Entrevista a Diego López


Diego López. Fan y adicto al cine de terror desde los años 80; devorador de fanzines, libros y revistas y asiduo a festivales en los ´90, es en el 2005 cuando inicia su andadura como editor del fanzine El buque maldito dedicado al cine gore y de terror.

Camino de cumplir cinco años con la publicación en este 2010, y con 12 números a sus espaldas, no sólo se ha dedicado a escribir para El buque maldito en estos últimos años, también ha colaborado en otras publicaciones como Amazing Monsters, recientemente en el libro sobre el director gallego Amando de Ossorio "El último templario" y en alguna web dedicada al cine de terror.

También desde el año 2005 lleva organizando proyecciones en Barcelona de películas y cortometrajes de cine de terror en el Centro Garcilaso, lugar, por el que han pasado cortometrajistas como Adrián Cardona, Dani Moreno o Rafa Dengrá, entre muchísimos otros; directores nacionales e internacionales como Jordi Grau, Eugenio Martín, Andreas Schnaas, Sergio Martino o Ruggero Deodato, y actores y actrices como Víctor Israel, Jack Taylor, Lone Fleming o Diana Peñalver. Apoyando, de esta manera, a jóvenes promesas, recuperando grandes clásicos y disfrutando como fan de todas estas extraordinarias sesiones.

En el año 2008 formó parte del jurado al Premio Méliès de Plata y Méliès d’Or en Sitges 2008 y, en el 2009, fue miembro del jurado del Cryptshow Festival.

Ha colaborado en el documental sobre Paul Naschy "La sonrisa del lobo" y actualmente está trabajando en el documental sobre Víctor Israel "Los perversos rostros de Víctor Israel".



¿Cómo debe ser el análisis de una película?

El análisis, o crítica de una película (si es a lo que te refieres con la pregunta), es una faceta muy personal de cada uno. Yo, personalmente, la suelo ir construyendo a medida que voy viendo la película.

Voy absorbiendo las cosas que quiero destacar de ella; apartando lo que considero que no debo mencionar y, en algunos casos, olvidando ciertos aspectos que no considero importantes o relevantes de citar.

¿Cómo nace tu afición al cine fantástico?

Mi afición al cine fantástico y de terror nace a principios de la década de los ochenta gracias a títulos como “E.T.” (1982), que tuve oportunidad de ver en cine a la temprana edad de 4 ó 5 años; y más adelante, y gracias a los video clubs, mi afición continuó con películas como “Re-Animator” (1985), “El día de los muertos” (1985), películas de terror españolas e italianas, etc…

Ante la avalancha de blogs y páginas en internet, y lo fácil que es con ello llegar a todo el mundo con un solo clic, embarcarse con un fanzine impreso hoy en día es todo un desafío. No obstante El Buque Maldito es de los más importantes actualmente ¿Ha sido duro? ¿Estás satisfecho con su trayectoria?

La vía del fanzine es algo nostálgico. Tras pasarme muchísimos años consumiendo fanzines, revistas, libros, etc…llega un buen día, para ser exactos en el verano del 2005, que me animo a ponerme a trabajar en el primer número (el cual vería la luz en noviembre de ese mismo año).

A partir de ahí todo ha sido cuestión de pasión, ganas y esfuerzo, hasta llegar al 2010 con 12 números y trabajando en estos momentos en el número 13.

¿Duro? ¡Todo lo contrario! Un placer poder plasmar una pasión, como es el cine de terror, en las páginas de un fanzine.

¡Y muy satisfecho por lo logrado y la buena respuesta del los aficionados!

¿Cómo ves el panorama actual del cine de terror?


¡En un estado magnífico! Tanto a nivel de largometrajes (nacionales e internacionales), como en el mundo del cortometraje. Países como España o Francia están ofreciéndonos interesantes films de cine fantástico y de terror (lástima que Italia no siga esta línia…).

Desde países con poca tradición dentro del género, como por ejemplo Noruega o Suecia, estamos viendo películas la mar de interesantes: “El placer de la caza”, “Dead Snow” o “Déjame entrar”; Inglaterra, vuelve a estar en el punto de mira del aficionado con films como “The children” o “Eden lake” y, lógicamente, EE.UU., aunque siguen empeñados en realizar remakes y más remakes, siguen produciendo películas interesantes dentro del género.

En el formato corto, y en la actualidad, pienso que estamos pasando por un gran momento también con trabajos como “Die Schneider Krankheit” de Javier Chillon o el canadiense “Treevenge” de Jason Eisener.

¿Una película reciente?

“Los abandonados” de Nacho Cerdà. Aunque no es una película muy reciente, es del 2006, pienso que es un título que la gente debería descubrir y visionar; me he encontrado muchos casos de personas que incluso la desconocían y una vez vista, les ha encantado.

Una película a reivindicar y de obligada visión para los fans del cine de terror.

¿Tus directores favoritos?

Jordi Grau, Juan Piquer Simón, Amando de Ossorio, Nacho Cerdà. Lucio Fulci, Ruggero Deodato, Lamberto Bava, Andreas Schnaas, Rob Zombie, Alexandre Bustillo y Julien Maury, José Mojica Marins, Sergio Martino, etc…

Lo que sí eres es un fan del gore confeso.

¡Sí! Me encantan títulos como la saga Guinea Pig, el ultra gore alemán, las películas de caníbales, el magistral gore de Lucio Fulci, los films de Herschell Gordon Lewis, etc..¡Viva la casquería!



¿Cuál es la más bestia que has visto?

A día de hoy he tenido oportunidad de ver muchas cosas pasadas de vuelta. De lo último que he visto, me quedo con el shockumentary de Tsurisaki Kiyotaka “Orozco el Embalsamador”. ¡Muy recomendable!

¿Qué corrientes o épocas son tus favoritas? Los clásicos de la Universal, el fantaterror, Giallo, American Gothic…

Sin duda alguna el Fantaterror Español, los Giallis y el Terror Italiano, con sus zombies, caníbales y demonios.

¿Y la difusión del cine en la red? ¿Qué opinas de la piratería? ¿Cuál crees que va a ser el futuro? ¿Desaparecerán las salas?

¡¡¡Espero que nunca desaparezcan las salas cinematográficas!!! Sería como perder a un hijo, jajaja

El tema de la difusión de las películas en Internet, la piratería y todo el entramado que le rodea, es complicado.

Por un lado, los fans del cine de terror, tenemos un problema muy grande (considero que somos uno de los principales perjudicados) y es que vemos que la industria, a nivel mundial, no para de realizar películas de nuestro género favorito y, la gran mayoría de títulos, no llegan a nuestro país: ni a la salas comerciales, ni al mercado del DVD.

Es inaceptable que un título como “Halloween 2” de Rob Zombie siga, a día de hoy (Abril de 2010) sin distribución en nuestro país, cuando en EE.UU. ya ha pasado por cines hace muchos meses y está editada en DVD.

¿Qué opción le queda al aficionado cuando quiere ver esta película y ve que nunca llega? Cierto es que tiene la opción de comprarse el DVD de importación, pero se puede encontrar con otros obstáculos como por ejemplo el idioma: no todas las películas editadas en EE.UU. vienen con subtítulos en castellano, y no todo el mundo habla inglés.

¿Qué otra opción le queda? Descargarla de la red que, a buen seguro, se la encontrara incluso son subtítulos en castellano, o bien, tener muchísima paciencia y esperar, quizás años, a que se distribuya o edite en nuestro país.

Es inadmisible que títulos tan punteros, necesarios y esenciales, como “`À l’intérieur” (2007), “Martyrs” (2008), “Eden lake” (2008) o “The children” (2008), por citar unos pocos, y con dos o tres años a sus espaldas, sigan todavía sin ver la luz en nuestro país…

Está claro que la descarga ilegal no es la mejor solución, daña a muchos sectores cinematográficos, pero si las distribuidoras tampoco apuestan por estos títulos y los aficionados las quieren ver, ¿qué les queda?

Y ya que hablamos de distribuidoras, pegar un toque de atención algunas de ellas, que sin derechos y de cualquier manera, se atreven a poner a la venta en grandes almacenes películas que, a buen seguro, las tenemos en casa en VHS en mejores condiciones que el DVD que nos quiere vender a 10€, y de esto, nuestra querida amiga Ángeles González-Sinde, Ministra de Cultura, poco dice al respecto.

Igual que hace hincapié constantemente al daño que produce al sector cinematográfico la piratería, que se fije también en este tipo de piratería; en el daño que hacen algunas distribuidoras al consumidor cuando uno se compra un DVD tras pagar 10€ o más y se encuentra con semejante copia.

Y luego tenemos el apartado de “las grandes decisiones de la ministra y su gabinete”, otorgando la calificación de película X a “Saw 6” dejándola, de esta manera, en tierra de nadie y sin su posible visionado en cines, al menos por ahora. Ver para creer…

Cierto es que también están los festivales especializados como Sitges o Donosti donde podemos ver estas películas, pero no todo el mundo puede ir.

Esperemos que tiempos venideros sean mejores para todos…