Usuario Anónimo
Login - Registro

Concurso Dracula Leyenda Jamas Contada
Cuando Despierta La Bestia
Semana Terror San Sebastian

CRÍTICA DE ESCAPE FROM TOMORROW

Por Carlos Marín
   
Escape From Tomorrow desencajará a más de uno por culpa de dos pilares dolorosos: primero, su campaña de publicidad sobre la clandestinidad y lo chungo rodado en Disneylandia, y segundo por la impresión al leer el concepto de que abordará el tema como una pesadilla Lynchiana. Pues para nada: la película de Randy Moore es una comedia absurda y delirante que crece a cada minuto, una metáfora maravillosa de una ligereza que sorprenderá a todo el mundo, para bien o para mal.

Imaginad un momento esta foto: el padre cuarentón, con su barriga bien definida, cogido de la mano a unos críos insoportables y una mujer al lado que casi lo está automatizando. Ahora, fijaos en la mirada al infinito de ese hombre, porque detrás de todo se encuentra esta película en su definición.

Presentando a su protagonista como un tipo excepcionalmente ridículo (hay paralelismos con American Beauty por su obsesión por las muchachas francesas) el viaje que plantea en todo momento no es tanto como el de dejarse llevar, que también, sino la intención de transmitir esa sensación de horror y ahogamiento en el, glups, lugar más feliz del mundo. Una crítica voraz, a degüello, del modelo familiar y del concepto "felicidad" dentro de un parque de atracciones como el que acoge a los protagonistas.

Lo más sorprendente, insisto, es el tono. Comedia absurda. Guau. Tiene sus momentos pesadilla, y el mal cuerpo lo deja, pero es todo más una reimaginación absoluta del munudo a través de los ojos de este perdedor, donde "las cosas malas pasan en todos los sitios". Su estructura onírica está bien captada, supongo que a nivel de montaje (por las condiciones de rodaje), agradeciendo esa sensación de estar perdido pero, al mismo tiempo, aceptarlo con normalidad con la que juega en todo momento.

Además no tiene un gran concepto de ella misma. De hecho, se cachondea, cuando llegado a cierto punto pone punto y a parte para comenzar el delirio más absoluto (bueno, no tanto). Ahí es cuando asoma un poco el mensaje sobre la imaginación, la infancia y la destrucción de esta por culpa del adulto, pero tampoco es que moleste mucho. Va saltando en microtraumas que hacen todo aún más divertido y descojonante. A momentos es más un sketch extraño de La Hora Chanante que un rip-off de Cabeza Borradora, como ver al payaso triste en blanco y negro... y reírse de él.

Es difícil explicar por qué puede gustar algo como Escape From Tomorrow, sobretodo si no se puede ver para juzgarlo. Su propuesta dará golpes de los que dividen al público, pero seguramente invirtiendo lo esperado y convirtiendo a los primeros detractores en amantes, y a los que la veían como joya en los mayores detractores. Extraña sensación, como extraña la película, extraño el tono y maravilloso el resultado. Única.

Lo mejor: su humor ácido, absurdo, delirante. Y que se pasa volando.

Lo peor: ni se entiende, ni se la espera.

ÚLTIMAS CRÍTICAS

 

HypeMeter: Lo + Buscado

Síguenos en las Redes Sociales

 
Contacta con nosotros - Publicidad en Aullidos.COM - RSS - Aviso Legal - Política de Privacidad