Sentenciados a No-Muerte



THE HORROR SHOW (House 3, 1989), de James Isaac

Condenado: Max Jenke, alias: “Meat Cleaver Max”

Cargos: Asesinar y descuartizar a 116 personas.

Ejecución: Silla eléctrica.

El carnicero Max Jenke es puesto entre rejas gracias a una exitosa (y trágica) redada policial coordinada por el agente Lucas. La última voluntad de Max, antes de ser achicharrado en la silla eléctrica, es ser enterrado junto a su machete de carnicero. Ni siquiera su ejecución puede ser normal. Jenke tenía una silla eléctrica en su casa con la que ensayaba cada día este momento. Tras 10 minutos aplicando el máximo voltaje, Jenke consigue reunir fuerzas para romper las correas y dedicarle una última amenaza a Lucas. Jura que volverá para vengarse.

“The Horror Show”, absurdamente insertada en el canon de la saga “House”, fue la primera colaboración entre James Issac (director), Sean S. Cunningham (productor) y Harry Manfredini (músico). Diez años después, con la misma fórmula, repetirían juntos en la décima entrega de “Viernes 13”, la célebre “Jason X”, con la que guarda ciertas semejanzas. Pero si se habla de parecidos razonables, es mejor apuntar a la “Shocker” de Wes Craven, estrenada también en 1989, con pocos meses de diferencia. Ambas son sospechosamente clónicas.

En este caso, el espíritu de Jenke queda liberado en forma de energía electromagnética al morir, y utiliza su nuevo poder para mudarse al horno de la familia de Lucas, desde donde orquesta su venganza en forma de alucinaciones, delirios visuales y machetazos.