"Divergente": La última película de la saga irá directa a televisión

Cuando Lionsgate adquirió los derechos de La Serie Divergente pensaba que podía tener en sus manos un nuevo pelotazo destinado al público joven como sucedió con Harry Potter o más recientemente con Los Juegos del Hambre.

Sin embargo aunque las dos primeras películas no funcionaron mal en taquilla (288 y 297 millones recaudados respectivamente), eran unas cifras muy lejos de las inicialmente esperadas. Esto añadido al batacazo que se metió la tercera entrega, Divergente: Leal, consiguiendo sólo 179 millones, ha condenado a la franquicia a terminar en la pequeña pantalla.

Así lo ha anunciado Lionsgate y la idea es que Divergente: Ascendente sea un spinoff televisivo que estará ambientado en el mismo universo y retomará los hilos que se han dejado abiertos en las películas. Eso sí, parece que los actores serán diferentes y por tanto Shailene Woodley, Theo James, Naomi Watts y compañía podrían no aparecer en ella.

Lo ridículo del tema es que Ascendente no existe como libro, sino que es la segunda parte en la que dividieron Divergente: Leal para hacer una película más y de este modo recaudar más dinero (algo que ya se hizo en "Crepúsculo" o "Los Juegos del Hambre"). Por tanto, si esta división no se hubiera hecho, la saga hubiese sido una trilogía y sus fans habrían podido verla íntegra en cine y con los mismos personajes.

⇩PUBLICIDAD⇩