CRÍTICA DE VERDAD O RETO

Por Pablo S.Pastor
 
Tras películas como ‘Múltiple’ o la ganadora del Oscar ‘Déjame Salir’, debemos reconocer que esperábamos algo mucho más terrorífico por parte de Blumhouse con ‘Verdad o Reto’, una descafeinada producción que supone una nueva inmersión en los productos destinados para el público teen por parte de la compañía independiente tras la reciente ‘Feliz Día de tu Muerte’.

La cinta comienza con un viaje a México durante las vacaciones de primavera en las que un grupo de amigos universitarios terminan jugando a ‘Verdad o Reto’ en un castillo abandonado: "Di la verdad o mueres. Haz el desafío o mueres. ¿Te niegas a jugar? Mueres". Por supuesto, tanto las verdades como los retos están hechos a medida de los jugadores, diseñados para arruinar sus relaciones o matarlos en el intento, todo a través de rostros distorsionados en sonrisas malvadas que bien parecen, tal y como dice un personaje en la película, "un filtro de Snapchat aterrador".

De vuelta en el campus, las heroínas y héroes deberán enfrentarse a este juego una y otra vez mientras intentan resolver el misterio que lo rodea. Un intento de hacer un ‘Destino Final’ para las nuevas generaciones con la diferencia de que la primera tenía un guion mucho mejor construido, unos personajes menos planos y no tenía miedo a la censura (algunas muertes son exageradamente lights en ‘Verdad o Reto’, aunque destacamos la que tiene lugar en una mesa de billar).

Lo bueno que podría haber tenido ‘Verdad o Reto’ es que podía habernos regalado unos cuantos geniales asesinatos sobrenaturales, pero la película ha decido centrarse más en que los personajes digan "la verdad", es decir, en forzarlos a revelar sus capas ocultas, aunque algunos personajes no tengan apenas capas. Se trata de un grupo de amigos clichés capitaneados por la morena Olivia (la estrella de ‘Pequeñas Mentirosas’ Lucy Hale) una joven sincera y pura que pasa su tiempo haciendo videos de YouTube para ayudar a ONGs. A su lado estarán varios amigos más, entre los que destaca su mejor amiga rubia Markie (la estrella de ‘Flash’, Violett Beane), típica amiga rebelde, ligera de cascos y que pasa el tiempo engañando a su novio. Un grupo protagonista que bien podría haber salido de una serie a lo ‘Gossip Girl’ y que cuya única diferencia con esta es gracias al juego que da nombre a la película.

En el último tercio de la cinta, con los personajes que quedan vivos obligados a convertirse en detectives para encontrar el origen de la maldición, la película comienza a parecerse menos a ‘The Ring’ y más a un ‘Scooby-Doo’ 2.0. ‘Verdad o Reto’ no es especialmente aterradora para los que ya tenemos experiencia en esto del terror (exceptuando algún susto provocado por el sonido) y aunque tampoco es especialmente divertida, hay algo extrañamente encantador en su intento obstinado de escribir con sinceridad las reglas de lo que podría ser una franquicia que puede ser la estrella de las fiestas de pijamas de las próximas generaciones.

Lo mejor: el inicio

Lo peor: su tono exageradamente light .
 
CRÍTICAS RECIENTES