mercenarios 3”, en la que su charlatán personaje era de lo mejor de la entrega más floja de la saga de Stallone.

Títulos más famosos: “La máscara del Zorro”, “Desperado”, “Asesinos”, Saga “Spy Kids”, “El gato con botas”, ”El guerrero número 13”, “Security”, “The Code”, “Los Mercenarios 3”….


COLOR


PARTE VI: HEROINAS DE ACCIÓN

Hay pocas actrices que hayan dedicado su carrera a esta clase de papeles. De hecho, hay muchas actrices que han interpretado el papel pero que apenas lo han hecho una o dos veces: por ejemplo y sorprendentemente, Linda Hamilton tiene como papel de heroína de acción prácticamente solo “Terminator 2” o su secuela tardía (en la primera era más víctima perseguida que heroína), mientras que Geena Davis un par de veces (“Memoria Letal”, “La isla de las cabezas cortadas”), Chloe Grace-Moretz con el mismo personaje dos veces en “Kick-Ass”, Sharon Stone (“Rápida y mortal”), Salma Hayek… Todas con buenos papeles. También hay otras actrices que han intepretado estos roles, pero con resultados de mediocres a malos (o en otras palabras, hay que esforzarse para actuar peor que Pamela Anderson en “Barb Wire”).

Sin embargo, las líneas siguientes recogen las actrices que se han vinculado a estos roles en sus carreras, aunque sea con un papel principal, y otros menores, con frecuencia con guiños a su gran papel. Y todo ello, obviamente, sin demérito para Linda Hamilton, Sharon Stone, Chloe Grace-Moretz, Geena Davis o Salma Hayek.

SIGOURNEY WEAVER



Se hizo famosa con “Alien”, pero fue en la secuela, “Aliens”, donde consiguió su estatus de heroína de acción, haciendo tras ello un par de secuelas más. En la cuarta parte de la saga su personaje incluso adquiría poderes sobrehumanos, por obra y gracia de la ingeniería genética.

Como personaje protagonista en las películas de “Alien”, la Ellen Ripley de Sigourney Weaver destaca por su vulnerabilidad. Esto no quiere decir que sea frágil e indefensa, sino más bien que saca fuerza de la flaqueza, cuando es necesario, como en el rescate del final de “Aliens”, siendo su elemento principal la gran valentía que demuestra su personaje. Porque con su valentía pese a las dificultades que afronta, su Ellen Ripley es básicamente la plantilla para todas las heroínas de acción posteriores, y el mayor exponente de este arquetipo.

A lo largo de su carrera, ha hecho muchos guiños a “Alien” en títulos de ciencia ficción, como “La cabaña en el bosque”, “Paul” o “Space Quest”, y hasta en cierto modo en “Avatar” y “Chappie”. También tiene papeles secundarios y alimenticios en películas de acción menores como “La fría luz el día”, “En el punto de mira” o “Sin salida”.

Títulos más famosos: Saga “Alien”

UMA THURMAN



La musa de Quentin Tarantino, ha hecho sus mejores papeles en colaboración con él, destacando el muy violento díptico de “Kill Bill” en el que, rindiendo homenaje a infinidad de películas clásicas. Uma ya había tenido papeles de acción y venturas antes y después, generalmente en películas discretitas como “Paycheck”, “Los Vengadores” (1998), es decir la de Peel y Steed, no la de Marvel, “Robin Hood el magnífico”, o bien la comedia “Mi super exnovia”.

Pero es con este papel, el de Beatrix Kiddo, con el que se consagra definitivamente en la historia del cine como heroína de acción.

Títulos más famosos: “Kill Bill”



LUCY LAWLESS



Se hizo famosa por su carismático papel en la serie “Xena, la princesa guerrera”, que resultó muy rompedor y refrescante en su momento. Aunque ha paseado este tipo de papeles en algunas películas de serie B olvidables, es en general en la pequeña pantalla donde dejó su huella imperecedera, repitiendo el arquetipo en diversas series como “Último aviso”, e incluso de nuevo junto a Bruce Campbell en su reciente serie sobre Ash. No obstante, su identificación con esta clase de roles es tan grande que no debe olvidarse su mención.

Títulos más famosos: “Xena, la princesa guerrera” (serie, película animada, películas con episodios remontados, videojuegos…).

CHARLIZE THERON



Con ella pasa un poco como con Uma Thurman: Antes de su épico papel de la cuarta entrega de “Mad Max”, ya tenía unos cuantos papeles de heroína de acción, aunque en películas menores, y después tuvo unos cuantos más, empujada por el éxito de la excelente “Mad Max: Fury Road” (tiene “Atómica”, “Aeon Flux”, “Mil maneras de morder el polvo”, “Hancock”…)

Pero el papel que realmente la define es ése, en un título en el cual conseguía robarle la película al propio Mad Max, logrando que Max fuese un personaje secundario dentro de su propia saga (podría bromearse, diciendo que estas cosas no pasaban en tiempos de Mel Gibson).

Títulos más famosos: “Mad Max: Fury Road”.

MILLA JOVOVICH



Las mejores películas que ha hecho, con diferencia, han sido a las órdenes de Luc Besson, en “Juana de Arco”, pero sobre todo, en “El quinto elemento”.

Fuera de ahí, ha interpretado muchísimos papeles de heroína de acción, en el cine fantástico y de ciencia ficción, sea dentro o fuera de la saga “Resident Evil”, pero nunca al nivel de “El quinto elemento”.

Títulos más famosos: “El quinto elemento”, saga “Resident Evil”, “Juana de Arco”….

SCARLETT JOHANSSON



Su éxito en las películas de Marvel, donde intepreta a la Viuda Negra (personaje sin más poderes que su entrenamiento de espía y sus gadgets), la llevó a interpretar múltiples cintas de acción, siendo la actriz de su generación que más títulos de acción (entre acción convencional y superheroica) acumula en un escaso margen de tiempo, pareciendo que ni siquiera los tibios resultados económicos de su versión de “Ghost in the Shell” pueden ponerle freno.

Títulos más famosos: Universo Cinematográfico Marvel, “Lucy”, “Ghost in the Shell”, “La isla”, “Arac Attack”, “The Spirit”…


COLOR


PARTE VII: HÉROES DEL SIGLO XXI

JASON STATHAM



A muchos niveles, es el heredero natural de la corona del cine de acción. No sólo tiene una técnica excelente (conoce kickboxing, karate, kravmagá, jiu-jitsu y AMM, algo que demostró en la saga “Transporter”, sobre todo en la espectacular primera entrega, con sus muy imaginativas coreografías), sino que además tiene un gran carisma y en cierto modo la “bendición” de Sylvester Stallone, que ha escrito algún que otro guión para sus películas, y ha coprotagonizado títulos con él.

Incluso la tendencia de Statham de intercalar títulos de bajo presupuesto con otros de majors, y el hecho de que hasta cuando se sale del cine de acción, en cierto modo sigue interpretando el arquetipo de héroe de acción, hacen de él el máximo exponente del cine de acción de su generación.

Títulos más famosos: Saga “Transporter”, Saga “Los Mercenarios”, “Blitz”, “Safe”, “Meg”, Saga “The Mechanic”, “El protector”…

VIN DIESEL



Otro de los duros recientes de Hollywood, aunque su papel más lucrativo es el de Dom Toretto en “Fast & Furious”, repitiendo el arquetipo de héroe macarra en “Triple X”, pese a ello, personalmente quien escribe estas líneas, en vez de por dichas sagas, lo prefiere ampliamente por sus roles de ciencia ficción, sea como el delincuente intergaláctico reconvertido en antihéroe Richard B. Riddick, en el papel protagonista de la entrañable “El gigante de hierro”, o como el atípico superhéroe extraterrestre Groot.

Fue originalmente descubierto por el mismísimo Spielberg, por un corto que hizo, en el que escribía, dirigía y protagonizaba, lo que llevó que le diera un pequeño papel en “Salvar al soldado Ryan”.

Una de sus películas, “El último cazador de brujas”, es mejorable, pero conceptualmente reivindicable, pues viendo su argumento y estilo, encajaría en la misma continuidad que superhéroes como el Doctor Extraño, Zatanna o Hellboy.
Títulos más famosos: Saga “Fast & Furious”, Saga “xXx”, Saga Riddick, Saga “Guardianes de la galaxia”, “El gigante de hierro”, “Un canguro superduro”, “El último cazador de brujas”, “Salvar al soldado Ryan”, “Diablo”.

DWAYNE JOHNSON, THE ROCK



The Rock, procedente del mundo de la lucha profesional, lleva décadas paseando su simpatía por los blockbusters de Hollywood, repartiendo trompazos a todos los enemigos que se encuentra. En el cameo de Schwarzenegger en “El tesoro del Amazonas” parecía simbólicamente como si le cediera el testigo a él, y aunque sus películas nunca alcanzan el nivel de violencia de las de Chuache, sí comparten muchos otros recursos estilísticos, como un frecuente uso de one-liners.

Curiosamente, se muestra más cómodo en la comedia “pura” (vamos, en títulos cómicos, no solo en películas de acción con gags), que la mayor parte de actores de cine de acción.

Títulos más famosos: “Jumanji”, “Un espía y medio”, “San Andreas”, “Vaiana”, Saga “Fast & Furious”, “El tesoro del Amazonas”, “El rey escorpión”, “Rampage”, “G.I.Joe Retaliation”…



LIAM NEESON



Mucho antes de la saga “Venganza”, Liam Neesson ya iba vengándose de sus enemigos en la magnífica “Darkman” de Sam Raimi, en un papel de superhéroe gótico y terrorífico que simple y llanamente bordó. El paso de los años lo ha puesto en decenas de papeles de héroes de acción, aunque también tiene tiempo para papeles de villano (en los que no muestra sus mejores características, destacando mucho más como héroe) e incluso en películas de corte prestigioso y oscarizable como “La lista de Schindler”.

Títulos más famosos: “Darkman”, “Rob Roy”, “La lista de Schindler”, Saga “Venganza”, “Star Wars: Episodio I, la amenaza fantasma”, “El Equipo A”, “Infierno blanco”, “El pasajero”, “Sin identidad”, “Caminando entre tumbas”…


COLOR


PARTE VIII: SUPERHÉROES

En palabras de Stallone, los superhéroes fueron el meteorito que aniquiló a los dinosaurios del cine de acción. Él lo vio venir a finales de los ochenta, con el triunfo masivo de “Batman”, que demostró que el éxito del “Superman” de Richard Donner no fue un caso aislado.

Lo curioso de los superhéroes en el cine es que no revisten los rasgos del héroe de acción prototípico ochentero. De entrada muchos no son ni siquiera musculosos (con excepciones a cargo de por ejemplo Chris Hemsworth o Hugh Jackman), y destacan más por sus poderes o artilugios, que por su capacidad para el combate directo. Es decir, da la impresión de que en una pelea, Schwarzenegger y Stallone triturarían a Christopher Reeve y Robert Downey Jr., pero sin embargo, en cambio es lógico pensar que Iron Man y Superman vencerían sin esfuerzo a Rocky, Rambo, Conan y Terminator.

Del mismo modo, incluso cuando son personajes eminentemente físicos y luchan (Thor, Hulk, etc…), por lo general trabajan más los efectos especiales (por el tema de los poderes) que el propio actor, que es reservado para otras facetas del rol.

No obstante, no hay una dicotomía absoluta entre héroes de acción y superhéroes, sino que a la postre, acaban resultando roles diferentes pero equivalentes, de un modo u otro, cumpliendo la misma misión de maneras diferentes. El patriotismo y el optimismo de un Superman bien adaptado, por ejemplo, no es demasiado diferente del de un personaje de John Wayne.

Del mismo modo, la complicidad con el espectador, el deseo de ofrecer un relato emocionante y entretenido, sin complejos, y el sentido del humor, elementos propios del cine de acción ochentero, también son rasgos frecuentes del cómic de superhéroes, apreciándose a su vez en las películas de DC clásicas de los 80 y 90 (de Richard Donner y Tim Burton), o en las películas contemporáneas del Universo Cinematográfico de Marvel, que son las más taquilleras y exitosas del género superheroico de sus respectivas épocas, y no por casualidad, sino por saber conectar con el público sin pretenciosidad pero con calidad. En ese sentido, Stallone está bien próximo a Robert Downey Jr.

Interesantemente, el Punisher vendría a ser el eslabón perdido entre los superhéroes y los héroes de acción ochentero.

CHRISTOPHER REEVE



Rasgos distintivos: Su mejor rasgo como Superman es la inmensa honradez y honestidad que transmite en el papel. Christopher Reeve es Superman en la pantalla y fuera de ella (afrontando con gran entereza su trágica lesión medular).

Superman en las películas clásicas pelea poco, puesto que normalmente no hay enemigos a su altura, y si utilizara fuerza contra un ser humano normal, lo destrozaría. No obstante, alguna vez aparece supervillanos, y su pelea con el general Zod y los supercriminales de Krypton es icónica y muy divertida, además de ser totalmente fiel a la naturaleza del personaje (en escenas como cuando huye, tragándose el orgullo, para evitar que Zod y sus secuaces ataquen a ciudadanos inocentes). Para verla en su máxima expresión hay que ver, en todo caso, el montaje de Richard Donner de “Superman II”, que le da un millón de vueltas a la versión de Richard Lester.

Aunque intentó demostrar que tenía muchos más registros que Superman (incluso hizo el papel de asesino de niños en una película de terror), en general, los rasgos de Superman acaban permeándose al resto de sus roles, de un modo u otro. Aunque sea cuando en la comedia “Interferencias” su personaje tiene vértigo a un nivel bloqueante, algo irónico para alguien que interpretó al personaje volador más famoso.

Títulos más famosos: Saga “Superman”, “En algún lugar del tiempo”, “El pueblo de los malditos”, “La ventana indiscreta”, “Above Suspicion”, “Asesinato ritual”, Saga “Zorro Negro”…

MICHAEL KEATON



Mítico en su papel de Batman, lo interesante de Michael Keaton es que ni su estatura ni su musculatura sugieren el perfil de héroe de acción (de hecho, los músculos los lleva esculpidos el propio traje de Batman). No obstante, su interpretación resulta insuperable (solamente Kevin Conroy, en fidelidad y calidad está a su altura), transmitiendo toda la tristeza y el dolor del personaje, además de canalizar el Batman más violento y brutal, el de la Golden Age, tal y como fue creado el personaje, antes de que la censura lo “adamwestizase”.

El Batman de Michael Keaton trasmite mucho con la mirada, y es pura tenacidad, aplastando a los delincuentes que encuentra a su paso, dándoles ampliamente su merecido de forma inmisericorde. La escena en la que después de estrellarse la Batwing por el disparo del Joker, sale malherido y sangrando del interior, y aún así tiene el coraje y la entereza para escalar la catedral de Gotham, luchando piso a piso con los secuaces del Joker, representa bien su estilo. Un Batman que nunca se rinde, ni abandonaría su misión jamás.

Además, se enfrenta a villanos míticos e inolvidables, como la Catwoman de Michelle Pfeiffer o el Joker de Jack Nicholson, y sobrevive sin ser completamente eclipsado, pese a que son interpretaciones gigantescas, algo que dice mucho del buen hacer de Michael Keaton.

Fuera de Batman, lo que más tiene son papeles de villano o en dramas o comedias, pero aún así en títulos como “Un buen policía”, “Quicksand” o “American Assassin” tiene papeles de acción más “convencionales”. Además de la multipremiada autoparodia que se hizo en la cínica “Birdman”.

Títulos más famosos: Saga “Batman”, “Bitelchus”, “Birdman”, “Spiderman Homecoming”…



HUGH JACKMAN



Tras interpretar al personaje durante décadas, su nombre es sinónimo de Lobezno, aunque su aspecto no se corresponda del todo con el del cómic (que es un mínimo de veinte centímetros más bajito), aunque a efectos interpretativos es intocable, sobre todo en el título final del ciclo del mutante, “Logan”, al margen de los altibajos que hubiera en la saga.

Fuera de Lobezno, tiene papeles en cintas de acción (“Operación Swordfish”) o épico (“Los Miserables”) y hasta inclasificables marcianadas (“Van Helsing”), además de que se ha atrevido reiteradamente con papeles de villano, pero nada de esto evita que su nombre cinematográfico sea sinónimo de Logan.

Títulos más famosos: Saga “X-Men”.

ROBERT DOWNEY JR.



Hay dos fases en la carrera de este muy talentoso actor. Al principio era un actor de comedia, que consiguió dar el salto a producciones de prestigio, de todos los géneros (como “Chaplin”), y cuya carrera estaba siendo muy comercial. Entonces ocurrió el escándalo, y sus antecedentes parecería que acabarían con su carrera, hundiéndole y dejándole unos años en blanco, en los que fue despedido o se cayó de proyectos en curso.

No obstante, “Iron Man” le hizo resurgir de sus cenizas, con un personaje a su medida, repleto de carisma, ironía, arrogancia, cinismo y humor negro, así como con una vena oscura (viendo cómo empieza Tony Stark en su primera película, y su comportamiento, un empujoncito en otra dirección y habría sido un villano fácilmente), siendo una decisión de alto riesgo el contratarle, que demostró ser muy acertada.

El sarcástico Tony Stark, como superhéroe, fue un soplo de aire fresco al género, con sus agudos diálogos y sus puyas.

Con esta película convirtió a un personaje (que en las viñetas no era (por decirlo suavemente una de las estrellas de Marvel), en la piedra angular del universo cinematográfico más exitoso de su generación, subiendo su caché con cada película, hasta el punto de que sus últimas intervenciones como Iron Man parece que llegan incluso a superar el récord de salario en el cine de superhéroes del grandísimo Jack Nicholson por su genial Joker, pues si ya se llevó 50 millones por la primera entrega de “Los Vengadores”, o 10 por apenas 15 minutos de papel junto a Spiderman, en cambio sus ingresos a porcentaje por “Infinity War” podrían ascender a los 200 millones de dólares, frente a los 60 millones de Jack en 1989 (que deflactando serían unos 120 de ahora, o más, pues aún sigue recibiendo dinero por el personaje). No es de extrañar, porque cinematográficamente Robert es para Marvel la misma mina de oro que fue Jack para DC en los ochenta.

Tiene papeles de acción (que aprovechan al máximo su carisma), como la saga “Sherlock Holmes”, “Kiss Kiss Bang Bang”, la sátira cinematográfica “Tropic Thunder”, o de villano en “U.S. Marshall”, pero es Iron Man lo que le define cinematográficamente en el siglo XXI.

Títulos más famosos: Universo Cinematográfico Marvel, Saga “Sherlock Holmes”, “Kiss Kiss Bang Bang”…

BENEDICT CUMBERBATCH



Antes de interpretar a Stephen Strange, el Doctor Extraño, Benedict Cumberbatch se había hecho famoso por su papel de Sherlock Holmes en televisión, inteligente y arrogante, el cual también condiciona las características y rasgos de personalidad de su propio Doctor Extraño, o de otros de sus personajes en el cine comercial, como su Khan de “Star Trek” (el cual, de todos modos, no llega a ser tan icónico como el original de Ricardo Montalbán, la verdad sea dicha).

Sherlock Holmes aparte, su papel del Doctor Extraño, el Hechicero Supremo de Marvel, es muy fiel y hace justicia a uno de los mayores personajes de culto de Marvel, que sin jamás tener el nivel de popularidad en las viñetas de un Lobezno, siempre gozó de un sólido prestigio. Y Cumberbatch, siguiendo con la racha ganadora de Marvel, consiguió hacerlo comercial, y un éxito de crítica.

Los duelos mágicos del Doctor Extraño (que ya habían aparecido en cierto modo en “El cuervo” de Roger Corman, película que muestra que Vincent Price habría quedado genial como Stephen Strange, además de parecerse mucho) son uno de los platos fuertes de la película, pero algo que es muy fiel al cómic es que si Stephen logra salvar la Tierra de Dormammu, no es por su fuerza ni poder (Dormammu es básicamente omnipotente), sino por su valentía, ingenio y astucia.

También puede decirse que en “Infinity War”, él y Robert Downey Jr. son ampliamente lo mejor de la película. Un detalle curioso es que los guionistas de “Infinity War” comparan las escenas de Tony Stark con Stephen Strange, parecidos en personalidad y arrogancia, pero diferentes, con las de los hermanos Frasier y Niles Crane en la multipremiada “Frasier”, con lo que hay que elogiarles el gusto televisivo.

Títulos más famosos: Serie “Sherlock”, Universo Cinematográfico Marvel, Saga “Star Trek”….



RYAN REYNOLDS



Hablando de soplos de aire fresco, Ryan Reynolds dio la campanada con el papel de Deadpool, el mercenario bocazas, en una película irreverente y muy ácida que fue uno de los mayores éxitos (económicos y creativos) del cine de superhéroes de Fox.

Procedente del mundo de la comedia, la agilidad dialéctica de Ryan Reynolds y su personalidad real se filtran en el propio personaje de Wade Wilson, que le encanta, y por el cual luchó mucho para lograr una película tal y como quería, fiel al personaje original.

De “Linterna Verde” mejor no hablamos.

Títulos más famosos: Saga “Deadpool”.

GEORGE REEVES



El Superman televisivo de los años cincuenta, hizo un gran papel en su momento pese al hecho de que la serie, siendo sinceros, era bastante floja, con poco presupuesto, sin supervillanos (ni tan siquiera Lex Luthor, que podría ser barato de adaptar), ni amenazas reales en ningún momento, pero la gran dignidad que rebosaba George Reeves en el papel hacía que todo el conjunto funcionase, pese a que sin él la serie sería una completa catástrofe.

La tragedia es que George Reeves acabó sintiéndose atrapado en el papel de Superman, y siendo un actor mucho mejor que el material que le daban en televisión, se le encasilló y se le cerraron muchas puertas. Arrastró una fuerte depresión hasta su presunto suicidio, recogiéndose su vida en la interesante película “Hollywoodland”, en la que Ben Affleck le interpreta, papel por el que ganó la Copa Volpi del Festival de Cine de Venecia.

Por cierto, habría sido genial ver al Superman de George Reeve con el Batman de Adam West, enfrentándose al Joker de César Romero y a alguien como Telly Savalas en el papel de Lex Luthor. Toda una oportunidad perdida.
Papeles más famosos: Serie “Superman” y película “Superman and the mole men”.

ADAM WEST



Es fácil mirar con cinismo la serie de los sesenta de Adam West y su legado, pero lo cierto es que representando la “cara amable” de género superheroico, es bastante acertada como comedia, además de que no está exenta de valor irónico. Es una adaptación literal, e intencionadamente absurda, de la peor época de Batman en los cómics, que abarca los años 50 y principios de los 60. Lejos había quedado el Batman oscuro, gótico y violento de los comienzos de Bob Kane (al que Tim Burton acudió para restaurar la imagen oscura del personaje), y el Batman de Adam West refleja los cómics tontorrones posteriores al destrozo hecho por la censura del Doctor Wertham y el Comic Code.

Y jugando con sus propias limitaciones, la serie de Adam West es un producto hiperdivertido, autoparódico a rabiar, lleno de villanos carismáticamente incompetentes, incapaces de matar a una mosca, salvo excepciones como el Mr. Frío de George Sanders (el único villano serio en tres temporadas, y el único en matar a alguien de verdad, y con un plan que no implicaba robar cosas, sino humillar a Batman, secuestrarlo y torturarlo hasta la muerte), o el Egghead de Vincent Price, que es con diferencia el villano más inteligente e ingenioso de la serie (sin contar al Freeze de Sanders).

Dentro del circo de tres pistas que es la Gotham de Adam West, el héroe de la función es el personaje “serio”, con un punto de exagerada seriedad que casi alcanza la parodia shakespiriana, diciendo los diálogos más absurdos, disparatados e imposibles, con absurda cara de palo, dándole un tono único al personaje.

La serie tenía sus escenas de acción, muy divertidas, con gigantescas onomatopeyas acompañando a los puñetazos, para reforzar el sabor a cómic.

Destaca la primera película, contemporánea y de acción real, puro cachondeo para reír hasta el dolor de estómago con escenas como la de la bomba. Las secuelas animadas son inferiores, y no acaban de captar el tono único de la serie, pero al menos la última recupera un guión perdido, con William Shatner como Dos Caras.

Desde los 60 hasta su fallecimiento vivió estancado en el papel de Batman, recuperándolo cada cierto tiempo, incluyendo la poco conocida “Legends of the superheroes” o las películas animadas antes mencionadas. En la mítica serie animada de los 90 interpretó al Fantasma Gris, haciendo un papel muy entrañable, y de hecho, desde la serie de los 60, su carrera ha sido una y otra vez autohomenaje.

Títulos más famosos: Serie “Batman” y película de 1966.

LOU FERRIGNO



De gigantesco tamaño y muy musculoso (a su lado, Schwarzenegger parece un poco pequeño), Lou Ferrigno es una figura simpática del cine y de la televisión, pero que nunca estuvo al nivel de su rival de los circuitos del culturismo Schwarzenegger, lo que no evita que sea muy entrañable y recordado. Y todo por Hulk.

Antes de Sam Raimi y Bryan Singer, en la época oscura de Marvel, en la que DC dominaba absolutamente el mercado de los superhéroes, Ferrigno fue prácticamente el único éxito, y encandiló al público con su entrañable interpretación de Hulk. Los efectos especiales eran una patata, y los guiones no aprovechaban el potencial del personaje (que nunca luchaba con supervillanos, y muy rara vez con monstruos). Pero Ferrigno era mucho Ferrigno, y dejó huella, pues aunque en casi todos los aspectos el Hulk de Mark Ruffalo esté mejor logrado, Ferrigno gana en carisma.

Incluso décadas después, Ferrigno puso voz a Hulk en “Los Vengadores”. Interpretó a otros personajes como Simbad o Hércules, pero nunca nada al nivel de su Hulk, y aunque objetivamente Mark Ruffalo sea mucho mejor actor y tenga mejores guiones y más recursos, Lou Ferrigno sigue siendo para siempre Hulk.

Títulos más famosos: “La Masa”, “El regreso de La Masa”, “La Masa y Daredevil”, “La Masa y Thor”, “La muerte de La Masa”, “El desafío de Hércules”, “Hércules, la furia del coloso”, “Simbad el rey de los mares”, “Los siete gladiadores” y otros títulos de serie B cayendo a C…. 


COLOR


MENCIONES HONORÍFICAS:

SAMUEL L. JACKSON Y JOHN TRAVOLTA



Son un par de actores que rebosan simpatía (Samuel L. Jackson también mala leche, en el buen sentido). Juntos tuvieron un par de papeles míticos en “Pulp Fiction”, en el que convirtieron a dos sicarios en dos personajes repletos de humanidad e ingenio.

Ambos han aparecido con relativa frecuencia en cine de acción, sobre todo Samuel L. Jackson, aunque numéricamente es irónico que tienen más papeles de villanos que de héroes, pero incluso siendo villanos casi siempre muestran las cualidades positivas de sus personajes. No obstante, títulos como “Cara a cara”, “Memoria Letal”, “Operación Swordfish” o los papeles recurrentes de Samuel como Nick Furia y Mace Windu, bien les valen una mención especial.

KEANU REEVES



Antes de “John Wick” tenía títulos de acción como “Speed” o la saga “Matrix” en su haber, pero el papel que hace en la saga “John Wick” es imposible de olvidar, como un antiguo sicario retirado de la mafia, que tras la muerte de su esposa, entra en un espiral de violencia cuando unos gángsters matan a su perro. Repleta de acción estilizada y tiroteos épicos, el personaje de John Wick es magnífico en manos de Reeves.



ROGER MOORE



Tras el “gatillazo” interpretativo de George Lazenby, Roger Moore heredó el personaje de Sean Connery y le insufló una mayor carga humorística. Si Roger Moore no funcionaba en escenas en las que ejecutaba a sangre fría a enemigos vencidos, sí lograba en cambio ofrecer productos de aventuras muy entretenidos, aunque el tono acabara aligerándose demasiado en las dos décadas que interpretó al agente secreto.

El resto de su filmografía está jalonado de referencias a James Bond, sea por sus papeles en “Rescate en el Mar del Norte” o “En busca de la ciudad perdida”, o por la serie “El Santo”, que pese a ser anterior a su Bond, supone el perfecto entrenamiento para el papel.

PIERCE BROSNAN



Interpretó a Bond tras la larga trayectoria de Roger Moore y la breve estancia del subestimado Timothy Dalton, combinando el sentido del humor de Moore con la mayor crueldad e intensidad de la interpretación original de Sean Connery. Tras acabar su presencia en la saga con cuatro intervenciones (en las que destaca la excelente “Goldeneye”), la carrera de Pierce Brosnan siguió dominada por referencias a James Bond, legando algunos títulos particularmente interesantes, como la muy ácida “El sastre de Panamá”.

NICOLAS CAGE



En términos de cine de acción, hizo algunos de los títulos más interesantes y espectaculares de los noventa (“La Roca”, “Con Air”, “Cara a Cara”…). También apareció en el cine de superhéroes, con su Big Daddy de la estupenda “Kick-Ass”, o logrando al fin su sueño de interpretar a Superman en la película de “Teen Titans Go!”, tras casi hacerlo en el cine con el proyecto que habría dirigido Tim Burton.

No obstante, al margen de estos papeles y algunos otros, no pasa desapercibido a nadie el derrumbamiento del nivel de exigencia de Nicolas Cage en los guiones que acepta, sea en “Ghost Rider” o en las muchas películas de serie B que ha aceptado protagonizar, aunque de vez en cuando realiza un papel destacable aún, con lo que ver un título de Nicolas Cage a ciegas es una auténtica ruleta rusa cinematográfica.

No obstante, el estilo del actor es fuente infinita de gags y memes entre sus fans, y su popularidad es alta, lo cual, unido a sus míticos títulos de los 90, le dan cómodamente su rinconcito aquí.

SCOTT ADKINS



Se trata de un actor que merecería más de lo que tiene, pues parece relegado a títulos de serie B, que frecuentemente no pasan por los cines, pero no le falta ni carisma, ni talento, ni habilidades como héroe de acción. Irónicamente, cuando aparece en películas de alto presupuesto, es como villano, algo que también hace convincentemente. También tiende a aparecer en sagas iniciadas por otros, y adquirir el papel protagónico con un nuevo personaje, algo que para otros actores ha sido el fin (nadie se hizo famoso por reemplazar a Van Damme en secuelas de medio pelo de “Kickboxer, por ejemplo), pero que a él le fue bien, en especial en “Invicto”.

MARK DACASCOS



Destaca en títulos como “El pacto de los lobos” (su película más famosa, aunque tenga un papel secundario en ella, y la verdadera protagonista sea Monica Bellucci) o “Crying Freeman” (su principal rol protagónico), haciendo uso de un espectacular estilo de lucha, y aunque se ha especializado en cine de acción, con decenas y decenas de películas en su haber, no llegó a saltar a protagonista de superproducciones, sino que continúa en producciones modestas, o como mucho, de presupuesto intermedio, mereciendo más éxito del que tuvo.

DANNY TREJO



Bizarramente icónico, Danny Trejo debe mucho a Robert Rodríguez, que le dio papeles memorables, uno detrás de otro, hasta que acabó dejando su huella. Al principio, era el típico actor que aparecía un rato en alguna película de Rodríguez, moría épicamente al poco tiempo, y sin embargo resultaba de lo más llamativo de la película. Su estatus de secundario cambió a protagonista con la gamberrada “Machete”, que en cierto modo lo convirtió en estrella, aunque no escapase del cine de bajo presupuesto, pero fue la consagración definitiva a un arquetipo de personaje que ha repetido incluso cuando apareció en la serie de “Flash”, con un papel recurrente de superhéroe cabreado que es puro homenaje. Aunque parezca mentira, técnicamente su personaje en la saga “Machete” es el mismo que en “Spy Kids”, siendo las películas de Machete una especie de precuela, antes de que el Tío Machete tuviera sus sobrinos.

MR. T



Su filmografía es limitada, puesto que salvo su villano de “Rocky III”, prácticamente toda su carrera gira en torno al personaje de M.A. de la entrañable serie “El Equipo A”, así como interpretarse a sí mismo o a variantes de M.A. en animación, cameos en películas, programas de televisión o incluso cierto anuncio de “World of Warcraft”. No obstante, el impacto popular de su personaje es innegable, por lo que hay que hacerle un huequecito aquí.

BRUCE CAMPBELL



Uno de los actores más queridos del cine fantástico y de terror, Bruce Campbell lleva combatiendo el mal en el cine y la televisión desde hace décadas, siempre con personajes divertidos y entrañables, Bruce Campbell es prácticamente un cartoon viviente.

La mayor parte de los papeles de Bruce Campbell como protagonista tienden a girar o en torno a su simpatía, así como a su torpeza como héroe, aunque luego acabe teniendo peleas espectaculares, incluso batallas. Su mano-motosierra cuando interpreta a Ash Williams es particularmente icónica.

Su personaje de Autolycus en las series de “Hércules” y “Xena” era especialmente memorable, pura diversión, robando todos los episodios en los que aparecía, hasta el punto de que llegó a protagonizar sus propios episodios como protagonista, sin que aparecieran los personajes titulares de dichas series.