La saga Halloween, película a película




El estreno de La noche de Halloween de David Gordon Green es la enésima entrega de los crímenes de Michael Myers, el hombre del saco del género slasher. Una secuela que huele a reboot y que recupera a Laurie Strode, una Jamie Lee Curtis en modo Sarah Connor que se enfrentará con el asesino de niñeras por quinta vez en la franquicia. Repasamos todas las entregas de la saga una por una.

Las sagas eternas de los grandes asesinos en serie de los 70 y los 80 siguen siendo una marca recuperable y recauchutable en la segunda década del siglo XXI. En la interminable carrea de secuelas y remakes, tenemos La matanza de Texas y Pesadilla en Elm Street con ocho y nueve películas (aunque Freddy también conoció su propia serie de televisión), Viernes 13 con 12 y la saga de La noche de Halloween que lleva 11 y subiendo. No han tardado en darse a conocer los planes de una nueva secuela para el regreso de Michael Myers que continuaría donde lo dejó la anterior. En ese caso llegaría al empate de apariciones con Jason Voorhes, lo que significa, sí, que las secuelas siempre dan dinero y que mientras siga llevando a la gente al cine, van a continuar.

El caso de la saga de Halloween es especialmente sintomático de este tipo de movimientos comerciales, puesto que la aparición de nuevas entregas se ha ido sucediendo sin demasiado atisbo por hacer una saga coherente, conectada o con una intención de arco argumental. En su lugar, se suceden nuevas apariciones del mismo asesino, misma música y máscara pero rara vez tiene importancia lo que ha pasado en las anteriores. Reseteado, borrado y cuenta nueva, cada nueva resurrección del asesino tiene la confidencia del público: no importa lo que ha pasado antes, aquí tenéis lo que veníais a buscar. Da igual que lo hayamos quemado, troceado, pulverizado, Michael Myers siempre volverá y todo lo que has visto antes es un sueño. Por ello, ahora que nos llega una nueva reconfiguración del multiverso Halloween, que más que por decisiones creativas, se ha edificado sobre intereses comerciales, es de recibo analizar una por una las entregas que han ido dejando un retal de líneas argumentales con minisagas dentro de una misma serie de películas.