CRÍTICA DE LA CASA

Por Dario García-Verdugo Vargas
 
Cold Creek Manor, traducida como La Casa en un arrebato de originalidad parece que va a ofrecer una relato sobre una de esas misteriosas e inquietantes casas al más puro estilo de Terror en Amityville y House, pero no es así, se trata del clásico telefilm.

Demarcándose de sus trabajos hasta ese momento, Miki Figgis prueba suerte con no muy buena nota en el genero de terror con este thriller en el que se aprecia que el aclamado director intenta dotar la historia de un gran nivel de suspense, pero el guión hace aguas desde el inicio fallando en su intento de apoyar toda la historia en uno de los sospechosos.

Soporífera, sonrojante, sin fuerza y con momentos tan cómicos como el de la familia corriendo por toda la casa rodeada de serpientes que parecen sacados de cualquier Scary Movie. Pero en La Casa también hay lugar para las sobreactuaciones de Sharon Stone (desde luego los gritos y los sustos no son su fuerte) y los secretos que al descubrirse hacen que uno ni se inmute porque se sospechan desde el inicio

¿Qué finalidad tiene plantear un misterio que está resuelto desde la entrada en escena de uno de los personajes?

Otro de esos títulos que hubiera pasado aun mas desapercibido de no ser por contar con un reparto ya consagrado, Dennis Quaid y Sharon Stone.
 
CRÍTICAS RECIENTES