155 grandes personajes femeninos del fantástico y del terror



HEROINAS DE ACCIÓN Y SUPERHEROINAS

Este arquetipo representa a personajes que se enfrentan directamente al mal y lo derrotan, ya sea para cumplir una misión como rescatar a alguien, para vengarse, o con una finalidad altruista más general. La presente sección se nutre mayoritariamente de personajes de los géneros de ciencia ficción y superhéroes, aunque veremos algunas curiosas excepciones que aportarán variedad.
La heroína (o antiheroína, según el caso) no es un arquetipo frecuente en el cine más clásico de cualquier género (pensemos en una cinta de aventuras como las de Tarzán, en una obra maestra épica como “Ben-Hur” y similares), donde las mujeres suelen ser más bien el sujeto a rescatar por el héroe de turno que quien carga con el núcleo de la acción. Y encima, cuando sí nos encontramos con un personaje femenino clásico fuerte, como la Escarlata O´Hara de Vivien Leigh en “Lo que el viento se llevó”, de 1939, es obvio que no encaja en el concepto de fantástico y terror, ni siquiera con la acepción más amplia que podamos imaginar.
Ahora es más factible, pero sigue sin ser frecuente incluso ahora, puesto que pese al auge actual del cine de superhéroes, es extremadamente infrecuente encontrar superheroinas como cabeza de cartel, lo cual es entre sorprendente y extraño.
En el cine, la figura de la heroína de acción como la conocemos, empieza a aparecer con insistencia, plenamente perfilada, en los 80 y 90, aunque en televisión Diana Rigg ya había dado grandes avances en este sentido en los 60, como veremos.


ELLEN RIPLEY (SIGOURNEY WEAVER) EN “ALIENS” (1986) DE JAMES CAMERON





La teniente Ripley en la primera película era casi más víctima que heroína, perseguida y atemorizada por la criatura, al igual que el resto de su tripulación, atrapada en una situación aparentemente insuperable. El propio guión original, de hecho, acababa con el Xenomorfo arrancándole la cabeza a Ripley, y rumbo a la Tierra, antes de que fuera cambiado y tener el final que tuvimos. Fue para la segunda película, junto con los marines coloniales, cuando Ripley tomó el “control” de la situación. James Cameron aproximó la historia más a la órbita de la acción que a la del terror, y nos dejó escenas antológicas como Ripley con su lanzallamas rescatando a la pequeña Nut de la zona más profunda del nido Alien, o su lucha final con la Reina. Como película ambas son buenas, pero como personaje quien esto escribe se queda con la Ripley de la segunda.
Sigourney Weaver brilla con mucha fuerza en el papel de Ripley, una de las mejores y más reconocidas heroínas del género, al que ha hecho muchos guiños a lo largo de su carrera, incluyendo en la comedia de extraterrestres “Paul”, donde se invierten las tornas sobre cierto diálogo clásico de “Aliens”.


BEATRIX KIDDO (UMA THURMAN) EN “KILL BILL” (2003) DE QUENTIN TARANTINO





Una asesina a sueldo reconvertida en antiheroina, para vengarse de sus antiguos compañeros por dejarla al borde de la muerte. Las dos partes de la historia son tan bizarras como cabe esperar del Tarantinoverso, dos fantasías de violencia estilizada con momentos memorables como la lucha final de la primera parte, contra el grupo conocido como los 88 maníacos.
Fácilmente el mejor papel de Uma Thurman junto al de “Pulp Fiction”, y el atuendo de Uma con el mono amarillo (prestado de Bruce Lee en “Juego con la muerte”) es muy icónico.


SARAH CONNOR (LINDA HAMILTON) EN “TERMINATOR 2” (1991) DE JAMES CAMERON





Con Sarah Connor pasa más o menos lo mismo que con Ellen Ripley: en la primera película estaban totalmente desbordadas por las circunstancias, pero para la segunda tuvieron tiempo para prepararse a conciencia, y fueron reconvertidas en heroínas de acción de pura cepa. Es fácilmente el papel más importante de Linda Hamilton.


IMPERATOR FURIOSA (CHARLIZE THERON) EN “MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA” (2015) DE GEORGE MILLER





Las primeras tres películas de Mad Max están construidas en torno al carisma de Mel Gibson. Ya la primera empieza con un villano, el Jinete Nocturno, aparentemente invencible, que está dejando a todos los patrulleros como idiotas hasta que aparece Max y lo derrota con facilidad humillante, haciéndolo llorar como un niño pequeño. Para la cuarta parte cambia el rostro de Max, y aunque el nuevo actor no lo hace mal, sino al contrario, lo cierto es que la crítica coincidió unánimemente en que Charlize Theron le roba la película con este papel.


XENA (LUCY LAWLESS) EN “XENA: LA PRINCESA GUERRERA” (1995-2001) DE SAM RAIMI





Xena empezó como villana de Hércules. Pronto destacó y pasó a protagonizar su serie propia, en el mismo universo de péplum fantástico que el Hércules de Kevin Sorbo para Sam Raimi. Sorbo hizo un buen papel, pero Xena, como antigua villana, era un personaje más elaborado y carismático, que protagonizaba otro tipo de historias, aunque también estuviesen repletas de acción. Si Hércules es un semidiós bonachón y con poderes sobrehumanos, Xena es mortal, y debe ser mucho más contundente con sus villanos (que también tienden a ser más retorcidos que los de Hércules), lo que con frecuencia implica matarlos. Quizá podría decirse que a nivel de personalidad, Xena conecta más con el Hércules clásico, el de Steve Reeves (tosco, contundente y despiadado con los villanos) que el propio Hércules de Kevin Sorbo, más benevolente.
Con sus habilidades acrobáticas, su mala leche y su chakram, Xena repartió tortazos a lo largo y ancho de la Grecia clásica, y otros lugares del mundo, tanto a mortales como a dioses. Además, Lucy Lawless exhibió una notable química en pantalla con Bruce Campbell (aquí el divertidísimo Autolycus, rey de los ladrones), que ha logrado que compartan cartel bastantes veces a lo largo de los años.
Sam Raimi parece muy contento con el trabajo de Lucy Lawless, porque la ha recuperado para la mayor parte de sus producciones televisivas, como “Spartacus” o “Ash VS Evil Dead”. No me extraña.


JESSICA JONES (KRYSTEN RITTER) EN “JESSICA JONES” DE MELISSA ROSENBERG





Un personaje Marvel bastante singular, cuya serie en Netflix es magnífica. Antes de convertirse en detective privado, Jessica (que ya era cínica entonces, pero no tanto como llegaría a ser), consiguió poderes en el típico y tópico accidente propio del género superheroico, y pensó en convertirse en una superheroina. Al poco de empezar su carrera, fue apresada por un supervillano, Killgrave (Zebediah Kilgrave, el Hombre Púrpura, en el cómic), con poderes de control mental, que la retuvo y abusó física y psicológicamente de ella durante meses. Cuando Jessica consiguió finalmente escapar, toda su fe en la humanidad se hizo cenizas y se convirtió en alcohólica, pero inició un trabajo como detective privado. Ése es el punto de partida de esta gran serie (con bastante humor negro, sátira social y ágiles diálogos), en la que Jessica lentamente vuelve a abrazar su naturaleza superheroica y busca su venganza contra el villano responsable de su desgracia.


EMMA PEEL (DIANA RIGG) EN “LOS VENGADORES” (1964)





Un personaje pionero en el arquetipo de heroína de acción, Emma Peel es la carismática coprotagonista de la serie de espionaje británica “Los Vengadores”, repleta de elementos de fantasía y ciencia ficción, así como una fuerte carga de humor negro y violencia estilizada, cuyo remake con Sean Connery, Uma Thurman y Ralph Fiennes por desgracia resultó un verdadero atentado a la serie original (no por culpa del reparto).
La serie no guarda relación alguna con Marvel, pese al título. Sí, irónicamente con DC, puesto que tuvo un crossover en forma de cómic con Batman, en el que Emma Peel sigue siendo dibujada con los rasgos de Diana Rigg.


PRINCESA LEIA (CARRIE FISHER), AMIDALA (NATALIE PORTMAN) Y REY (DAISY RIDLEY) EN LA SAGA “STAR WARS”





La saga creada por George Lucas tiene gran cantidad de personajes femeninos destacables, desde su primer momento. La primera en asomar fue la Princesa Leia, y es el prototipo de heroína de acción de “Star Wars”. Aparece, entre otras, en las tres mejores cintas de la saga, la trilogía original.
En cambio, el caso de Amidala es curioso. Natalie Portman es en general mejor actriz que Carrie Fisher, y tiene una carrera bastante más interesante fuera de “Star Wars” que Fisher, pero aparece en dos de las tres peores películas de la franquicia (salvo que contemos los spin-off de los Ewoks) como son “La amenaza fantasma” y “El ataque de los clones”. Y cuando aparece en una película que sí es buena, “La venganza de los Sith”, su papel resulta minúsculo en comparación con las anteriores, y quien tiene todo el lucimiento interpretativo es Ian McDiarmind como Palpatine. En general lo que la hace interesante es lo que aporta Natalie Portman como actriz (además de su icónico vestuario en su primera película), teniendo que lidiar con algunas situaciones tan torpemente escritas como las escenas de romance de “El ataque de los clones” o todos sus momentos junto al infame Jar-Jar Binks.
En cuanto a Rey, ella es fácilmente lo mejor de la película de J.J. Abrams que la alberga (junto a Harrison Ford y las escenas de acción), aportando mucha frescura, espontaneidad y simpatía, y ayudando a compensar a los endebles villanos.


RIVER TAM (SUMMER GLAU) EN LA SERIE “FIREFLY” (2002) Y LA PELÍCULA “SERENITY” (2005), DE JOSS WHEDON





Dentro de la tripulación de la nave espacial Firefly hay carisma a cubos, y genialidad en los guiones de Joss Whedon. Posiblemente el mejor personaje sea el entrañable pero cabroncete Capitán Mal Reynolds al que da vida Nathan Fillion con gran simpatía, pero Summer Glau también ocupa su cuota de pantalla con decisión.
En la serie original, River es una chica ccuyo cerebro está dañado porque el gobierno ha hecho experimentos con él (dejándola convertida en una especie de psicótica autista), y que está escapando de ellos junto a su hermano. En la película, sabemos el alcance exacto de sus poderes debido a los experimentos (que no son pocos), y una vez puede controlarlos abandona su fragilidad y la vemos, entre otras proezas, despachar con suma facilidad a un nutrido grupo de los villanos más peligrosos de la franquicia, los dementes y caníbales Reavers, en una escena totalmente épica. Es el papel más importante de Summer Glau.


VIUDA NEGRA (SCARLETT JOHANSSON) EN “LOS VENGADORES” (2012) DE JOSS WHEDON





Natasha Romanoff, una espía rusa, reconvertida en agente de S.H.I.E.L.D., esta superheroina de Marvel con el rostro de Scarlett Johansson (y que pide a gritos protagonizar película propia, tras no hacerlo en las dos primeras fases del Universo Marvel en el cine), tiene alguna que otra escena de lucimiento memorable, como la primera vez que la vemos en “Los Vengadores”, infiltrada y en una situación de gran peligro, a punto de ser torturada hasta la muerte, para resultar todo parte de una estratagema para interrogar sutilmente a los criminales que aparentemente la tenían cautiva, y a los que patea el culo cuando debe atender el teléfono. Nuevamente, guión de Joss Whedon.
La Viuda Negra fue determinante para que Scarlett Johansson se convirtiera con apenas 30 años en la actriz más taquillera de todos los tiempos. Es decir, sólo juntando la taquilla mundial de las dos primeras películas de “Los Vengadores”, la cifra supera ampliamente los 2000 millones de dólares y se aproxima a los 3000, y ella tiene múltiples apariciones más en el Universo Marvel.
Por cierto, aunque Natasha no es el mejor papel de Scarlett Johansson (ejem, “Lost in translation”), ella no duda en las entrevistas en señalarla como su personaje favorito, lo cual es destacable.

ADÈLE BLANC-SEC (LOUISE BOURGOIN) EN “ADELE Y EL MISTERIO DE LA MOMIA” (2010) DE LUC BESSON





Se trata de una periodista francesa cuyas andanzas transcurren en los años 20. La película adapta la serie de cómics francesa de Tardi, una exquisitez llena de elementos pulp y fantásticos, aunque la película añade escenas de acción como la del arranque en Egipto. La película aborda dos casos, uno vinculado con momias y el misticismo egipcio, y otro en relación a un científico loco que encuentra el modo de devolver a la vida un dinosaurio, lo que desata el terror en París. Pero lo que más destaca de la película es su protagonista, con un gran carisma y un fuerte carácter (además de sorprendentemente borde y cínica). La crítica dio grandes elogios a la cinta, pero no se convirtió en una de las más taquilleras de su director, lo que no impidió que alcanzase el estatus de película de culto.
El director francés Luc Besson es todo un experto en películas de acción con heroínas, teniendo en su haber desde “El quinto elemento” hasta “Nikita”, pasando por “Lucy”.


ELLEN (SHARON STONE) EN “RÁPIDA Y MORTAL” (1995) DE SAM RAIMI





La heroína, ávida de venganza contra el asesino de su padre, en curioso western de Sam Raimi, de espectacular reparto, con Stone, Hackman, Crowe, DiCaprio y hasta Tobin Bell y Bruce Campbell (que si parpadeas, te pierdes su aparición porque su escena fue muy recortada), así como constantes referencias y homenajes al spaghetti western italiano, pero dotado del estilo propio de Raimi, con sus movimientos de cámara y zooms propios de la saga “Evil Dead”, o el cómo muestra la violencia en los tiroteos, de forma gráfica y estilizada al tiempo (casi un cartoon de terror), lo que unido a detalles como el caserón gótico del villano (Gene Hackman), la ponen en la órbita de nuestro género, aunque sin ser un “weird western”. Por si fuera poco, Joss Whedon colaboró en el guión, ayudando a darle un toque simpático y carismático que es propio de su obra. En esta película Sharon Stone demuestra que también tiene habilidad en papeles heroicos, aunque su especialidad sea con las villanas.
Si hay que destacar una escena de Sharon aquí, bien podría ser aquella en la que le vuela de un disparo los testículos a un pederasta violador de niñas. Pura justicia poética.


HIT-GIRL (CHLOE MORETZ) EN “KICK-ASS” (2010) DE MATTHEW VAUGHN





Normalmente el sidekick de un superhéroe, su acompañante, es un personaje menos interesante que el héroe principal en sí. La comedia negra de superhéroes “Kick-Ass” y su secuela son una notable excepción, dado que Hit-Girl eclipsa totalmente a Kick-Ass. Chloe Moretz se convirtió en estrella infantil por interpretar a esta superheroina, entrenada desde niña en el manejo de todas las armas mortales por su padre, para ser una superheroina de cómic como si fuese un juego, para lograr éste su venganza (una decisión un pelín irresponsable, pero bueno). Hit-Girl masacra alegremente a decenas de enemigos a lo largo de la película, en unas coreografías de lucha divertidas y reseñables, incluyendo una épica y emocionante batalla final, en la que el propio villano (Mark Strong) reconoce que ojalá ella fuese su hija, en vez del hijo que tiene.
En “Super”, Ellen Page tiene un papel parecido, aunque el personaje allí es llevado a extremos incluso mayores, pues resulta totalmente psicopática.


WONDER WOMAN (LYNDA CARTER) EN “LA MUJER MARAVILLA” (1975)





La serie de televisión no es ninguna maravilla, pero resulta muy entretenida, es la piedra angular de la carrera de su protagonista, es muy famosa entre los lectores del personaje y es fácilmente la adaptación más fiel en imagen real de Wonder Woman jamás realizada. La película animada de hace unos años también tiene nivel.


LIZ SHERMAN (SELMA BLAIR) EN “HELLBOY” (2004), DE GUILLERMO DEL TORO, Y SU SECUELA





Las películas de Guillermo Del Toro sobre Hellboy, al igual que los cómics originales de Mike Mignola, son historias de superhéroes que parecen tener lugar en los escenarios tradicionales del terror gótico, cinematográfico y literario. En este marco, la atormentada Liz Sherman, con poderes de pirokinesis, pero incapaz de controlarlos, que siempre ha sido perseguida y rechazada, encaja como un guante. Irónicamente, fue idea de Guillermo Del Toro el emparejarla con Hellboy, dado que en el cómic no ocurre así, pese a lo lógico que resulta en la película. Un trabajo notable de Selma Blair, que exhibe buena química con Ron Perlman.


ZATANNA (JULIE BROWN / SERINDA SWAN) EN “BATMAN: LA SERIE ANIMADA” Y “SMALLVILLE”





Zatanna es una superheroina DC de culto, con cómics que se venden en tiradas cortas, pero se revalorizan brutalmente. Como personaje es un diamante en bruto, porque sigue esperando su gran adaptación. Sobre el papel, en los cómics escritos por Paul Dini, es una genialidad, con grandes y divertidísimas historias repletas de ingenio, humor y elementos terroríficos. En un mundo ideal, el personaje ya habría dado el salto al cine en los 90, si Tim Burton hubiese dirigido un par de películas más de Batman entonces (Zatanna está fuertemente vinculada a Batman, es amiga suya de la infancia, e incluso su padre le enseñó trucos de escapismo al murciélago), interpretada por alguien del estilo de Jennifer Connelly, que es idéntica al personaje. Puestos a pedir, que Constantine hubiese sido David Bowie (dado que el original del comic se inspira en Sting, tendría lógica).
Volviendo al mundo real, solo hemos tenido unas cuantas adaptaciones a televisión, como personaje invitado en las series animadas de Batman y la Liga de la Justicia, que han resultado excelentes, dado que fueron escritas por el propio Paul Dini. La única Zatanna “de carne y hueso” la tuvimos en “Smallville”, y aunque apareció poco, era de lo mejor de la serie, aunque esta vez el guión no era obra de Paul Dini y se notaba. La Zatanna de “Young Justice” fue más floja, pese a la calidad de la serie, dado que se tomaban libertades como quitarle diez años de edad al personaje, y ello afectaba a su carisma.


APPLE (LAURENCE LEBOUF) EN “TURBO KID” (2015) DE ANOUK WHISSELL, FRANÇOIS SIMARD Y YOANN-KARL WHISSELL





Habita en un mundo apocalíptico, deliciosamente ochentero, y que bebe mucho de “Mad Max”. Se trata de un personaje que es capaz por un lado de mostrar una gran ternura y simpatía, y por otro de ser notablemente extraña, bizarra y hasta un poco siniestra.
La primera vez que el protagonista (un chaval lector de cómics de superhéroes, que acabará convirtiéndose él mismo en un superhéroe en dicho mundo) la encuentra, ella declara que es su amiga, y tras explicarle a un cadáver (!) que tiene que irse, hablándole como si estuviera vivo con perfecta naturalidad, procede a acompañar al héroe en sus aventuras, que implican enfrentarse a la banda de un cacique local (Michael Ironside). La película reserva algunas sorpresas sobre la verdadera naturaleza de Apple, aunque es obvio que pese a todo Apple es más humana que casi todos los otros personajes que pueblan su película.


LEELOO (MILLA JOVOVICH) EN “EL QUINTO ELEMENTO” (1997) DE LUC BESSON





En un mundo futurista de ciencia ficción bastante peculiar, ella y Bruce Willis son la última esperanza para salvar a la humanidad de un mal ancestral. Leelo no es exactamente humana, y parte de su película (la más divertida) consiste en su aprendizaje de las costumbres humanas. La cinta está llena de humor negro y fantasía, y Milla Jovovich hace en ella su mejor papel. Está divertidísima cada vez que dice “multipase”.