Duelos de Personajes Icónicos



Gremlins VS Critters





Ambos son personajes procedentes de las franquicias tituladas como las respectivas clases de criaturas que las protagonizan. Los Gremlins vinieron primero, lo que implicó múltiples repeticiones de la fórmula, como los Ghoulies, los Munchies o los Critters.

Los Gremlins tienen argumentalmente su origen en Asia, y proceden de otras criaturas más benévolas (de las cuales conocemos al entrañable Gizmo), que si se omiten una serie de reglas en su cuidado (no mojarlos, no alimentarlos después de las doce), acaban causando una infestación de diabólicos Gremlins. Los Gremlins son tan traviesos como sádicos y destructivos. Carecen de respeto tanto por la vida humana, como por la de sus propios congéneres. El hecho de que puedan multiplicarse mediante el contacto con el agua hace que sean inmensamente prolíficos y puedan crear grandes infestaciones. También son relativamente fáciles de mutar, como se vio en la segunda película.

En cambio, los Critters son seres del espacio exterior, llegados a la Tierra. Poseen un apetito voraz, fuerza mucho mayor a la de su pequeño tamaño, y pueden disparar espinas venenosas. Sus dientes tienen mayor potencial de lesividad que los dientes o garras de los Gremlins, y en general, no necesitan de armas para ser peligrosos. Los Gremlins son muy adaptables y pueden aprender a usar armas con facilidad. Sin embargo, matar a un Critter con cuchillos o pistolas es bastante complicado, se necesita armamento más pesado, o suerte. Intentar matar a un Critter de un puñetazo es tener ganas de perder la mano. Pero es relativamente sencillo matar a un Gremlin, incluso para una persona asustada, que jamás haya matado una mosca, como la madre de familia de la primera película, que de un plumazo arrasa a todos los Gremlins de su casa, incluso metiendo a uno en el microondas.

Encontrar un trasfondo para enfrentarlos es lo más sencillo del mundo. Básicamente la personalidad de estas dos especies de monstruos consiste en atacar e intentar destruir a todo aquello que vean que no sea uno de ellos (en el caso de los Gremlins, no le hacen ascos tampoco a intentar matarse entre ellos, si no hay “nada mejor” a mano, están así de locos los bichos).

Los Critters están más jerarquizados socialmente, mientras que los Gremlins van cada uno a la suya, salvo por el hecho de que uno de ellos, Strife, que destaca por su mechón blanco, hace las veces de líder “de facto”, aunque su capacidad de coordinarlos es limitada.

Los Gremlins, aunque más débiles, tienen dos ventajas sobre los Critters: se reproducen mucho más fácilmente, con el agua, en vez de lentamente mediante huevos, además de que no poseen enemigos naturales especialmente dañinos, mientras que hay cazadores de recompensas del espacio que quieren diezmar a los Critters. Sin embargo, tienen una debilidad fatal, puesto que la luz del sol destruye a los Gremlins.

Muchos Gremlins contra un Critter aislado podrían ganar, teniendo abundantes bajas. Pero a un nivel mayor, les falla la organización, para tener mejores resultados.

Conclusión

En un enfrentamiento de diez Critters contra diez Gremlins, los Critters arrasarían con mera fuerza bruta, aunque es muy posible que intelectualmente también estén mejor dotados. El problema es que diez Critters también podrían arrasar a cien Gremlins. O a mil Gremlins, aunque éstos no dejaran de entrar y entrar en el agua. Los Critters podrían devorarlos incluso a mitad de la fase de multiplicación. Son simplemente demasiado poderosos de base. Al margen, claro, del hecho de que los Gremlins son mejores personajes y protagonizan mejores películas, pero eso es otra historia.

Obviamente, en una película, para que todo estuviera equilibrado, seguramente el guionista haría intervenir a los Cazadores, para que no fuera todo un camino de rosas para los Critters. Eso, añadido a que si alguna de las armas de los Cazadores cayese en manos de los Gremlins, pues quien sabe, son muy adaptables y con un poco de suerte…


► IR AL ÍNDICE