FESTIVAL SITGES 2020

ESPECIAL SITGES 2020

Crítica de "Este Cuerpo Me Sienta de Muerte". Una gozada y fiesta teenager ochentera con un Vince Vaughn en estado de gracia.

Vamos con la obviedad del día: la comedia y el terror son extremos que se juntan en el infinito. No sólo por la comedia de terror, subgénero amplio desde que a alguien se le ocurrió meter a Abbot y Costello en el castillo de Drácula. Tampoco de que sean dos géneros que apelen a las emociones más puras (pasar miedo y reír, sin duda, forman parte del mismo trozo de cerebro). No, hablamos de algo más simple, más comercial: hablamos del high-concept. Ambos géneros -y sus derivados- fueron perfectos contenedores de grandes conceptos en los ochenta, explicados en una frase y condicionando toda su trama alrededor. Y ahí es donde ataca Este cuerpo me sienta de muerte (Christopher Landon, 2020), la última película de un realizador que sabe equilibrar perfectamente esos mundos y que ha encontrado en la comedia ochentera una mina de oro para el terror teen.

Sitges 2020: Final y Palmarés Alternativo

Se ha acabado. Amanece en Sitges con un sol estupendo mientras acoge a los últimos visitantes, espectadores, fans y personalidades de la edición de 2020. La 53 edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges cierra la persiana con aire de satisfacción, de haber levantado un festival de cine en tiempos imposibles y de convertirse, de nuevo, en uno de los símbolos del terror y el fantástico a nivel mundial.

Crítica de "She Dies Tomorrow", el regreso al universo mumblegore de Amy Seimetz

No eran los tiempos más fáciles para vivir. Ahora, con un virus aterrador diezmando vidas y destruyendo economías, es claramente peor. Pero antes -concibiendo el antes como aquel extraño mundo de 2019 en el que la gente se abrazaba- vivir en el primer mundo, con todas nuestras ventajas y supervivencia asegurada, nos dejaba solos frente al infinito. Frente a la ansiedad, la depresión, la falta de objetivos. Efectivamente y a riesgo de repetir, problemas del primer mundo que dicen. Esto es lo que parece abordar She Dies Tomorrow (Amy Seimetz, 2020), el segundo largometraje de una directora que, en cualquiera de sus facetas, siempre ha estado ligada al género más independiente y alternativo. O, como muchos lo etiquetamos y que aquí podemos volver a aplicar, el universo mumblegore.

Crítica de "My Heart Can´t Beat Unless You Tell It To", una magnífica revisión del mito vampírico

El mito del vampiro es redescubierto de manera cíclica por el cine, la televisión, o la literatura. Desde el primer ataúd abierto del Drácula de Bram Stoker, la figura antropomórfica bebedora de sangre ha tenido derivadas románticas, descarnadas, góticas, adolescentes o incluso cercanas al género zombie -ahí está la genial Stake Land (Jim Mickle, 2010). Dentro de ese listado ahora se debe sumar un nuevo título, uno tan largo que a veces es difícil de recordar: My Heart Can’t Beat Until You Tell It To (Jonathan Cuartas, 2020), película que aborda el mito del chupasangre desde un nuevo punto de vista humanista y depresivo, aquel que afronta la maldición como una enfermedad terminal.

Crítica de "Come True", toda una sorpresa que se va directa al top del año

El cine, desde su concepción, siempre ha intentado acercarse al mundo de los sueños. Usan un lenguaje, un código parecido, como dice el crítico y realizador Mark Cousins en su estupenda docuserie A Story of Film. No es novedad por tanto el llamado cine “onírico”, encabezado por méritos propios por el mismo David Lynch al que tanto y tantas veces se ha imitado. El primer acercamiento a Come True (Anthony Scott Burns, 2020) podría ser ese: enésimo joven cineasta que pretende imitar las maneras y manías de un realizador obsesionado por estudiar la mente humana.

Crítica de "Psycho Goreman". Alocada, excéntrica... puro latex televisivo.

Los niños de los noventa, especialmente los occidentales, serían capaces de reconocer la melodía de guitarra de los Power Rangers en apenas unos riffs. Lo que no tantos saben es que la creación norteamericana parte de una tradición japonesa, la del género Tokusatsu, en la que protagonistas de rencauchutada armadura se pelean contra monstruos construidos a base de látex en batallas llenas de golpes con chispazo. ¿Qué pasaría si a alguna de estas series, de corte claramente infantil e inocente, se le pusiera una loquísima capa de gore y violencia? Pues la respuesta existe, se titula Psycho Goreman (Steven Kostanki, 2020), una de las películas más inclasificables del año.

Crítica de "Mandíbulas", la verdadera comedia francesa del año (con mosca gigante)

Un neumático asesino. Un hombre que pierde a su perro. Una panda de policías inútiles. Un policía con un solo ojo. Una chaqueta de ciervo que habla a su dueño. Todas y cada una de las comedias del belga Quentin Dupieux producidas en los últimos diez años juegan con el surrealismo, lo absurdo y lo cotidiano con un equilibrio cada vez más ejercitado, más perfecto. Y en ese listado de absurdos conceptos también cabe una mosca del tamaño de un bulldog llamada Dominique. No es la protagonista (pero casi) en Mandibules (Quentin Dupieux, 2020), la última y brillante cinta de la carrera del hasta ahora siempre efectivo realizador belga.

Sitges 2020: Resumen del día 7 ("Wendy", "Post Morten", "Archive"...)

Se cierra la primera semana del festival cuando, ironía, desde los telediarios llegan noticias sobre restricciones en Cataluña. Entre dudas y rumores se ha sucedido el día, a falta de saber qué pasará en un último fin de semana que, por lo que sabemos, plantea continuar con una programación adaptada a las medidas anunciadas por la Generalitat.

Crítica de "Host", una de las grandes sorpresas del año

El cine de terror no solo es un gran espejo. En ocasiones, también es una perfecta cápsula del tiempo. De los miedos nucleares reflejados en los monstruos de los 50, el desencanto del sueño americano masacrado por Manson en los psicópatas caníbales de los 70 o el más reciente torture-porn, derivado de Irak y el 11S, el horror siempre ha sido capaz de encapsular los miedos, terrores y sucesos del momento. Y en esa constante, consciente o involuntaria, aparece Host (Rob Savage, 2020), una película nacida en plena pandemia que ya no solo refleja los miedos de la sociedad presente, si no que añade un nuevo elemento imposible antes de la era digital: la inmediatez.

Crítica de "Possessor", el nuevo (y genial) tecnothriller de Brandon Cronenberg

La ciencia-ficción abarca la inmensidad en dos simples palabras. Desde la denominada sci-fi hard y su anclaje en la realidad, pasando por la space opera de descubrimientos planetarios o incluso sus cruces con los subgéneros del terror y la comedia, el género tiene tantas posibilidades como -sic- estrellas el firmamento. Y de esos, una de las más interesantes e inquietantes es la línea postmoderna, filosófica y decadente del escritor estadounidense Philip K. Dick. Y como adaptación apócrifa de alguna de sus obras se podría tratar a Possessor (Brandon Cronenberg, 2020), un oscuro thriller sobre cruce de identidades, intercambio de cuerpos y crisis de personalidad en un distópico y no tan lejano futuro.

Sitges 2020: Resumen del día 6 ("Host", "Sputnik", "Teddy"...)

Pasa el ecuador del festival y con él se comienzan a cristalizar las opiniones y tendencias de este (maldito) 2020: cine independiente, terrores familiares y apuestas personales parecen ser el tropo que va a caracterizar a esta edición. Y precisamente de estas pequeñas visiones personales del género ha parecido apropiarse el día, con visiones muy particulares de la licantropía, el vampirismo o los fantasmas de toda la vida.

Crítica de "Becky", la versión sangrienta y salvaje de "Solo en Casa"

Los nazis no caen bien. En general. Por lo que sea. ¿Pero qué es peor que un nazi? Un neonazi. Uno de esos tipos tatuados de arriba a abajo, sin un pelo en la cabeza, con una esvástica bien a la vista. Una imagen que nos hemos hartado de ver en el cine de cárceles, con esos monstruos de mirada terrorífica y uniforme naranja levantando pesas bajo el sol. Los directores de Becky (Jonathan Milott, Cary Murnion, 2020) ponen su granito de arena a ese legado, abriendo la película con un montaje en el que mezclan esas imágenes… con la dura vida de una adolescente en el instituto. Una conexión entre violencias que prepara al espectador para lo que viene: un caótico pero colorido cuento salvaje que captura la esencia de cierto clásico de Chris Columbus y lo lleva a un nuevo horizonte: el cine disfrutón para festivales de terror.

Crítica de "RELIC", una de las sensaciones del año

En el terror, no todo tiene que ser puro entretenimiento o el -tan mal etiquetado- “elevated horror”. Entre el espacio que deja Blumhouse y A24 se sigue moviendo un cine de género independiente, pequeño, con la intención de utilizar las herramientas del horror para canalizar aquello que desean contar. Es en ese espacio en el que se mueve Relic (Natalie Erika James, 2020), una modesta y pequeña película de terror claustrofóbico australiana que, si bien se aleja de las maneras brutas del ozplotation (o cine de explotación), sí se puede entablar en la ya extensa lista de estupendas películas de género de su país.

Crítica de "SPREE", un título con buenas ideas pero que no termina nunca de arrancar

“All eyes on me!” o “Todos los ojos en mí”, que anuncia a pleno pulmón uno de los personajes de Spree (Eugene Kotlyarenko, 2020) mientras decenas de teléfonos móviles retransmiten en directo a través de las redes sociales. Miles de ojos que lo capturan todo, en una era en la que el dichoso found-footage tiene que evolucionar o morir. Ya sea a través de las videollamadas de Zoom en la estupenda Host (Rob Savage, 2020) o a través de esta caótica, inquieta multicam de dispositivos móviles y pantallas de ordenador que deja como conservadora a la (muy superior) Open Windows (Nacho Vigalondo, 2012). Al final todas van a parar a lo mismo: ¿Qué jugo le puedo sacar a este formato y cuanta adrenalina podemos segregar con la sensación de directo, de primera persona, de estar al lado de los personajes?

Sitges 2020: Resumen del día 4 ("30 Monedas", "Boys from County Hell", "Meandre"...)

El primer domingo del festival continúa con su tónica de títulos en una edición que, de momento, no ha presentado nada con dientes suficientes para dejar marca. Las favoritas que resuenan entre pasillos son títulos como ‘Saint Maud’ o ‘Mandibules’, esta última una muy bien orientada a sorprender como mejor película de la sección oficial. Pero todavía quedan días y, sobretodo, películas para poder juzgar el peso medio de una de las selecciones más extrañas (por motivos obvios) de los últimos años.

Crítica -sin spoilers- del piloto de "30 Monedas", la serie de Álex de la Iglesia

El demonio está enraizado en nuestra cultura. La España de la Santa Inquisición, del pecado y de la culpa ha sido heredada por generaciones. El Diablo, ese ser más allá de lo terrenal que nos atormenta desde pequeños, es un villano perfecto. Lo sabía el Álex de la Iglesia de los noventa, aquel que revolucionó nuestro cine -y las posteriores generaciones- trayendo el infierno al centro de Madrid en plena nochebuena. Y lo sabe el de la Iglesia veterano, el que ha vivido éxitos y fracasos, el que parece querer revolucionar (de nuevo) un medio que comienza a rozar nuevos niveles en este país: la ficción de televisión. Esa revolución se llama 30 Monedas, serie de ocho episodios para HBO que vuelve a enfrentar a un bien corrupto, lleno de dudas, frente al mal absoluto.

Crítica de "The Queen of Black Magic", una estupenda cinta de terror que mezcla con acierto el folklore, el slasher y las películas de fantasmas vengadores.

Qué alegrías nos está dando la globalización, especialmente, en el cine de género. Ya rozamos las tres décadas del descubrimiento coreano con Old Boy (Park Chan-wook, 2003) y diez años desde que Indonesia irrumpiera en el mercado con la fabulosa The Raid (Gareth Evans, 2011). En ese barco, aunque capitaneado por un oficial inglés, venían un par de cineastas dispuestos a poner patas para arriba el terror y la acción del sudeste asiático: los Mo Brothers, que de hermanos no tienen nada más que compartir sílaba en el nombre (Timo Tjahjanto y Kimo Stamboel).

Crítica de "Train To Busan: Península".

El mundo -y digo mundo, porque el muerto viviente es ya un fenómeno global- recibió una pequeña réplica sísmica hace unos años con la llegada de Train to Busan (Sang-ho Yeon, 2016). Desembarcada de la ya establecida industria coreana, se trataba de una película de acción y terror encapsulada en un tren, en los inicios de una pandemia -sic- de infectados rabiosos. Su genial equilibrio entre producto mainstream y terror zombie la convirtieron en una de las mejores películas de su año, adelantando en el subgénero por la derecha a la descafeinada y terriblemente adaptada Guerra Mundial Z (Marc Frost, 2013). Ahora, sus responsables repiten en este mundo para una secuela titulada Train to Busan 2: Península (Sang-ho Yeon, 2020) que quiere repetir éxito tomando una ruta muy distinta a la que enamoró a crítica y público hace ya casi un lustro.

Crítica de "No Matarás". Un torrente de adrenalina hiperventilada con un Mario Casas inmenso.

Entre comer plácidamente una hamburguesa en un bar cualquiera y un careo con Caronte, el barquero de Hades en el infierno, a Mario Casas apenas le da tiempo a asimilar en qué se está convirtiendo su vida en No Matarás. El segundo largometraje de David Victori es un producto altamente inflamable, una historia de autodestrucción masiva en la que al protagonista le sobreviene una degradación premium a lo largo de un mal viaje en el que cada amenaza no sólo se confirma sino que además es aumentada por la desesperación. Por resumir: estamos ante el papel más asfixiante de Mario Casas en años y probablemente uno por el que se debería medir su carrera, pues ha demostrado amplias hechuras para este tipo de personajes que, a su manera, ya esbozara en El Bar, de Álex de la Iglesia (2017).

Crítica de "Archenemy". El director de "Daniel Isn´t Real" decepciona en su nuevo trabajo.

Es de cajón que el cine de superhéroes se debe reinventar. Como pasó con el western, los géneros populares se explotan al máximo y antes de morir tienden a buscar nuevos ángulos: crepusculares, europeos o post-modernos. Ahora, en tiempos en los que muchos se preguntan cómo superar el nerdgasmo de la última Vengadores, aparecen propuestas como las de Archenemy (Adam Egypt Mortimer, 2020), una fantasía interdimensional de bajo presupuesto que pretende desencriptar los códigos sobre los que se construye la figura del héroe.

Crítica de "The Dark and the Wicked", el terrorífico nuevo trabajo del realizador de "Los Extraños"

En la oscuridad de una granja y prácticamente sin diálogo una mujer intenta calmar a sus animales. Parece haber algo en el ambiente, en la misma noche, que los altera. Ella también lo ve, lo siente, y por unos segundos nosotros también experimentamos su terror. No es casualidad que The Dark and The Wicked (Bryan Bertino, 2020) esté capitaneada por la misma mente que heló la sangre de medio mundo con Los Extraños (Bryan Bertino, 2008). De nuevo, el horror sin origen - esta vez con aires metafóricos- cae sobre el seguro hogar para arrasarlo, ponerlo patas arriba, sin lugar para la esperanza.

Sitges 2020: Resumen del día 2 ("Mandibules", "Desconectados!", "Psycho GoreMan"...)

Los extraños días de otoño se mezclan con los extraños días de esta pandemia que, como dijo el director del festival de Sitges durante su gala, no será capaz de pararnos ni a nosotros ni al cine fantástico. Así que aquí seguimos, entre protocolos de seguridad y mascarillas, para ver qué cosecha nos está dejando este 2020 que parece nunca acabará de existir del todo.

Crítica de "MalnaZidos". Pura serie B de gozo y disfrute con republicanos, nacionales y zombis.

Los muertos vivientes ya no solo pertenecen a tierra estadounidense. Desde su nacimiento oficial en Pittsburgh, nuestros queridos flesh-eaters han dado la vuelta por todo el mundo en toda clase de países y versiones. España ya los adoptó hace muchos años y así los ha permutado con el tiempo, pero hasta ahora los zombis no habían pisado tierras ibéricas en uno de sus eventos más importantes del Siglo XX: la guerra civil española. Como un tebeo de ‘Hazañas bélicas’ publicado por ‘El Víbora’, Malnazidos (Javier Ruiz Caldera & Alberto de Toro, 2020) aterriza con caradura y espíritu fiestero para explotar el pulp nacional como no se había hecho hasta ahora.

Crítica de "Saint Maud", la nueva joya de A24

Ser una Santa no debe ser fácil. No hablo del concepto de persona con poca vena de maldad – que también -, si no de esas leyendas cristianas sobre personas torturadas, sacrificadas, echadas a los leones o empaladas entre flechas y hierros candentes. La Biblia es un reguero de sangrientas escenas de terror, físico y psicológico, con un sobrepoderoso ser que siempre deja a su merced a aquellos que sufren por él. Es entre esos recovecos horrorosos donde se planta Saint Maud (Rose Glass, 2019), ópera prima que promueve el discurso sobre el que no hace falta irse a cultos paganos o religiones inventadas para encontrar auténtico terror en la fe.

"Relic" ya tiene fecha de estreno en España

Una de las grandes sorpresas del año en el cine de terror ha sido RELIC, la cinta dirigida por Natalie Erika James y protagonizada entre otros Emily Mortimer, Bella Heathcote, Robyn Nevin, Steve Rodgers, Chris Bunton, Jeremy Stanford, Catherine Glavicic, John Browning y Robin Northover.

David Lynch será premiado en el Festival de Sitges (y nuevos títulos confirmados)

Del 8 al 18 de octubre, Sitges será el punto de encuentro de los amantes del género. Tanto en las salas de cine del certamen como a través de la pantalla, gracias a la plataforma de contenidos online Shift72, se podrá disfrutar de una programación atrevida de alto nivel. Las últimas novedades se combinarán con la recuperación de clásicos y el reconocimiento a una personalidad inimitable en la historia del cine, David Lynch. El cineasta norteamericano encarna la figura de artista total, con múltiples facetas dentro del mundo cinematográfico (director, guionista, productor o actor) y en otras artes como la pintura, la música, el diseño o la publicidad. Lynch recibirá el Gran Premio Honorífico del Festival de Sitges, una entrega que se realizará de manera virtual a causa de las circunstancias actuales.

"MalnaZidos" inaugurará Sitges 2020 donde estarán "Train To Busan 2" o "Relic"...

La primera gran película de género fantástico de la historia del cine, Das Cabinet Des Dr. Caligari (El gabinete del doctor Caligari) celebra 100 años de existencia y Sitges 2020 la adopta como motivo para su cartel, realizado por la agencia China. En palabras de sus creadores, “este año tenemos la suerte de celebrar el primer centenario en Sitges con los 100 años de El gabinete del doctor Caligari. Uno de los padres indiscutibles del cine fantástico y de terror con una mirada perturbadora que ha influenciado a tantos cineastas del género. Hemos querido homenajear su inolvidable estilo expresionista con una reinterpretación de Sitges que emula a Holstenwall, el pueblo imaginado por los artistas Hermann Warm, Walter Reimann y Walter Röhrig. Una visión angustiosa, que refleja la hipnosis colectiva de sus habitantes, y que durante unos días hipnotizará también a los fans del fantástico en Sitges”.

ÚLTIMOS VÍDEOS

GALERÍAS RECIENTES