CRÍTICA DE UNDERWORLD: GUERRAS DE SANGRE

Por Francis Díaz Fontán
 
Kate Beckinsale regresa a su personaje de género fantástico más memorable, sin contar, eso sí, esa gran aportación al mundo del arte que fue la incalificable ‘Van Helsing (2004)’, odiada por muchos, y que provocó carcajadas por casi todos (incluyendo los que la odiaron).

Pues bien, ya hemos visto unas cuantas pelis de Underworld para saber que no es la saga definitiva del género de acción/fantástico, o ni siquiera la saga definitiva del género de Vampiros/Licántropos, sub-género en el que ya hemos tenido suficientes estados de nubosidad y ciclos lunares desde ‘Crepúsculo’ (2008) hasta ‘Amanecer’ (2012).

Teniendo en cuenta estos datos, sorprende descubrir que la saga de Underworld sigue viva, y en su quinta entrega, aún tiene muchas aventuras que contar, por eso, centrándonos en la peli que nos ocupa, llama la atención encontrarse ante una historia que te mantiene interesado toda la proyección, y que, con sus más y sus menos, nos hace elegir bando, y disfrutar de las clásicas peleas genialmente coreografiadas y embutidas en nuestro charol negro favorito, el de nuestra Kate.

El resto de los actores están como se puede esperar, Charles Dance llena la pantalla con su presencia cuando un guión escrito para el lucimiento de otro se lo permite, mientras Lara Pulver, nuestra Irene Adler favorita (BBC Sherlock, 2012 y 2014) nos deja algo indiferentes, si bien no totalmente helados. Por su parte Theo James continua especializándose en su papel de “hombre objeto que sabe pelear, subordinado a la popularidad del personaje femenino” que lleva trabajando con amor y dedicación desde 2014, cuando empezó a interpretar a Cuatro en la saga Divergente.

En definitiva, un entretenimiento agradable para los fans, irrelevante para los profanos, y quizá atroz para los buscadores de grandes películas (que tienen en esta peli su penitencia por cometer el pecado de buscar una buena peli aquí).

Lo mejor: El estilo visual, y el momentazo auto-paródico de ver a Selene (nuestra Kate) con un cambio de look que le hace parecer Luke Wilson en Zoolander.

Lo peor:Lo del look de Zoolander, aunque puede que sea el motivo por el cual algunos volvamos a ver esta película :D
 
CRÍTICAS RECIENTES