"El Secreto de Marrowbone": Entrevistamos a Sergio G. Sánchez

EL SECRETO DE MARROWBONE ha llegado a los cines este fin de semana con un reparto internacional encabezado por Anya Taylor Joy ("La Bruja"). Hace unos días tuvimos la oportunidad de charlar con Sergio G. Sánchez, que tras una dilatada carrera de guionista debuta detrás de las cámaras con este largometraje

Considerando que esta peli tiene tres pelis dentro: Un drama familiar, una trama fantástica, y un thriller bicéfalo con dos antagonistas (El Sr. Porter y el padre). ¿Qué trama surgió primero? ¿Cual era la historia principal y cuales las secundarias que fueron tomando más fuerza?

Lo primero que le planteé a Belén Atienza, mi productora, fue el punto de partida. Una familia de cuatro hermanos, con un complicado pasado criminal, que se quedan huérfanos, se esconden del mundo, y experimentarán determinado tipo de experiencias. Tenía claro el desenlace, que en realidad nació de otro encargo que me hicieron en EEUU, para adaptar otra película, con la que comparte ciertos temas, y mantuve ciertos elementos de aquella propuesta. Aquí sólo tenía claro el final, y escribí la película casi como una novela por entregas, entregándole bloques de tres páginas a Belén, hasta llegar a ese primer borrador, y luego me tiré un año depurándola y perfeccionándola, o incluso enloqueciéndola, y de ahí surgieron las tramas extra que convirtieron esta peli en una especie de muñeca rusa, en que la película tiene más películas dentro: Empieza como una fábula, que se torna en drama familiar, surge el elemento paranormal, luego nos metemos en un thriller de investigación, hasta que toma su forma final, una historia, no de amor, sino sobre el amor, el amor fraternal, el que renuncia a todo por el bien del otro, y que nadie te puede quitar.

Qué referencias seguiste durante la elaboración de la peli? Podemos ver algo de "Al Final de la Escalera", tenemos un antagonista que recuerda al Sr. Potter de "Qué bello es Vivir" en ese abogado Sr. Porter...

Por encima de todo hablamos de una infancia secuestrada y de un recuerdo idealizado de una infancia que quizá nunca existiera como tal. Yo cuando pienso en mi infancia, vienen a mí universos fantásticos y terroríficos, ya que fui un niño muy miedoso, pero eso me hacía buscar el terror, intentar saborearlo, y si bien no me dejaban ver películas de miedo, pude leer libros de literatura de terror. Por algún motivo un libro puede parecer más inocuo que el cine, cuando muchas veces es lo contrario, y recuerdo algunos libros de la editorial Anaya, como Los Cuentos de Edgar Allan Poe, o “Una Vuelta de Tuerca” de Henry James, y éste último me fascinó, tuve que leerlo varias veces para entenderlo, y me encantan los productos de dos lecturas, esas historias en que el terror no pasa delante de tus ojos, sino que reside fuera de plano o entre las grietas de las elipsis de la historia, eso siempre me interesó mucho, como en esta novela de Henry James, o las novelas de Shirley Jackson, como “Siempre Hemos Vivido En El Castillo”, en que está presente ese narrador que podría o no ser fiable. Esa creo que podría ser mi mayor referencia.



Hay un elemento en la peli que es una auténtica fuerza de la naturaleza: Anya Taylor-Joy.¿ Su personaje era así en el papel?, ¿o estamos ante un personaje que ha crecido más y más gracias a la intervención de la actriz?

Lo cierto es que en el guión venía descrita de la siguiente manera: Entra Allie y sonríe, y entonces el mundo se ilumina. De hecho, cuando hablé con Anya por primera vez me dijo que estaba feliz por poder interpretar a una chica normal, pero la veía muy luminosa y muy dulce, y ella no se consideraba del todo así, “no sé si lo voy a poder dar”, decía. Yo contestaba que no era necesario hacer nada, “Con que estés ahí y sonrías...”.

Anya es una actriz maravillosa, una persona encantadora, tiene un nivel de exigencia y entrega brutales, y me muero por hacer mi segunda película para volver a trabajar con ella.

En esa linea, ¿qué será lo próximo? ¿o qué te gustaría que fuera lo siguiente?

Después de tantos años esperando para dirigir, ahora parece que se han abierto las compuertas del embalse, y todos esos guiones que estaban en el cajón van a poder ver la luz. En lo más inmediato, tengo dos proyectos en perspectiva, hay una mini serie de 8 capítulos, y una película que estoy moviendo a la vez. Veremos a ver cual surge primero, per sería para empezar a rodar en verano.

Y entrando en el terreno de lo que te gustaría, ¿algo de nuestros géneros favoritos? ¿Más terror y fantástico? ¿Algún súper-heroe?

Ufff, mira, confesión. No me gusta el cine de súper-heroes (risas), aunque tengo pendiente ver Spider-Man HomeComing, por ver el trabajo de Tom (al que conoció en Lo Imposible), que seguro que habrá sido un trabajo fantástico, pero ya me han saturado, ¡no puedo más! (Risas).

Y en lo siguiente, ninguna es terror, pero es fantástico, pero más llevado a la comedia, pertenece más al universo Amblin de Regreso al Futuro, por poner un ejemplo. Y si algún día vuelvo a hacer terror, tengo claro que será terror puro y duro, sobrenatural sin ambigüedades, sin dobles lecturas, que es casi como ponerte una trampa en el pie todo el rato. Habrá monstruos, habrá demonios...



Ahora que tu carrera está despegando a este nivel, ¿podemos seguir contando con tu tándem con Bayona?

Bueno, ya incluso en esta película ha sido complicado encontrar el espacio en la agenda para coincidir, porque mientras la preparábamos él estaba terminando "Un Monstruo Viene A Verme", y ya en rodaje estaba casi completamente inmerso en "Jurassic World 2".

Me encantaría que volviéramos a coincidir, pero por suerte para los dos, estamos ya en un punto en que no nos necesitamos el uno al otro, cada uno tiene ya muchas cosas para hacer, y ojalá llegue el momento en común, pero a este ritmo que llevamos los dos, cada vez es más complicado.

Por Francis Díaz.
↓ EL VÍDEO COMENZARÁ TRAS LA PUBLICIDAD ↓
↑ EL VÍDEO COMENZARÁ TRAS LA PUBLICIDAD ↑