Visitamos el rodaje de "La Leyenda del Samurái: 47 Ronin"

El próximo 25 de diciembre llega a nuestras pantallas La Leyenda del Samurái: 47 Ronin, la superproducción dirigida por Carl Rinsch protagonizada por Keanu Reeves que adapta la célebre historia japonesa de los 47 Ronin añadiéndole un toque fantástico y espectacular que la convertirá en uno de los taquillazos del año.

La película cuenta la historia de Kai (Keanu Reeves), un mestizo rechazado y convertido en paria, que se une a Oishi (Hiroyuki Sanada), el líder de una banda de 47 ronin. Juntos tratarán de cobrarse venganza contra un señor feudal que asesinó al maestro de los segundos y desterró a todos los que trabajaban para él. Con idea de restaurar el honor perdido y su tierra, los soldados se embarcan en una aventura que les desafiará con retos que destruirían a guerreros ordinarios… una aventura a través de un mundo salvaje repleto de bestias mitológicas, brujas cambiaformas y terrores increíbles.





UN VIAJE AL JAPÓN FEUDAL

Han pasado cerca de dos años y medio desde que estuvimos en el rodaje de la película en los estudios Shepperton de Londres. Desde el primer momentó que entramos en el set del rodaje pudimos hacernos una idea de la gran superproducción que se traía entre manos la gente de Universal. Una enorme réplica de un castillo feudal servía como marco para un par de escenas que se rodaban en ese momento. Decenas de samuráis montados a caballo regresaban a él después de una batalla con Keanu Reeves (Kai) y Hiroyuki Sanada (Kuranosuke Óishi) a la cabeza.

Observar los bocetos artísticos que nos enseñaron nada más llegar y posteriormente ver el resultado en vivo (ya fuese en forma de monstruos, estancias o vestuario) demuestran el mimo y cuidado que han puesto en todos los detalles de esta película. Definir en palabras la película sin ver imágenes de ella es complicado, pero coge una película de Kurosawa y añádale unos toques de Tolkien, y tendrás algo parecido a "47 Ronin".

Posteriormente tuvimos la oportunidad de ver varios minutos en 3D de la película (todavía sin pulir en postproducción) y era algo impresionante: Escenas espectaculares, batallas épicas, monstruos gloriosos y una Rinko Kikuchi en plan lagartona (y nunca mejor dicho) que darán mucho que hablar. Puro espectáculo al servicio del entretenimiento.

Mientras avanzábamos por el set del rodaje rumbo a entrevistar a algunos de los protagonistas, nos ibamos cruzando con decenas de extras ataviados con impresionantes ropajes de samuráis que te trasladaban al Japón Feudal y únicamente las enormes cámaras para rodar en 3D te devolvían al presente.






KEANU REEVES (KAI)

Con una gran sonrisa, vestido con kimono y una larga melena y barba desaliñada (propia para su papel) llegó Keanu Reeves y se presentó a los asistentes con un "Hi, I´m Keanu". Haciendo un gran esfuerzo por no ponernos en plan groupie y tirarnos a sus pies gritándole "No, eres el jodido Neo, eres El Elegido", comenzamos a charlar con él y nos comentó que lo más le había atraído del proyecto tras leer el guión era esa mezcla de Western que desprendía y su personaje, "una especie de forajido que se ve envuelto en una historia de venganza y amor imposible". Después se reunió con Carl Rinsch y éste le mostró su visión sobre el proyecto y storyboards como la caza de la bestia con la que comienza la película y quedó absolutamente prendado de la idea.

Sobre el rodar algunas escenas hablando en japonés nos contó que "Carl quería que fuese el mejor japonés posible. Así que traté de familiarizarme lo máximo con el idioma y me daban instrucciones sobre la pronunciación. Fue muy divertido la verdad. Para mi era un reto hacer estas escenas pero al igual que les ocurre a los actores japonesas rodar las suyas en inglés."





El espectacular 3D será otro de los puntos fuertes de la película. Keanu comentó que "Me encanta el 3D, pero sobre todo me encanta ver la forma en la que John Mathieson (el director de fotografía) trabaja con él, cómo consigue trasmitirnos la profundidad en las escenas. Sentirla. Creo que hace un trabajo precioso.

Sobre sus compañeros de reparto admitió sentirse un poco intimidado con Hiroyuki Sanada ("Ringu"). "Es un tipo fantástico con la espada. Ha hecho multitud de películas como The Twilight Samurai o El Último Samurai. Yo crecí con Sonny Chiba. Recuerdo que estábamos haciendo una prueba de cámara y le pregunté "Oye Hiro, ¿Cuántas películas de Samuráis has protagonizado?" y él me respondió "Unas veinte". Más tarde le hice la misma pregunta y me dijo "Unas treinta". Es un tipo genial (risas).

Sobre la forma en la que se retrata en Japón temas como el honor y sacrificio en relación al cine de Hollywood comentó que "creo que es más la visión que quiera darle el cineasta. No es que sea extraño para el público occidental la idea de honor y venganza como se refleja en el cine japonés, simplemente que no es lo que estamos acostumbrados a ver. En el caso de la película tanto mi personaje como los Ronin buscan la misma meta. Ellos aprenden de Kai, al igual que Kai acepta la ferocidad de sus actos. Son 47 tíos que buscan un baño de sangre y tienen algo en común: la idea de honor y venganza"





HIROYUKI SANADA (KURANOSUKE OISHI)

Educado y tímido a partes iguales se presentó ante nosotros Hiroyuki Sanada. Un actor que con el paso del tiempo se ha ganado el corazón de millones de personas en todo el mundo gracias a su participación en títulos como "Ringu", la serie "Perdidos" o más recientemente en "Lobezno Inmortal". A sus espaldas más de 80 películas y es uno de los grandes exponentes del cine samurái de los últimos años en Japón.

"Es probablemente la historia samurái más famosa en Japón" - nos comentó -, "pero tenemos un montón de material nuevo en el guión que la cambia dándole un enfoque fantástico. Es una película muy especial para mi ya que es una mexcla perfecta entre el tema samurai y el Hollywood más fantástico. Creo que es un título muy especial y que nunca se ha visto nada igual".

Asimismo nos confesó que "en un principio estaba precocupado por los elementos fantásticos que le habían añadido a la historia. Pero cuando conocí a Carl y me habló de su visión de la película entonces respiré aliviado por su enorme visión, conocimiento y respeto que tienen a nuestra cultura. Ha conseguido un equilibro entre lo visual, el drama y la acción que va a convertir la película en algo épico"





Sobre su primer recuerdo sobre la historia de los Ronin nos dijo que "creo que fue cuando tenía ocho años. Vi en televisión la versión de Toshiro Mifune donde daba vida a Oishi. Después he visto multitud de versiones y películas e incluso ya he estado en una dirigida por Kinji Fukasaku en 1994"

"Ha aprendido mucho y tiene mucho respeto por nuestra cultura" -nos comentó al preguntarle por Keanu Reeves. "Fue una sorpresa cuando le conocí e incluso ha aprendido japonés. Es increíble. En el rodaje el estar pasando de japonés a inglés fue muy difícil. Es algo complicado. Pero la primera vez que Keanu habló japonés en una escena fue muy importante pero consiguió una pronunciación perfecta. Ya no sólo hablando, también moviéndose dándole emoción..."

En relación a las escenas de acción nos dijo que "he hecho muchas películas de samurai y en algunas ocasiones las coreografías las improvisaba yo. En esta ocasión hemos tenido un gran coreógrafo que mezcla varios estilos. Hemos tratado de realizar un contraste entre las habilidades especiales de Keanu cazando monstruos y el estilo clásico Samurai"

Por último bromeó diciendo que ya estaba acostumbrado a vestir con ropa de Samurái. "He llevado kimono y armadura durante años. Es como lleva pijama ya"





⇩PUBLICIDAD⇩