"Mr. Right": Entrevistamos a su director Paco Cabezas

Ya han pasado unos cuantos años desde que conocimos a Paco Cabezas, precisamente en el Festival de Sitges, cuando presentaba su ópera prima Aparecidos.

Ahora ha vuelto al festival para presentar la que es su cuarta película, Mr. Right, un título que cuenta con un reparto de primera fila formado por Sam Rockwell y Anna Kendrick que ha gustado mucho a los que ya han tenido la oportunidad de verla (nuestra crítica podéis leerla aquí).

Por los aplausos de anoche parece ser que Mr. Right ha gustado en Sitges...

Bueno, siempre digo que intento hacer todas mis películas para Sitges. Claro, eso choca con que está hecha dentro del sistema Americano y a ellos este tema les importa poco, porque lo que quieren es hacer productos para el gran público. Y tengo un punto de vista muy "Club de la Lucha" con todo esto, primero hay que infiltrarse en el sistema y, una vez dentro, puedes corromperlo.

Es como que primero le enseñaremos una cara más amable y poco a poco iremos corrompiendo el sistema. Ese es el plan, ¡pero no se lo digas a nadie!

De hecho la película es hiperviolenta, pero muy de dibujos animados.

Sí, la idea es que comience como una comedia romántica en su primera media hora para luego ir girando, girando y girando sin perder nunca la sonrisa. Si coges la película y se la cuentas a alguien, punto por punto todo lo que pasa, pensarías que es una película muy violenta. Pero tal y como está contada después tiene todo como un aire muy... bonito, como rollo Rey Pescador.

Sí, los personajes están en un nivel de buen rollo y de cachondeo divertidísimo.

También es el estado en el que están. Por ejemplo, hay una gran diferencia entre el Brad Pitt y Angelina Jolie de Sr. y Sra. Smith en el sentido que ellos ya llevan años casados, pero aquí los protagonistas están en su primera semana de relación. Es ese momento en el que se sienten superenamorados, caminando sobre nubes y deseando buscar una esquina en cualquier lado para follar aunque sea en el parque (risas). Todo es como de color caramelo.

Que en esa situación resulta que ese alguien es un asesino a sueldo es, bueno, da igual. Qué coño importa. Me da igual que estés loco... de hecho hay una frase que dice Sam Rockwell en cierto punto de la película, "Quién coño quiere ser normal". Es una cosa que me empeñé en poner en guión con Max porque es de lo que creo que va la película. No tienes por qué ser normal para poder ser feliz.


Mr. Right


Claro, por qué tengo que cambiar por ti, mejor ser como somos...

De hecho hay un momento en el que él lo intenta, dejando de matar a gente y simplemente hiriendo a todo el mundo que se le pone por delante. Pero a ella en cierto punto le da igual, lo lleva bien.

Va un poco con el tono que queríamos darle, de esas películas de acción en los 80 donde existía el héroe cómico. Parece ser que después del 11S todos los protagonistas tienen que ser trágicos, dramáticos y terribles. Quería un poco recuperar a ese John McClane o Indiana Jones y darle esa vuelta desde una película independiente como esta.

En la salida todo el mundo tarareaba la canción de los créditos y con buen rollo en el cuerpo, casi como si fuera un musical de la hiperviolencia.

Sí, es un musical hipeviolento. Arriesgarme, creo, es algo vital. Piensa que un director hace una película cada 2 años, si tiene suerte. ¿No te ha pasado alguna vez que sales del cine pensando "está muy bien, pero ya la he visto antes"? Intento que eso no pase, que aunque no te gusten o no conecten contigo no podrá decirse que no son arriesgadas en cierto punto.

Es algo que quiero sea difícil, siempre en la cuerda floja, riéndote a lo mejor en un momento y viendo como un personaje le abre la cabeza a otro a continuación. Y aquí en Mr. Right he hecho muchos esfuerzos para tenerlo unido, con el objetivo de que el publico Norteamericano aplauda y ría con una película de hiperviolencia.

Ya hace 2-3 años, antes de Tokarev, que ya hablabas de Mr. Right.

Fue uno de los primeros guiones que me llegaron cuando estaba en Holllywood y fue el que yo tenía claro que quería hacer. Cuando conocí a Max fue ese momento contemplativo de "tengo que trabajar con este tío". Es un tipo que es capaz de ir con nariz de payaso a clase o dedicarse a llevar una marioneta a todas las entrevistas con ejecutivos durante una semana entera... y que la marioneta hablara por él.

Para mí ha sido como un alma gemela, un tipo que tiene el mismo sentido del humor cabrón. Entre medio sí que ha pasado la película de Nicholas Cage, pero esta Mr. Right y Carne de Neón son las que de verdad me representan como director.


Paco Cabezas Entrevista


También tiene paralelismos con Sexykiller.

Para los que se acuerden de Sexykiller podrán rememorar una escena en la que Macarena iba al baño en mitad de una cena y por el camino mataba a un tipo. Hay una escena en Mr. Right muy parecida con una cena y el protagonista levantándose para asesinar a alguien. Recuerdo pensar en cómo 2 personas en la otra punta del mundo pueden llegar a la misma conclusión, con esa idea de que un personaje es un asesino y el otro no se da cuenta... Para todo eso Sam y Anna han sido unos cracks.

El trío protagonista es genial, ¿cómo es jugar con estas tres cartas?

Paso a paso, primero llegó Sam Rockwell, luego Anna y luego Tim. Durante una época iba a ser Don Johnson el personaje de Tim Roth, pero por suerte no fue así (para mí, que soy un megafan de Roth).

Hay un punto raro friki en el que lucho continuamente para mantener bajo control. Por ejemplo, después de rodar una secuencia con Sam Rockwell asesinando gente como si fuera Gene Kelly y después pegándose de ostias con Tim Roth bajo la coreografía del tipo que hizo las de Gran Golpe en la Pequeña China... bueno, digamos que ese día te vas a la cama con una sonrisa. No puedes evitar pensar "OSTIA", pero como director tienes que ponerte serio y darle al trabajo.

Y ahora estás dentro de una serie de la que somos fans acérrimos como es Penny Dreadful...

Yo también soy muy muy fan, cosa que me ha alegrado mucho. Estaba acojonado porque hasta ahora solo había hecho cine y pasarme a la tele con algo que no me gustara me daba mucho respeto. En cambio Penny Dreadful me apasiona. Y si te ha gustado la segunda temporada espérate a la tercera, porque créeme que los guiones son la polla. Qué guay es salir de algo de lo que estoy orgulloso como es Mr. Right y aterrizar en algo con el mismo sentimiento que es Penny Dreadful.

Etiquetas: Entrevistas - Sitges 2015