Usuario Anónimo
Login - Registro

Comic-Con 2014
 

Cine de terror español: Un género en auge

Por David Sierra


De todos es sabido que el cine español, por mucho que nos cueste aceptarlo, le cuesta superar una media decente en la calidad de sus títulos. Puede que sea por la atroz falta de ideas, de presupuesto en la mayoría de las ocasiones, o sencillamente porque los realizadores no se quieren arriesgar a algo que se sale de lo “social”, lo cierto es que el género mas castigado siempre es el del fantástico. Aunque ahora hay realizadores de sobrenombre en el extranjero, debido sobre todo a los films de lo sobrenatural para solucionarlo.



No es ajeno a nadie el éxito que obtuvo “Los Otros”, de Amenabar en el extranjero, lo popular que ha llegado a ser en los EEUU el film de Balaguero “Darkness” o que “Acción mutante”, dirigida por Alex de la Iglesia y producida por Almodóvar sea un film de culto en Japón. Pero antes de llegar a este punto, el cine de terror estaba totalmente desprestigiado. Y no fue realmente hasta después del régimen franquista, con su censura y en plena época de destape, cuando los tabúes se eliminaron en el genero, ofreciendo películas que hoy en día, al contrario que otras producciones de la época en los EEUU, dan mas risa que terror. Es el genero del terror –cañi.

DEL DESTAPE AL DESGARRO

Posiblemente antes de esta época solo sea remarcable un film de terror, con ligeros puntos comunes del expresionismo alemán al mas puro estilo Fritz Lang o “El gabinete del doctor Caligari”. Hablamos de “La torre de los siete jorobados”, con un estilo mucho más clásico y depurado, como los clásicos del terror que todos conocemos de los 40. Tendremos que esperar a los 60 para la aparición de dos nombres clave en el cine español. Para bien o para mal: uno, Jacinto Molina alias Paul Naschy. Le fue el genuino hombre lobo, nuestro Boris Karloff particular que protagonizo uno de los films mas populares del terror clásico: “La maldición de la bestia”, es decir, el nacimiento del hombre lobo, basado en la popular historia de Romasanta. Se creo un personaje para el recuerdo y 100% español (aunque Hollywood coqueteara también con el personaje).



El otro nombre para el recuerdo, y posiblemente el más conocido: Franco. Jess franco. Sus películas, malas donde las haya, pero al menos fueron un comienzo para lo que deparaba el futuro del cine de genero en España. Suya fue la saga del doctor Orloff, en la que destaca “Gritos en la noche, (1961)” y “El secreto del Dr. Orloff (1964)”. Sus películas, que al más puro Tarantino, solo que sin la calidad de este, ofrecen multitud de referencias al cine de la Hammer. Otras películas para el recuerdo suyas fueron “El conde Drácula 19699” y “Drácula contra Frankenstein (1971)”. Para le recuerdo por su calidad, porque aunque tengan el encanto de las producciones de antaño ni mucho menos llegan a la altura de sus congéneres estadounidenses. El problema era ese, la producción. Mientras el los productores se empeñaban en hinchar las carteleras de films musicales hortera o de películas con Niño, no había una pelicula de horror que hubiera tenido gran repercusión, por lo cual el capital solo venia de productores extranjeros, ávidos de dinero en el viejo continente. Mientras tanto, Paul Naschy seguía con su empeño de repetir el éxito de América en lo que refería a las "Monster Movies" con su inefable caracterización de hombre lobo patrio. Protagonizo a finales de los 60 “La marca del hombre lobo (1968)” donde gracias a el recién estrenado estereo y las gafas en 3D, alcanzo mucha po

 

HypeMeter: Lo + Buscado

Síguenos en las Redes Sociales