Duelos de Personajes Icónicos



Murder Legendre (Bela Lugosi) VS Joseph Curwen (Vincent Price) VS El jinete sin cabeza (Christopher Walken)





Se trata de los dos nigromantes más importantes del cine de terror clásico, y la más poderosa criatura No Muerta, maldita y reanimada mediante la brujería, que aparece en una película de Tim Burton que homenajea el terror gótico clásico (Universal/Hammer/Corman). Provienen respectivamente de “La legión de los hombres sin alma” (1932), “El palacio de los espíritus” (1963) y “Sleepy Hollow” (1999).

El concepto es sugestivo en la medida que se reúne a dos de los actores más icónicos del terror (Bela Lugosi y Vincent Price), con un personaje dirigido en el cine por Tim Burton, que demuestra gran admiración por ambos. Irónicamente, los tres profesionales pasaron por Disney. Bela Lugosi posó como Chernabog, el demonio del corto “Una noche en Monte Pelado” de la película “Fantasía”, mientras que Vincent Price colaboró varias veces con Disney al final de su carrera, y Burton la inició allí. Coincidieron en el excelente corto de animación “Vincent”. Además, la propia Disney hizo su versión animada del jinete sin cabeza. Y la obra de Lovecraft (creador de Joseph Curwen) y “La leyenda de Sleepy Hollow” de Washington Irving, son dos de las cumbres de la novela de terror clásica americana (con Poe como tercer pilar, la única lástima es que Legendre no sea un personaje de Poe, aunque Lugosi protagonizó muchas adaptaciones suyas).

Fijándose en los personajes, la nigromancia de Legendre y Curwen es diferente. El nigromante alquimista Curwen puede devolver la vida a personas, pero de una forma limitada, puesto que requiere de sus cenizas, y es un proceso complejo. Dispone de una cierta comodidad económica, y un limitado número de aliados, y en caso de morir, puede encarnarse en algún descendiente (Charles Dexter Ward), poseyéndolo, aunque en su pueblo (Arkham, Nueva Inglaterra, USA) es odiado, perseguido y temido.

Legendre es un nigromante mucho más tradicional, practicante del vudú, que apareció en la primera película de zombis de la historia. Vive en Haití, y allí tiene su pequeño imperio, con zombis ejerciendo como mano de obra barata y prescindible para sus fábricas. Legendre puede convertir en zombis a los vivos aplicándoles un producto y realizando un ritual (en línea con el vudú real), y también devolver la vida a los muertos. De hecho, los zombis que él crea son como cadáveres ambulantes, que con el tiempo no necesitan comer y pueden ignorar impactos de bala, siendo totalmente esclavos de su voluntad. También posee polvo zombi, como el auténtico haitiano (la tetrodotoxina), que arrojado sobre sus víctimas las zombifica. Fue discípulo de Drago, un brujo al que mató cuando obtuvo sus secretos.

El jinete, tal y como es presentado en la película, es un mercenario hessiano, que combatió del lado de los ingleses en la guerra de la independencia americana. Era un experto en decapitar. Después de muerto (violentamente decapitado) en Sleepy Hollow, quedó maldito, y quien tenga su calavera y tenga el conocimiento mágico suficiente, podrá controlarlo. El jinete sin cabeza es muy poderoso y resistente. Puede recibir impactos de bala, cuchilladas, ser quemado o aplastado, sin casi inmutarse. Es una imparable máquina de matar, con un solo objetivo en mente. Pero además es extremadamente letal porque conserva la racionalidad y el entrenamiento militar y táctico que en vida poseyó, al margen de que su voluntad esté mágicamente esclavizada. No puede entrar en tierra consagrada, pero al margen de ello no posee otras vulnerabilidades aparentes, y eso no le resulta mucho problema en la película.
Vamos a suponer que Legendre y Curwen, ambos muy ambiciosos, desean apoderarse de la calavera del jinete, y con ello, ganar control sobre él, lo cual en el siglo XIX debe ser como el Santo Grial de los nigromantes.

Como villano, Legendre es muy competente. Se opuso a todos los poderes fácticos de la isla, como el terrateniente Von Gelder; Richard, un antiguo Ministro del Interior; García, el líder de unos bandidos; Marquie, capitán de la gendarmería, o Chauvin el verdugo, los venció a todos y los convirtió en su ejército de zombis, como humillación permanente. Es muy astuto y capaz. El único objetivo que no consiguió es el de entrar en la alta sociedad, pese a que hizo transportar piedra a piedra un castillo de Europa. En ese sentido, fuera del pueblo de Arkham, bajo la identidad de Charles Dexter Ward, Curwen no tendría problemas, pues es una figura respetable que puede moverse con comodidad, lo que compensaría los mayores talentos criminales de Legendre (comparado con la gran variedad de enemigos y situaciones a las que se ha enfrentado Legendre, Curwen es un ratón de biblioteca). Legendre tendría que llegar a Estados Unidos en barco (Haití está relativamente cerca), moverse en tierra extraña, y viajar por caminos secundarios, para que sus zombis no llamasen la atención. Estaría en desventaja, y sería más fácil para Curwen llegar a la proximidad del jinete. También lo tendría más fácil Curwen, desde su posición social privilegiada y acceso a los círculos sociales, para detectar qué persona está en posesión de la calavera y apoderarse de ella durante el día, antes de que pudieran usar al jinete contra él, de noche.

Pese a ser un criminal más capacitado, Legendre es muy probable que llegase tarde, o no consiguiese descubrir el secreto a tiempo, con semejante hándicap ineludible.

Si Curwen consigue la calavera antes, o Legendre no la encuentra a tiempo, y quien la posee la usa contra él, entonces Murder Legendre estaría en serios problemas. Por muchos esclavos zombis que tenga, ninguno (ni todos ellos a la vez) tienen posibilidades reales de acabar con el jinete, que los aplastaría y decapitaría a todos. Por si fuera poco, usar sus poderes para controlar a sus esclavos deja a Legendre estático y completamente expuesto para recibir un ataque del propio jinete, mientras los controle no se puede defender. Arrojarle polvo zombi al jinete a la cara tampoco serviría de mucho (entre otras cosas porque ni tiene cabeza ni necesita respirar).

El problema para Curwen es que posee a su descendiente, y éste pugna por rebelarse, especialmente cuando Joseph Curwen realiza actos de gran maldad. El jinete desea apoderarse de la calavera para recuperar su libertad. Si, a corto o medio plazo, Charles Dexter Ward recuperase el control durante un segundo y le devolviera la calavera al jinete, sería la sentencia de muerte de Curwen, dos segundos después. Y eso fácilmente podría pasar, porque cada cierto tiempo ocurre que Charles Dexter Ward se libera.

Legendre solo podría ganar si llegase antes o al mismo tiempo que Curwen, lanzase sus zombis contra él (Joseph Curwen no tiene defensa contra ellos, su magia es poco práctica en combate, y de hecho, una multitud furiosa lo linchó cuando vivía), y luego permaneciese oculto cerca del árbol donde se manifiesta el jinete, vigilando para descubrir quién controla su calavera.

Conclusión

En la mayor parte de los escenarios posibles, lo más probable es que el jinete decapitase a ambos, y se llevase sus cabezas al infierno. Si no, Legendre vencería a Joseph Curwen, y gobernaría Haití indiscutido durante décadas o siglos.


► IR AL ÍNDICE