Terror Botánico




1. La pequeña tienda de los horrores (Little Shop of Horrors)

Dirigida por: Roger Corman (1960) / Frank Oz (1986)

Una Venus Atrapamoscas del espacio exterior, enorme en tamaño y carisma, protagoniza este clásico de Corman, transformado más tarde por Frank Oz en un glorioso musical que también encontró su hueco en los teatros.

Seymour, un retraído florista desafortunado en el trabajo y en el amor, ve como su suerte cambia tras comprar una pequeña planta carnívora en un bazar chino. En teoría la planta procede del espacio, teletransportada a la tierra durante un eclipse solar.

Sea como fuere, Audrey II (como Seymour la bautiza en honor a su compañera de trabajo) hace que la tienda se llene de curiosos y el negocio suba como la espuma. Cuanto más crece la planta más clientela atrae, pero no todo son buenas noticias. Seymour descubre que Audrey II puede hablar (y cantar) al tiempo que conoce sus macabras exigencias. Para crecer necesita alimentarse de sangre, y para obtener dicha sangre necesita que Seymour le lleve cadáveres al sótano.

Valga de anécdota, la película de Corman fue explotada previamente en la espantosa cinta softporn “Please Don’t Eat My Mother" (1971), donde la planta carnívora comparte metraje con aleatorias escenas subiditas de tono.