Así fue el rodaje de "SAW", la carta de presentación de James Wan

Corría el año 2004 cuando un desconocido James Wan estaba dirigiendo SAW, un pequeño y modesto título con un presupuesto de 1,2 millones de dólares que estaba destinado al mercado doméstico. Los productores no tardaron en descubrir que lo que tenían en sus manos era una joya en bruto y el resto ya es historia: la película recaudó 103 millones de dólares en todo el mundo y fue el punto de partida de una franquicia que ya ha logrado más 976 millones de dólares (tan solo en cine).

Leigh Whannell escribió el inteligentísimo guion de SAW y se guardó un papel en ella. Wan consiguió reunir a un nutrido grupo de actores solventes como Tobin Bell, Cary Elwes, Danny Glover y Monica Potter para rodar un título que es una demostración de cómo hace buen cine con pocos medios. Ahora, quince años después, Wan se ha convertido en uno de los directores de moda realizando taquillazos como Aquaman y Whannell, tras dirigir Upgrade, se pondrá manos a la obra con la nueva versión de El Hombre Invisible para Blumhouse.

La película narra como dos hombres se despiertan atados en la guarida de un asesino en serie apodado por la policía como "Jigsaw" (“El puzzle”) por su inusual carta de presentación: dejar una herida en forma de pieza de puzzle en el cuerpo de sus víctimas.














⇩PUBLICIDAD⇩

Etiquetas: Saw - Retro