"Fear The Walking Dead": Entrevistamos a Daniel Sharm y Rubén Blades

Coincidiendo con el estreno de los nuevos episodios de FEAR THE WALKING DEAD en la cadena AMC hemos tenido la oportunidad de entrevistar a dos de sus protagonistas, Rubén Blades y Daniel Sharm.

ENTREVISTA A RUBÉN BLADES

Has dicho adiós a la música pero no al cine. ¿En qué punto de tu carrera te encuentras?
Básicamente estoy tratando de ganar tiempo para hacer otras cosas. Hace más de treinta años que hago giras con mi música salsa y ahora quiero dedicarme a otros quehaceres. Seguiré haciendo música pero en otra dirección. Tengo más pasado ya que futuro y tengo que empezar a organizarme, eso es todo. Y en la interpretación, siempre que tenga tiempo, es algo en lo que por supuesto seguiré. Todo es cuestión de tiempo, cosa que no siempre cuanto querrías.

Respecto a la evolución de tu personaje en ‘Fear the walking dead’, ¿cambiarías algo?
Nosotros no tenemos control sobre el personaje y esto es bastante interesante. En un mundo ideal el actor debería tener una conversación con el guionista porque, por ejemplo, yo tengo mi propia historia para Salazar, no una creada por el guionista si no por mi. Igual a los autores no les gusta esto pero, una vez tu obra es pública, las cosas se nos van de las manos. Yo saco una canción y cada cual la va a interpretar a su modo, por ejemplo. Entre la primera y esta temporada, Salazar está descubriendo una espiritualidad que no sabía que tenía y ahora está empezando a preguntarse si hay algo más ahí, es más vulnerable en términos espirituales.



Con todos los proyectos que tienes entre manos, ¿cómo tomaste la decisión de unirte al reparto de la serie?
Lo más importante es que la serie me ofrecía la oportunidad de salir de la comodidad que me da la música, un medio que domino y en el que tengo más experiencia y control sobre el resultado final. Aquí interpreto a alguien que no soy yo y al que me daría miedo conocer en la vida real y eso es importante para mi, ese reto me atrajo. Además el tener acceso a una audiencia tan masiva es extraordinario.

¿Cuáles de los retos sociales que plantea la serie tienen más que ver con la situación actual que vivimos?
Todos. Hay escenarios de racismo y de intolerancia y eso está creciendo en muchas partes del mundo. Lo curioso de la serie es que son americanos yendo a México, no al revés. La serie habla de qué ocurriría si se cae el control de la sociedad por un apocalipsis, todo sería válido y es importante entender que, aunque esto sea ficción, ahora hay apocalipsis ocurriendo en Sudán o en más partes del mundo. Esto está pasando, hay refugiados igual que nosotros en la serie, escondidos en sitios donde no saben si habrá agua o luz, si serán atacados, donde están sus seres queridos… siempre tengo muy presente que esto es algo real, aunque pueda ser algo frívolo de primeras.

Política, música o cine. ¿dónde te sientes mas cómodo?
En las tres. Cuando empecé en el gobierno de Panamá alguien me preguntó si había dicho NO a la música, pero lo que hice fue decirle SI al país. En esa época me centré en la política, simplemente cambié de escenario. Luego he vuelto a otros escenarios como la música o la televisión. No hay que renunciar a nada para obtener otra cosa.

Desde que empezó la serie Estados Unidos ha cambiado de presidente, ¿cómo has vivido esto a título personal? ¿Crees que la realidad de Salazar sería distinta habiendo vivido este apocalipsis en la época de Trump?
No, porque para Salazar no importa quien gobernase antes, cuando todo se desmorona ese señor ya no importa, no importa nada de lo que había anteriormente. Sobre lo otro debo decir que la realidad supera a la ficción, lo que ocurre en Estados Unidos era impensable pero ha ocurrido. Ahora hay que centrarse en ver cómo ayudar para que no empeore la situación, a nivel político y social. No debemos contribuir al racismo o la xenofobia porque ahora mismo es bastante serio lo que está ocurriendo.



¿Crees que la serie puede ayudar a la gente a concienciarse sobre la realidad que se vive actualmente? Se tratan temas como la inmigración o las armas, de hecho.
Si, y sobre el tema de la solidaridad también. Sobrevivimos solidariamente en la serie. Eso de que las cosas que pasan en un sitio no importan en otro no es cierto. Todo lo que ocurre aquí o allá tiene un impacto en otro lugar. Un programa como este puede enseñarte la necesidad de colaborar para defenderte de un mal común o como la familia es importante como unidad, eso nunca pasa de moda. Mi primera lección de moralidad la tuve del cine y esta serie ayuda en este sentido.

¿Te ha picado el gusanillo de dirigir?
Estoy pensando en hacer un documental, yo no sé lo suficiente para dirigir una película, técnicamente hablando. He trabajado en películas y charlado con directores que me han comentado lo difícil que es crear una película, pero hacer un documental si que me apetecería.

¿Crees que tú personaje está más preparado para afrontar un apocalipsis por su pasado?
Seguramente si, Salazar ya pasó por ahí y es el único que está preparado para eso. Debe asumir otra vez aquello de lo que quería alejarse, es su única posibilidad de sobrevivir.

¿Cómo afecta a Salazar que su gente esté en peligro?
Él se culpa de sobrevivir muchísimo. Es como un veterano de guerra, se plantea siempre el porqué él sobrevive y otros no. Sigue buscando a Ofelia y es su razón ahora mismo para continuar, aunque en esta segunda parte de la temporada encontrará más razones todavía para seguir vivo.

¿Tiene alguna película de zombis favorita?
La de George A. Romero, ‘La noche de los muertos vivientes’. Era una película de bajo presupuesto en la que se notaba tanto que era low cost que esto le daba un aspecto de realidad espeluznante. No había estrellas ni gente guapa, era gente normal vestida normal en una casa fea y eso me impactó muchísimo cuando la vi. También me encantó, por la forma épica de presentarla, ‘Guerra Mundial Z’.

ENTREVISTA A DANIEL SHARM

¿Es esta serie un reflejo del Estados Unidos actual? En ella vemos temas como la inmigración o la política de armas de Trump…
La serie es más un reflejo de lo que podría ocurrir si coges una nación como los Estados Unidos y te cargas el gobierno y la política en general. Esto nos enseña cuanta gente y cuanta parte de la sociedad podría mantenerse más o menos dentro de las mismas reglas y cuanta se derrumbaría complemente y estaría fuera de la civilización. Por eso se ha rodado en la frontera entre Estados Unidos y México, porque es un sitio clave para demostrar que las fronteras también se caen.

Has aparecido en muchas series con un fenómeno fan increíble que decidiste dejar. ¿en qué momento decidiste esto? ¿Lo harías también con ‘Fear the walking dead’?
Siempre me muevo por los personajes, si este me gusta o me da miedo y tiene algo que contar siento que estoy haciendo lo correcto. Me gusta hacer cosas que me asusten, no quiero estar cómodo, cuando lo estás, corres peligro real como actor.



Has tocado varias veces el terror en ejemplos como ‘The Collection’ o ‘Fear the walking dead’. ¿Te sientes cómodo en el género? ¿Te gustaría ver a más hombres como estrellas dentro del terror?
Lo interesante es que las mujeres están cogiendo personajes en esas películas que tradicionalmente eran para hombres y que son estereotipos masculinos, es genial ver como ellas son las absolutas protagonistas en este género. Un gran ejemplo es Kim, de la propia serie, es un gran personaje sin importar su sexo ni nada de eso. Me siento cómodo en el terror pero porque no lo veo así, lo veo como algo humano, cuando aparecen zombis en la serie recuerdo que va sobre esto pero siempre me quedo con la parte humana de los proyectos.

¿Cómo describirías la mentalidad de Troy en este punto de la serie?
Es complicada. Como reacciona Troy al drama no es como lo haría mucha gente, lo procesa todo internamente de una manera rara y es interesante ver como los guionistas, que hacen un gran trabajo, consiguen que no seamos estereotipos a la hora de reaccionar.

¿Cómo fue el proceso para interpretar a Troy y cómo te preparaste para el papel?
Fue algo único, muy raro. Había mucho secretismo, no teníamos apenas información. Hice el casting sin saber el nombre del personaje, que me dijeron dos días antes de empezar a rodar. Sólo sabía que algo me pasaría en el ojo porque me hicieron una prótesis para ello, todo era súper secreto. Ellos te cuentan algo de historia del personaje pero el resto lo creas tú y yo creé varias cosas sobre Troy, además los guionistas han ido escribiendo muchas cosas según yo interpretaba el papel. Fue raro pero es de los proyectos en los que me he sentido más libre. Troy podría haber sido muy distinto si lo hubiese interpretado otro actor.

En caso de un apocalipsis zombi real, ¿qué tres objetos te llevarías contigo?
Me llevaría analgésicos para tener tres días geniales y luego matarme (risas). No querría durar mucho. Tequila, drogas y algo para matarme rápido, esos serían los tres objetos seguro. Daría una súper fiesta y luego adiós.

¿Podrías llegar a un acuerdo con tu personaje si te lo encontrases de verdad?
No creo que me llevase bien con alguien así, soy bastante tímido y el estar en ese rancho con tanta supremacía blanca no me haría sentir a gusto. Ya me incomoda estar en el set o sea que vivir ahí con ese tipo de gente sería superior a mi.

En un crossover con ‘The Walking Dead’, ¿te aliarias con Negan o lo matarías?
No conozco la serie muy bien pero creo que buscaría la salida más fácil. Si es quien pienso que es, el tío del bate, intentaría aliarme para seguir vivo de primeras, pero si sale mal me largaría de ahí cagando leches.



Se ha rodado un capítulo entero en español, ¿qué te parece esto de cara al público de Estados Unidos, que no está acostumbrado a leer subtítulos? ¿Se ha querido romper una barrera?
Es un episodio genial y creo que es importante romper el monopolio del inglés porque hace que los americanos e ingleses sigan vagos y no quieran leer. A mi me encantan las películas de fuera y si tienes que leer pues bienvenido al mundo. Pierdes muchísimo si no puedes ver esas películas por no leer subtítulos. Se pierde autenticidad si pones a soldados alemanes hablando inglés, por ejemplo. El episodio se recibió genial y eso es guay porque parece que estamos preparados para romper esas barreras, cosa que me alegra, ya que el idioma más hablado del mundo es el español.

¿Ves cine o series extranjeras?
Si, soy un gran admirador del cine francés por ejemplo. También soy muy fan de las series escandinavas, odio cuando hacen el remake americano de todo, se pierden muchas cosas y no le veo sentido.

El trabajar en tantas series, ¿cómo llevas el fenómeno fan siendo tan tímido?
Pues muy mal (risas). Es raro, como actor quieres ser reconocido porque la gente admire tu trabajo pero si pienso en ser realmente famoso no se si podría soportarlo. Es extraño. Cuando alguien me pregunta por una foto me asusta, no lo entiendo bien, es raro que la gente te conozca y tú a ellos no.

Volviendo a Troy, su padre estaba obsesionado con estar preparado para el apocalipsis pero, ¿Cuál crees que es el objetivo de Troy?
El resultado de perder a su padre ha hecho que empezase a pensar si él realmente creía en esas cosas que su padre le quería inculcar y si realmente eran importantes. La importancia de la familia en Troy es importante porque es un personaje que imita a los demás hasta en sus emociones. Estar con una familia con una base moral o ética le influye. A lo largo de la serie descubrirá si quería lo mismo que su padre o no.

Antes de integrarte en la serie, ¿te gustaban las películas apocalípticas?
Estudié antropología y la evolución humana así que los inicios de las civilizaciones me fascinan desde pequeño. Siempre me ha encantado también pensar como se construiría una civilización si esta se destruyera, así como el pensar cuanto de lo que tenemos ahora es realmente necesario. Por eso quise hacer la serie, no por los zombis si no por el fin de la civilización, lo que significa ser humano y que tenemos innato y que hemos aprendido.

Por Pablo S.Pastor