"La Maldición de Hill House": 8 razones por las que no deberías perdertela

El pasado viernes Netflix estrenó en todo el mundo La Maldición de Hill House, la serie dirigida por Mike Flanagan que se ha convertido en todo un fenómeno y está entusiasmando a crítica y público.

¿Tan buena esa? Eso es fácil de responder. Pero además te damos 10 razones por la que no deberías perdertela por nada del mundo. ¿Estás preparado?

1. ES LA MEJOR SERIE DE TERROR EN AÑOS

Así, sin más. Channel Zero está genial, algunas temporadas de American Horror Story también, pero La Maldición de Hill House está a otro nivel. No esperéis una serie donde los sustos fáciles se suceden uno tras otro. Aquí tan importante es la atmósfera, como los personajes, como su historia...

2. MIKE FLANAGAN ES UN PEDAZO DE DIRECTOR

Desde que se diese a conocer con Oculus. El Espejo del Mal, Flanagan no ha dejado de rodar buenas películas: Hush, Ouija: El Origen del Mal, El Juego de Gerald... Junto a James Wan, es una de las pocas apuestas seguras de la actualidad para los aficionados al género...

3. LOS ACTORES ESTÁN MAGNÍFICOS

Flanagan ha escogido para La Maldición de Hill House a un grupo de actores con los que había trabajado anteriormente: Carla Gugino, Henry Thomas, Elizabeth Reaser, Kate Siegel, Lulu Wilson y ha añadido magníficos fichajes como Timothy Hutton o Victoria Pedretti (que está descomunal) para formar un reparto en estado de gracia como pocas veces se ve en una serie de televisión.

4. EL CAPÍTULO 5

Los cuatro primeros episodios de La Maldición de Hill House son magníficos, pero no es hasta la llega del quinto capítulo, cuando la serie demuestra lo grande que es... El malrollo desde el primer minuto y la evolución del personaje de Nell es absolutamente inolvidable.

5. EL CAPÍTULO 6

Si el Capítulo 5 era magnífico, el sexto episodio ya puede catalogarse como parte de la historia de la televisión. Mike Flanagan hace una exhibición portentosa de dirección con varios planos secuencias antológicos (alguno de más de 5 minutos de duración) que incluye a niños, terror, sustos y fantasmas (algo apoteósico). No hay premios suficientes para lo que Flanagan hace en este episodio.



6. SUS PERSONAJES

Somos muy fans de las películas de casas encantadas, pero un gran problema de ellas es que apenas tiempo para desarrollar a sus personajes como probablemente merecían. En La Maldición de Hill House el bueno de Mike Flanagan no tiene ese problema ya que tiene 10 horas para desarrollarlos y mostrarnos su pasado, su presente y su futuro. Aunque algunos tachen que la serie a veces peca en exceso de "drama familiar", esto es algo necesario... ¿O acaso no es un gran drama que una familia viva en una casa encantada?

7. HILL HOUSE

Hill House no es simplemente la casa encantada que desata toda la historia... Hill House es otro personaje más de la serie, tal vez el más importante de ella. Y Flanagan lo sabe. Trata a la casa con elegancia en cada toma que rueda en su interior. Pese a todo lo que ocurre en su interior, uno quiere conocer más de la casa, saber más de la casa, qué se oculta en la habitación roja...

8. DA MIEDO... MUCHO MIEDO

Una cosa hay que dejar claro: La Maldición de Hill House no es una serie para ver en un teléfono móvil o en una pequeña pantalla. Es una serie que parece cine y cuanto más grande sea la pantalla donde se vea y más a oscuras estés, más miedo pasarás. Ya hemos dicho que no es una sucesión de sustos, pero hay momentos que te pone los pelos de punta (esas apariciones de la mujer del cuello en medio de la tormenta, ese apagón en la funeraria, la aparición en el coche...)



Etiquetas: Netflix - VOD - Hill House