ESPECIAL: Dime qué ves y te diré quién eres (películas dentro de películas)

No importa que las películas se contextualicen en la más rabiosa actualidad, o incluso en tiempos futuros, o que los personajes dispongan de tecnología punta, o vivan en modernas metrópolis, porque en sus casas y en sus cines siempre verán películas en blanco y negro.

La intertextualidad se defiende como uno de los rasgos principales que separa el cine moderno del clásico. Hoy casi todo es referencial y autoconsciente, la inspiración de los nuevos cineastas no viene de la realidad ni de la experiencia personal, sino de aquella que han vivido a través de las películas.

De entre todos los géneros, si hay uno que se nutre especialmente de esta reciprocidad es sin duda el Terror, cuya cantera de autores nace de un fandom leal y entregado que busca devolverle el favor al hobby que tantas alegrías y pesadillas le ha dado; un tributo, a menudo en forma de homenaje. Huevos de Pascua, referencias sutiles, guiños, cameos… valores añadidos que sin interferir en el grueso narrativo regalan sonrisas al fan avispado y dan cuerda a charlas distendidas post-visionado.

El recurso de la película dentro de otra película es un clásico del género, a veces como metaficción (Scream, Angustia, New Nightmare), la mayoría como muestras de respeto al cine clásico desde la modernidad, coditos entre colegas de profesión, o pistas sobre la temática de la película que estamos viendo. Esperamos que disfrutéis con esta recopilación de 30 homenajes. Estad atentos a vuestras pantallas… a todas ellas.










Etiquetas: Especiales - Metacine - Artículos