Sitges 2017: Resumen del día 3 ("Musa", "Suspiria", "The Ritual"...)

Primer fin de semana de Festival de Sitges y ya sabemos lo que eso significa: público a tutiplén, masificación de personalidades y, por encima de todo, Zombie Walk! Ah, y películas. Muchas películas. Pero nunca suficientes.

Jaume Balagueró ha inaugurado los pases matinales de prensa con Musa, su esperada adaptación de la novela La dama número trece de José Luis Somoza. La historia de Samuel Salomon, un profesor de poesía con pasado traumático y su relación con las damas, unas criaturas eternas capaces de embrujar y distorsionar la realidad con el poder de los versos que inspiran. Un thriller de misterio paranormal, con pareja de investigadores unidos por el destino y resolución de pistas hasta su conclusión final, aliñado con el componente original que suponen sus villanas. Balagueró sintetiza una novela compleja y recoge sus puntos más vitales, quedándose con el suspense por encima del horror en sí.


(MUSA)

La siguiente cita ha sido de programa doble y Q&A para quitar el hipo: Guillermo Del Toro repetía en escenario acompañando a Dario Argento, en un programa que incluía una copia restaurada en digital de Suspiria junto a la reposición de La Cumbre Escarlata.

Si bien la obra maestra de Argento no ha podido ser en su ansiada versión en 4K, ver este clásico del cine en la el Auditori se ha convertido en una de las experiencias más orgásmicas que un amante del terror pueda tener jamás. Sus asombrosas cualidades siguen vigentes: el tratamiento del color, la banda sonora, la dirección electrizante y su plasticidad inalcanzable son intocables. Un concierto de rock a todo volumen y sin ningún tipo de frenos o control.

En la ronda de preguntas Argento ha explicado sus intenciones originales de rodar con niñas de 12 años, truncadas por la distribuidora y representadas en la película con detalles como el de los picaportes (siempre por encima de las cabezas de las protagonistas). Un Auditori en pie ha aplaudido al maestro, que también ha declarado su amor por el cine de Del Toro. Una foto, la de ellos dos en el escenario, que ya es hoy un clásico de la historia de Sitges.


(SUSPIRIA)

La sala Tramuntana ha sido el hogar para el pase de Hounds of Love. La cinta australiana retrata el perverso triángulo entre una pareja de secuestradores y la chica a la que raptan, desmontando por el camino un par de convenciones sociales sobre el matrimonio, la familia y la distorsión de la realidad en el maltrato. Una película cruda, visceral y violenta sin tener la necesidad de mostrar más allá que unas cuantas manchas de sangre. Su última media hora ha comprimido la tensión en un público que ni siquiera se atrevía a aplaudir hasta la seguridad de los títulos de crédito. Sorpresón de los gordos y, de momento, directa al TOP 5 del festival.

El alboroto habitual del sábado ha incidido en los retrasos de las sesiones, afectando al planificado de Les affamés con más de una hora de delay. Si bien no hemos conseguido encajarla por la distorsión de horarios, sí que hemos podido comprobar lo que se decía a su salida entre colas: capítulo de The Walking Dead con toque de autor y toques de humor grotesco.

Por el que sí hemos podido pasar es por The Ritual, la película de terror recientemente adquirida por Netflix para su distribución en todo el mundo. Tras la muerte de uno de ellos, un grupo de amigos emprende un viaje-odisea por los bosques de Europa. Por el camino encontrarán restos de lo que parece ser un ritual pagano, algo que podría ser insignificante… hasta que la deidad invocada decide hacer acto de aparición. Otra de las grandes sorpresas de lo que llevamos de edición: terror sin pretensiones y continuos ecos a la mitología Lovecraftiana o al horror costumbrista de Stephen King. A veces, como sucedía el año pasado con La autopsia de Jane Doe, una buena película de terror es suficiente para hacernos felices.


(THE RITUAL)

Hoy cerraremos fin de semana con el neonoir Wind River, intentaremos colarnos por el (agotadísimo) pase de Mom and Dad, certificaremos las bondades de la indie Creep 2 o veremos si vale la pena descubrir el clásico de terror Death Line.

Ah, y lo más importante: veremos cómo reacciona Sitges con Bye Bye Baby, el cortometraje de terror dirigido por nuestro compañero Pablo S. Pastor y que compite en la sección oficial de este año.



No cambiéis de canal. Que seguiremos informando.

Etiquetas: Suspiria - Sitges 2017 - The Ritual - Musa