Comic Con 2018: Visita nuestro especial

CRÍTICA DE JUMANJI 2: BIENVENIDOS A LA JUNGLA

Por Francis Díaz Fontán
 
Rara vez las secuelas tardías, no solicitadas, y distanciadas del tono del original suelen gustar al espectador. En la mayoría de las ocasiones acaban en el olvido, como la innecesaria continuación de Carrie y rara vez se hacen imprescindibles, como la reciente trilogía a modo de reboot de El Planeta de los Simios.

El caso de esta inesperada secuela de Jumanji, que amplía el universo de aquella inolvidable peli de 1995 con Robin Williams y Kristen Dunst como protagonistas, parecía uno de los primeros casos mencionados. Desde su distanciamiento temático, hasta la elección de The Rock como protagonista -que sonaba a recurso facilón de un actor taquillero como principal reclamo- todo hacía presagiar que estábamos ante un proyecto sin mucho que contar, poco honesto, y surgido más del anhelo recaudatorio de un montón de ejecutivos que de la mente de un creador ansioso de contar historias.

Pues bien, sin intención de ahondar en las motivaciones de nadie y sin poder despejar cual fue la intención inicial tras esta secuela, os podemos asegurar que estamos ante una de las películas familiares de corte fantástico más divertidas y recomendables de los últimos tiempos. Desde el planteamiento, hasta el ritmo narrativo, y concluyendo con el casting (sí, incluyendo a The Rock), todo parece estar bien elaborado y calibrado en su justa medida para hacernos pasar un buen rato y participar de una historia que recuerda a la peli original, pero que saboreamos aquí de una manera totalmente nueva, ya que el propio juego decidió cambiar sus propias reglas -e incluso su formato- para hacérselo pasar mal a sus nuevos participantes.

Así, el nuevo Jumanji -ahora reconvertido en videojuego de los 90- ofrece una nueva aventura más desarrollada, con nuevos desafíos, nuevas encarnaciones de villanos clásicos, y una nueva misión para liberarse, en que los jugadores son transformados en los personajes que eligen en la pantalla inicial del juego.

Los actores están genial, tanto los adolescentes como los avatares elegidos, especialmente The Rock, que hace gala una vez más de su simpatía y su capacidad para la comedia; Karen Gillan, que ilumina el plano allá donde aparece, sea su Nébula en Guardianes de la Galaxia (James Gunn, 2014 y 2017) o su Amy Pond en Doctor Who (2005-Actualidad); y especialmente, un Jack Black interpretando a uno de sus personajes más extraños, y a la vez, más hermosos.

El factor visual es impecable, y la intención de no anquilosarse en el pasado y arriesgar hacia el futuro no sólo es evidente, sino muy efectiva, ya que en algunos momentos, Jumanji 2017 consigue momentos más memorables que su predecesora.

Lo Mejor: Los actores y el estilo de Lucha-Baile de Karen Gillan

Lo Peor: Juega a la misma confusión “temporal” del final de la primera entrega.
 
CRÍTICAS RECIENTES