CRÍTICA DE EL BOSQUE

Por Emilio Martínez
 
Como ya ocurriera hace tiempo con la nefasta La casa de Mike Figgis, el trailer de El bosque lleva a engaños. En él, te hacen creer que la última película de M.Night Shyamalan va a ser una película de terror al estilo de su anterior trabajo, Señales, pero nada más lejos de la realidad. Puede que este sea el motivo por el que esta película ha cosechado malas críticas y la hayan tachado como la peor realizada hasta la fecha por su director. Tal vez, la gente salió defraudada del cine al ver algo que no era lo que esperaba y puedo llegar a entender las críticas que ha tenido (a mi tampoco me gusta comer paella cuando he pedido ensalada) aunque no las comparta.
El bosque es una película que trata sobre el miedo y el poder que éste tiene sobre la gente. Shyamalan nos adentra de nuevo en su particular universo para ofrecernos una película grandiosa, coral, donde todos tienen algo que ocultar. La película comienza de forma fantástica, creando suspense desde el primer momento y poco a poco, el director de El protegido, nos va dejando pistas -tal vez demasiadas- para llevarnos a un final maravilloso donde todas las piezas del rompecabezas encajan a la perfección: las bestias del bosque, el terror de los habitantes de la aldea, la chica ciega que es la única capaz de llegar a la ciudad...
Shyamalan es un genio detrás de la camara. Rueda con una sensibilidad fuera de lo común. Tiene un don especial para inquietar o hacernos sonreír con un secuencia simple. El bosque tiene uno de los crímenes mejor rodados y escalofriantes que recuerdo y solamente necesitando dos primeros planos para ello. No hacen falta palabras si se tiene talento (recordemos la escena en que Willis descubre la verdad en El Sexto Sentido).
El reparto de El bosque es sensacional. Shyamalan ha conseguido reunir a Sigourney Weaver, Joaquin Phoenix, Adrien Brody, Blendan Gleeson o Michael Pitt por citar a algunos y todos ellos están a un gran nivel. Pero me gustaría hacer una mención especial a William Hurt, un actor últimamente algo olvidado, que es la piedra angular de El bosque y aborda de forma magistral un papel muy difícil por la importancia que tiene en el conjunto de la película.
Si realmente quieres disfrutar de El bosque, no vayas con una idea preconcebida sobre lo que vas a ver. Lo agradecerás.
 
CRÍTICAS RECIENTES