Monstruos enamorados



Hannibal Lecter y Clarice Starling






Anthony Hopkins y Jodie Foster / Julianne Moore, en “El silencio de los corderos” (1991, Jonathan Demme) y “Hannibal” (2001, Ridley Scott)

Ella: Una agente del F.B.I. que en su primer gran caso tuvo que lidiar con el maníaco Hannibal Lecter, que tenía información clave para salvar a una víctima de secuestro. Con los años, se formó una extraña y turbia relación entre la agente y el psicópata, ella atraída por el aura de oscuridad de él, y él, fascinado por la integridad de ella.

Él: En el Doctor Hannibal Lecter, psiquiatra y psicópata, converge lo mejor y lo peor del ser humano, en una singular mezcla: es un hombre de exquisito gusto, refinado y culto, inmensamente inteligente. También es un monstruo, un psicópata despiadado, cínico, y con afición por el canibalismo. Pero, y por encima de ambas facetas, la de señor y la de monstruo, es un hombre de honor, que utiliza su singular sentido de la ética y la estética para elegir a sus víctimas, groseros o delincuentes, por lo general, sin los cuales el mundo sería un lugar mejor. Es capaz de los actos más crueles, para exteriorizar su moral y su desprecio por la maldad humana, desde narcotizar a un pederasta, destrozarle la cara y dejarlo en silla de ruedas, hasta destripar a un policía corrupto y maleducado, pasando por desangrar a un carterista. Y sin embargo, Hannibal Lecter también es capaz de amar intensamente, expresando la ya indicada dualidad del personaje.

Resultado: Ambiguo y con esperanzas de futuro. Entran en conflicto en la residencia de la última víctima de Hannibal, Paul Krendler, y Clarice esposa a Hannibal a su propia muñeca. El Doctor Lecter tiene ocasión de matarla o mutilarla y escapar fácilmente, pero en vez de ello, prefiere besarla y luego cortar su propia mano, en vez de la de Clarice. Ella le deja escapar, y la mirada que le dirige promete que su relación en el futuro será, cuanto menos, interesante.

La novela, “Hannibal”, es mucho más explícita en este sentido: Hannibal Lecter, al final, secuestra y enloquece a Clarice, convirtiéndola en su novia, su confidente, su compañera de crímenes y su amante, introduciéndola además en el canibalismo. Ambos se fugan a continuar sus crímenes, ante la atónita mirada del enfermero Varney, incapaz de detenerlos.

 
▷ SÍGUENOS
Facebook Twitter Instagram Telegram RSS
▷ ESPECIALES
▷ PRÓXIMOS ESTRENOS
Prisioneros de Ghostland

28/01/2022

La Abuela

28/01/2022

Moonfall

04/02/2022

The Requin

04/02/2022

▷ NOTICIAS MÁS VISTAS