Sitges 2017: Resumen del día 1 ("La Forma del Agua", "Tragedy Girls"...)

Cincuenta años dan para mucho. Pero para Sitges eso nunca es suficiente. Que se lo digan a su historia repleta de joyas y rarezas. Pero no estamos hoy aquí, reunidos, para hablar de los gloriosos tiempos pasados. Estamos aquí para cronicar (¿eso existe?) los prometedores momentos actuales. En riguroso directo. Y con sangre por todas partes.

La edición número 50 alias 2017 del Festival de Sitges ha dado ya el pistoletazo de salida. Dedicada a la figura de Drácula, con proyecciones especiales (desde Christopher Lee al Blácula de William Marshall) y, como siempre, con la mejor selección de cine fantástico del año.

Y con padrino de excepción: Guillermo Del Toro, que nos traía su recién ganadora del León de Oro de Venecia como primer plato del año. Y La forma del agua no ha decepcionado. De hecho, ha entusiasmado. La historia de amor entre una chica muda y un monstruo marino en un laboratorio secreto de Estados Unidos ha conmovido, emocionado y finalmente hecho estallar en aplausos a una platea rendida a los pies del mexicano.


(La Forma del Agua)

Sally Hawkins, Michael Shannon y especialmente Richard Jenkins se merecen sendas nominaciones a los Oscars. Pero hay más: la partitura de Alexandre Desplat, el ojo de la cámara de Del Toro (raro sería no mencionarán su dirección) o las texturas que viajan por la fotografía, sets y vestuario. Muchos proclaman (proclamamos) que es la mejor y más madura película de Del Toro y que le espera un brillante camino por delante. Es, de verdad, preciosa como un amanecer.

La tarde ha pedido que nos movamos al Retiro, el segundo mítico cine de la localidad catalana. Ahí se pasaba Tragedy Girls, la primera película de la Sección Oficial a Competición. Una gamberrada bien petarda, en línea con la serie ‘Scream Queens’ o la maravillosa ‘Detention’, sobre un par de cheerleaders que desean ser las estrellas de la tragedia en su pueblo, aunque para ello deban adoptar los métodos de un serial killer. Música teen, montaje acentuado y más morro que espalda en una de esas películas que, muy a nuestro pesar, el festival hincha con su público. A pesar de todo, tremendamente divertida.


(Tragedy Girls)

No nos hemos movido del Retiro para continuar con más Sección Oficial, ahora con lo nuevo de los indies Justin Benson y Aaron Moorhead: The Endless. Protagonizada por los mismos directores, la película cuenta el viaje que inician dos hermanos para volver a la secta de la que escaparon hace años. El camino despertará el recuerdo de lo sucedido en el “campamento” sectario, así como los secretos y fuerzas que parecen haberles llevado a recuperar este trauma del pasado. Una película original a niveles estratosféricos, sorprendente tras cada pulso y de obligatorio aislamiento sobre cualquier información que desprenda trama o concepto. Platea y opiniones bien divididas entre la tomadura de pelo y la fascinación por su originalidad. Nosotros, adelantamos, estamos en el segundo grupo.

Mientras en el Auditori se preparaba la gala de inauguración, con premio a William Friedkin (!!!) incluido, nosotros bajábamos al Prado a ver una de estas indies pequeñitas que tanto nos gustan. Y esta tenía sello español: Most Beautiful Island, debut de la actriz madrileña Ana Asensio como director, producida por Larry Fessenden y rodada en Nueva York.

La historia de una inmigrante intentando desenvolverse en la ciudad de los rascacielos, desesperada a niveles de aceptar la primera oferta de trabajo que le dé dinero rápido. Claro está, la fiesta a la que tiene que ir como invitada no será lo que ella espera para nada… y hasta aquí puedo leer. Un thriller claustrofóbico, desesperante, intensito de rechinar dientes y arañar la butaca, capaz de relucir bien las botas en el maravilloso terreno de “cajas misteriosas” que tan bien predica J.J. Abrams. Inauguraba su sección Noves Visions y apuntaba alto para el palmarés de su grupo. El público ha gritado bien fuerte tras bajarse de tremendo viaje.


(Most Beautiful Island)

Mañana se presenta un plato bien ecléctico y sin fórmula previsible: pasearemos por el Wanverso con ‘Annabelle Creation’, tantearemos el límite del mal gusto con ‘The Killing of a Sacred Deer’, diseccionaremos (sic) la ducha más famosa del cine con ’78/52’ y bajaremos al infierno gore-surrealista de ‘Housewife’. Habrá que preparar protector estomacal. La cena pinta fuerte.

¡Ah! Recordad seguirnos al momento en nuestras cuentas habituales de @Aullidos y @aullidoslive.