CRÍTICA DE SHARKNADO 5

Por Pablo S. Pastor
 
Cuando conocimos Sharknado hace ya cuatro años nadie esperaba que esa película con tiburones dentro de un tornado llegaría a convertirse en lo que es hoy, un clásico de serie B, casi Z, con miles de seguidores en todo el mundo. Su nueva entrega, que seguramente no sea la última, nos llega de la mano de Syfy, que nos regalan Sharknado 5: Aletamiento Global, una loca y divertida quinta entrega de los escualos voladores más míticos del cine.

Escrita por Scotty Mullen y dirigida por Anthony C. Ferrante, si algo sabe hacer Sharknado 5 es reírse de si misma. Fin Shepard (Ian Ziering), su cónyuge biónico April (Tara Reid) y Nova (Cassie Scerbo) intentan de nuevo salvar al mundo, esta vez de una ola de sharknados (a falta de uno buenos son cientos), cuyos orígenes están envueltos en un denso cuento mitológico que ni el propio guionista seguramente haya logrado entender, ni falta que le hace. Viajando por todo el mundo a través de los propios sharknados, la pareja protagonista intenta acabar con este mal a la vez que quieren salvar a su retoño, atrapado dentro de una de estas tormentas.

Una quinta parte llena de referencias a la cultura pop, no hay más que ver ese papel secundario de Olivia Newton-John como parte de una hermandad de chicas que más bien parecen Pussycat Dolls, uniéndose a la embestida de cameos de celebrities que rondan por toda la película, incluido uno final que no desvelaremos pero que hará las delicias de todo friki que se precie.

Queremos destacar que, por primera vez Thunder Levin ha cedido el papel de guionista, pasándoselo a Scotty Mullen, cosa que se nota. Este es mucho más consciente de las referencias y homenajes que crea, siendo reconocibles desde el primer momento para el público, que seguramente los disfrutará como niños. La fuente del título está sacada de ‘Indiana Jones’, que también tiene cameo en la cinta, y películas como ‘Misión Imposible’ o ‘Regreso al Futuro’ tienen sendos homenajes en la misma.

Sharknado 5, muy optimista, planta las semillas para una sexta entrega. ¿Se hará esta realidad y volveremos a ver a Fin y compañía enfrentados de nuevo a los tiburones en un futuro distópico? Pronto lo sabremos.

Lo mejor: sus geniales idas de olla.
Lo peor: ver como ha acabado Tara Reid, joven promesa de los noventa.
 
CRÍTICAS RECIENTES