Sherlock Holmes: un icono cultural



I - Etapas de la saga de Sherlock Holmes


Saga Fox/Universal (1939-1946) con Basil Rathbone y Nigel Bruce

(La saga que consagró a Holmes como un icono cultural también en el cine. Con 14 títulos, convirtió a Basil Rathbone en la cara más asociada al detective de Baker Street)





-Holmes: Basil Rathbone. Carismático, elegante y excéntrico, compone un Holmes señorial y poliédrico, rico en matices, que sin embargo tiene un toque de simpatía. En algunos títulos resulta más misántropo que en otros (especialmente en los primeros), mientras que conforme avanza la saga se suaviza en este aspecto. Es un intelectual y un hombre de acción, maestro del disfraz, que participa en peleas, persecuciones y tiroteos, si es necesario, y es capaz de escapar de toda clase de mortales trampas, pero prevalece completamente su faceta de investigador y pensador. Debe decirse que laa censura de la época enmascaró la drogadicción de Holmes, salvo en una sutil mención.

-Watson: Nigel Bruce. Es descrito como un médico de mediana edad, bastante torpe y despistado, que hace de alivio cómico, y claramente no es el Watson veterano de guerra y de ágil intelecto de las novelas, sino una parodia, muy divertida, muy bien interpretada y muy lograda, en todo caso. Su popularidad es tal que ha influenciado a todos los Doctores Watson posteriores del cine, generalizándose y llegando en cierto modo a suplantar la parodia al original. Salvo el Watson de Jude Law y pocos más, el resto de encarnaciones posteriores han seguido su estela.

-Los villanos: Este ciclo cuenta con las mejores interpretaciones de Moriarty hasta la fecha, en especial la de Lionel Atwill al cual, el nuevo Moriarty, Jared Harris, parece tener como referencia visual.
También contaron con el sabueso de los Baskerville, y con el lugarteniente de Moriarty, el Coronel Moran, convirtiéndose en villano principal de una de ellas. No apareció Irene Adler, aunque muchos personajes eran variantes suyas. En general, el resto de villanos bebían directamente del cine de terror (uno de ellos es un psicópata deforme) o incluso de los gangsters del cine negro más clásico, habiendo una abundante cantidad de femmes fatales a lo largo de la exitosa saga, así como de espías extranjeros e incluso villanos nazis. Una galería de villanos muy ecléctiva y bien aprovechada.

-La adaptación: La fidelidad a las obras de Arthur Conan Doyle depende más del tratamiento de los personajes que de los argumentos, ya que apenas hay una película, entre 14, que es adaptación directa de una novela, “El perro de los Baskerville”, hábilmente dirigida por Sidney Landfield (que luego aprovecharía sus conocimientos del terror gótico para dirigir la mítica serie de televisión de los 60, “La familia Addams“ con Carolyn Jones y John Astin). El resto de entregas de la saga combinan, acertadamente, elementos, personajes y situaciones de varios relatos diferentes, siendo en general fieles, salvo en lo relativo a Watson. De los secundarios de Holmes, se emplea principalmente a Lestrade, como contrapeso humorístico.

Las dos primeras películas transcurren en la Inglaterra victoriana. En la segunda, Moriarty muere, luchando contra Holmes. La tercera, y todas las posteriores, se ambientan en el presente del momento en que se rodaron, durante la Segunda Guerra Mundial y los años posteriores.

La saga, larga y exitosa, se compuso de películas, de poco más de una hora de duración, siguiendo el patrón de la clásica y genial serie de títulos terroríficos que estrenó la Universal, con Bela Lugosi y Boris Karloff. Todos los títulos combinaron acertadamente acción y humor. Destacan “Sherlock Holmes contra Moriarty”, “La perla maldita”, “Sherlock Holmes y la mujer araña” y “Terror en la noche”.

-Lo mejor: La ambientación, oscura y gótica, de cine de terror, en las dos primeras entregas, y pulp y de cine negro, en el resto. Además, Basil Rathbone, con su gran interpretación, es el Holmes canónico.

-Lo peor: Sacar a Holmes de la Inglaterra Victoriana y llevarlo a los años 40 a partir de la tercera película fue un error visual, aunque argumentalmente la trama se resiente estilísticamente poco, al no ser tan grande la diferencia tecnológica entre ambas épocas, como habría sido si se hubieran traído a Holmes a nuestro presente.





Títulos:

1939 - El perro de los Baskerville. La primera de la saga, la primera del ciclo de Fox, y visualmente la más lograda. Sorprendentemente, Holmes aparece en ella acreditado como el segundo del reparto, siendo el heredero de los Baskerville el que aparece primero (irónicamente, su interpretación es el elemento débil de la película superándole ampliamente Rathbone).

1939 - The adventures of Sherlock Holmes (Sherlock Holmes contra Moriarty) Basada en una obra de teatro de William Gillette, la más famosa sobre el personaje, aunque corrige algunos defectos de fidelidad que tenía la obra de teatro, como hacer que Holmes se casara, cosa que aquí no ocurre. En ella George Zucco interpreta magistralmente a Moriarty, siendo sus diálogos con Holmes y su plan lo mejor de la cinta. Muestra la primera vez en la saga en la que Moriarty “muere”.

1942 - Sherlock Holmes and the voice of terror. Es la primera del ciclo de Universal y se inspira en "Su ultimo saludo en el escenario". Ambientada en la 2ª Guerra Mundial, con un Holmes joven, aunque el relato transcurría en la Gran Guerra, y con Holmes anciano. Es muy inferior a las dos anteriores, y en el discurso patriótico final casi parece que Holmes vaya a ponerse a vender bonos de guerra al espectador.

1943 - Sherlock Holmes and the secret weapon (Sherlock Holmes y el arma secerta) Basada vagamente en "La aventura de los bailarines", con elementos de “Su último saludo en el escenario. Ambientada de nuevo en la 2ª Guerra Mundial, es la primera gran película del segundo ciclo, gracias a que recupera a Moriarty, con el rostro del carismático Lionel Atwill. Elementos como la refinada tortura que prepara para Holmes en el tramo final de la película resultan muy sorprendentes. Excelente, de las mejores de Rathbone.

1943 - Sherlock Holmes en Washington Es la primera vez que el detective pisa tierras americanas en las películas. Basada en una obra de B. Millhauser y ambientada en la 2ª Guerra Mundial, con villanos nazis. Estilísticamente se parece más a “Sherlock Holmes y la voz del terror” que a la anterior, siendo de nivel medio-bajo.

1943 - Sherlock Holmes faces death(Sherlock Holmes desafía a la muerte) La segunda más fiel adaptación de "El ritual de los Musgrave", solo superada en fidelidad por la versión de Jeremy Brett.

1944 Spider woman (Sherlock Holmes y la mujer araña) No se basa directamente en ninguna obra, canónica o no, aunque toma elementos de varios casos. Destaca la villana, Adrea Spedding, encarnada con gran acierto por Gale Sondegaard, que resulta una mezcla entre Irene Adler y el mismísimo profesor Moriarty (Holmes la describe como un “Moriarty femenino”) y que comparte magníficos diálogos y duelos de ingenio con el detective. Otra de las mejores de la saga.

1944 - The scarlet claw(La garra escarlata) No se basa en ninguna obra. Muestra la clásica historia de un asesinato en un pueblo, y Holmes interrogando sospechosos y reuniendo pruebas para determinar quién es el asesino. La ambientación es excelente, nuevamente con elementos de terror gótico, y el ambiente rural y profundo diluye el hecho de que se ambiente en los años 40 y no en el siglo XIX.

1944 - The pearl of death (La perla maldita) Integra adaptación de "La aventura de los seis Napoleones". Otra de las mejores de la saga. La principal alteración respecto del relato original es introducir un nuevo villano, el deforme asesino en serie, llamado El Reptil, secuaz de un gángster, con rostro del inolvidable Rondo Hatton, que muchas décadas después fue homenajeado en “Rocketeer” al dotarse al villano de su aspecto. Muy recomendable

1945 - House of fear (La casa del miedo) Adaptación de "Las cinco semillas de naranja". De nivel medio.

1945 - Woman in green (El caso de los dedos cortados) Basil Rathbone. No basada en ningún relato previo. En ella resucita Moriarty, con las facciones de Henry Daniell, que ya había hecho de espía en episodios previos de la saga. Hace bien el papel, aunque no al nivel de los otros Moriartys previos. El mejor papel de este actor sería el que interpretó en la obra maestra “El gran dictador”, de Charles Chaplin, como uno de los villanos.

1945 - Pursuit to Argel (Persecución en Argel) No basada en ningún relato previo, resulta de las más entretenidas de la saga, transcurriendo la mayor parte de la película a bordo de un barco en el que Holmes y Watson tendrán que practicar una mortal versión del juego del gato y el ratón con unos asesinos.

1946 - Terror by night (Terror en la noche) Adaptación muy libre de “La casa vacía“, al menos por el uso del coronel Moran. La historia se desarrolla en un tren de Londres a Escocia, siguiendo la estructura de la anterior. El villano es el siniestro coronel Moran, lugarteniente del fallecido Moriarty. Holmes debe desenmascarar al villano, ya que no conoce su rostro. Repleta de giros y pistas falsas, y con un carismático antagonista, resulta destacable.

1946 - Dressed to kill (Vestida para matar) Última entrega de la saga de Ratbone, tiene la enésima villana inspirada en Irene Adler, aunque con los peores resultados de la saga. Viéndola no se sabe bien quién estaba más agotado, si el guionista (que llega a repetir dos veces una situación para resolver un enigma) o el propio Basil Rathbone, que actúa con mucha desgana a diferencia de en sus brillantes papeles anteriores.