Entrevistamos a David Prowse

David Prowse, no os voy a engañar, impresiona. A sus 80 años y con sus casi 2 metros de altura, este educado caballero inglés fue el cuerpo de Darth Vader en la trilogía a la que todos amamos.

Con motivo del estreno en Sitges de I am your father, documental sobre su papel en la saga y de su truncado final, el mitico Prowse nos prestó minutos de su tiempo para una pequeña entrevista entre jardines, micrófonos y perturbaciones en la fuerza.

Nuestra falta de fe, la verdad, nunca le resultó molesta.



(David Prowse con el traje de Darth Vader, personaje al que dio vida)


Si hubiése tenido la oportunidad de saber todo lo que vendría después, ¿habrías aceptado el personaje?

Sí, sin duda. El hecho de ser Darth Vader es algo que ha marcado toda mi vida, la ha hecho más completa. ¿Quién no querría una cosa así? He tenido el honor de conocer a muchas personas, de viajar por todo el mundo… estar en una convención con 20.000 personas que te están mirando, diciendo “ese es Darth Vader”.
Es el personaje de ficción definitivo.

¿Cómo se siente uno al ser parte de la cultura con ese personaje?

Extraordinario. No sé si es algo muy cultural, pero sí es una figura mítica y un personaje muy importante en toda la historia del cine.

Es un personaje de villano al que todo el mundo quiere…

Creo que Vader es un personaje fantástico, pasando de ser este villano a alguien totalmente distinto al final de la trilogía. Si hubiera continuado con vida cada vez sería más bueno (risas).

En el documental vemos el ‘lado oscuro’ de las grandes producciones.

Bueno, los problemas que tuve con Lucas se limitaron a algo entre nosotros dos. Tampoco es momento de sacar heridas del pasado; piensa que sigo viajando por todo el mundo, yendo a convenciones… todo es en nombre de Lucas Films. Estoy ahí gracias a ellos y, al mismo tiempo, les estoy promocionando.
Cuando trabajas en una película siempre, siempre pasan cosas. Luego en las entrevistas puede ser que estés diciendo algo que, en ese momento, te parece normal. Pero cuando esas mismas palabras aparecen impresas puede pasar que se queden ahí para siempre. No te las puedes quitar de encima.
Me suelen preguntar qué pienso de las películas nuevas, por ejemplo. Y me he dado cuenta que tengo que ir con bastante cuidado a la hora de hablar, ¿no? A la que se te escape cualquier tipo de información puede que estés revelando más de la cuenta.

A parte del personaje de Darth Vader, ¿de qué otros personajes se ha encariñado? Antes y después de Star Wars.

Mi personaje favorito de todos los tiempos es el Green Man de los semáforos. La campaña duró del año 76 al 90, así como visitas a los colegios para hablar sobre la seguridad vial. Fue todo un honor, porque el nombre de accidentes se redujo y salvó la vida de medio millón de niños. De hecho, en el año 2000 la reina de Inglaterra me concedieron la medalla de la orden del Imperio Británico.

Así que, más que nunca, es Lord Vader…

(risas) No no no no, es una medalla de honor, no significa que me den el título de Lord.

¿Y los años en la era Hammer? ¿Cómo fue trabajar en aquellos proyectos?

Oh sí, maravilloso Terence Fisher, Peter Cushing… estuve trabajando en películas como Frankenstein y el monstruo del infierno. Nunca trabajé con Christopher Lee, me hubiera encantado haberlo hecho.

Los directores del documental eran niños o ni siquiera habían nacido cuando se hizo la primera Star Wars… ¿está orgulloso de trabajar con gente que continúa este legado?

Siempre que sepan lo que están haciendo, no habrá problemas (risas).



(Una escena del documental I Am Your Father)

Etiquetas: Entrevistas - Sitges 2015