Entrevistamos a Óscar Martín, director de la angustiosa "AMIGO"

El realizador ha sorprendido con un magnífico título protagonizado por Javier Botet y David Pareja.
Tras su paso por el Festival de Sitges ahora llega a la Semana de Terror de San Sebastián AMIGO, la malrollrera película de Óscar Martín, con el que hemos tenido la oportunidad de charlar.

Presentáis Amigo como una especie de Misery. La relación es tan compleja que hay momentos donde no sabes quién es prisionero de quién, cuando no ambos de ambos. ¿Cómo describes esta relación?

Javi y David son dos amigos que comparten todo, se quieren, se odian, son inseparables, quieren acabar el uno con el otro... Son como un viejo matrimonio… Comparten el tipo de relación que hay en las grandes parejas cómicas de todos los tiempos. Yo les digo siempre que son los Faemino y Cansado del posthumor :) Estos tipos son genios, un torrente de creatividad, ya en los ensayos no paraba de reír con ellos en situaciones que en teoría no hacen ni pizca de gracia. Estaba claro que ellos “son” los personajes que iban a interpretar.

¿Cómo y cuándo conociste a David y a Javi?

Hace ya muchos años; estábamos haciendo el making of de un videojuego formativo y les conocimos cuando fuimos a Templetoon a hacer entrevistas a los diseñadores gráficos y programadores. Era un co-working donde confluían diferentes profesionales y creadores. Allí había gente como Vermut, Maroto, Javi, David (que era el que ejercía el rol de responsable, imagínate). David nos contaba que había hecho un sketch con Javi vestido de Spiderman que había ganado un premio que no habían cobrado, hubo muy buen feeling entre todos... El caso es que con Javi fue una especie de amor a primera vista, nos contó que había rodado con Yuzna (Bajo aguas tranquilas), la de REC, y que estaba empezando en el mundillo. Yo tenía una idea de cortometraje que iba a rodar, "Bonsai", en principio con un actor anciano, pero al hablar con Javi se me encendió la bombilla y le propuse hacerlo. Era un corto con un único actor, sin diálogos, en un entorno hostil, con la naturaleza atacando al humano, un poco como Los Sauces de Algernon Blackwood. La experiencia fue muy buena, vi un gran actor ahí... Cuando el resto de los colegas vieron el corto se animaron a hacer películas, veían que era posible hacer algo con buena factura y pocos recursos...



Hablando de pocos recursos, rodasteis Amigo en sólo siete días. ¿Fue un rodaje complicado? Cuéntaanos sobre la localización, la producción, el presupuesto, etc.

El momento más peliagudo fue la fase de rodaje, teníamos muy poco tiempo y la pretensión de hacer algo con buena factura. Equipo mínimo, pero con grandes nombres, como por ejemplo Montse y David de DDT (ganadores de un Oscar). Todos dispuestos a adaptarse al presupuesto. Rodamos en una casa aislada de la civilización, sin cobertura, sin internet (no sabía lo que esto iba a suponer en los miembros millenial del equipo, que prácticamente se volvieron locos.) Empezamos con mucha fuerza e ilusión, pero a medida que van pasando los días y el esfuerzo va haciendo mella, empiezan a surgir las disputas entre los miembros del equipo. Los motines, las hostias. Recuerdo un momento crítico en el que estaba separando a Javi y David, que estaban dándose de bofetadas literalmente. Los actores y el equipo de dirección y producción dormíamos en la misma casa que era el set de rodaje. Había leído que algún director lo había hecho y había funcionado para la inmersión de los actores en los personajes. Debo admitir que funciona… demasiado bien (¡) La realidad y el rodaje se entremezclaron a medida que avanzaban las jornadas. Recuerdo despertarme en mitad de la noche porque me llamaba Javi con la campanilla. Iba y me comentaba que le dolía tal cosa… yo me recostaba con él para darle calor. La relación entre Javi y David estalló en muchos momentos, un día se estaban matando y al otro estaban tan tranquilos, como si no hubiese pasado nada. En medio de una escena, nuestro jefe de producción Pedro Toro pronunció una frase que se convertiría en el logline de la película. “Esto es como la peli francesa Intocable pero con hijosdeputa” Se suele decir que un rodaje es la mejor forma de hacer amigos… bueno, yo afirmaría que un rodaje es la mejor forma de perder amigos. Es cierto que al terminar el proceso ya no se nos puede considerar amigos, somos familia.

En la película procuras exponer lo menos posible del trasfondo de la historia, pero utilizas un viejo televisor como un proyector de las emociones y pensamientos de los personajes, las escenas de los programas de TV cuadran con lo que sucede en la película. Comenta un poco sobre cómo juegas con este recurso, y cómo homenajeas al tiempo a tus referentes televisivos y cinematográficos.

Efectivamente me interesa que el espectador adquiera un rol activo, que imagine lo que está pasando y rellene los huecos que no se explican con su imaginación. Evitamos los diálogos expositivos que contaban el background de la historia entre ellos, para centrarnos en la relación entre los personajes en el presente. El televisor en aquellos tiempos era el ojo de la mente de todos, sólo había dos canales y se convirtió en el inconsciente colectivo de nuestra generación. En la peli lo usé como una especie de oráculo, introduje secuencias de mis grandes maestros, pero no sólo como homenaje hacia ellos, sino como una especie de invocación, quería que estuviesen conmigo en el espíritu de la película.

Hay varias anotaciones religiosas en la película, el plano recurrente del crucifijo, las vírgenes que pinta David, la escena donde coge en brazos a Javi, que parece una recreación de "La Piedad" de Miguel Ángel. Háblanos sobre esta lectura del tormento, la piedad y el sacrificio.

Sí, otra de las razones por la que ambientamos la acción a finales de los 70-principios de los 80 es porque es más creíble que un amigo dedicase la vida a cuidar a otro, por la religiosidad que había. Hoy en día no nos creeríamos tanto esa dedicación cristiana, en la actualidad somos más egoístas, individualistas, narcisistas... menos espirituales. Creer en Dios también es tener la mente abierta a lo fantástico, a lo inesperado, a la esquizofrenia. Por otro lado, la creencia firme de la existencia de una vida mejor más allá de la muerte también era importante para el tercer acto.

El tono de Amigo es muy atípico, se mueve en los límites del drama, el terror y el humor negro. ¿Ha costado mucho afinar esta fórmula? ¿Qué diferencias principales existen entre el primer borrador y la versión final? ¿Y cuánto se debe a la improvisación de David y Javi?

Podríamos haber hecho otra película totalmente diferente con otras tomas. Cada toma era distinta, probábamos diferentes tonos, y Javi y David tenían total libertad para improvisar. No es que no tuviéramos un guion que iba desarrollándose sobre la marcha, sino que quería tener cintura necesaria en el set para aprovechar las ocurrencias de ambos. Por ello tenía que estar muy pendiente del through line entre escenas para que no se nos desbarrase. Muchas cosas muy divertidas quedaron fuera del montaje final. En el tono y el pace adquirido tiene mucho que ver el trabajo que realicé junto el montador Emilio González. Le contaba el tipo de peli que estaba buscando en un principio y que se había diluido un poco por el camino. Gracias a ese trabajo volvimos a recuperar la esencia original de la peli.

El guion es muy intimista, incluye mucho de la relación real entre la pareja de protagonistas, ficcionada para la película. ¿Cuáles son las claves para que la película funcione a dos niveles, uno privado y otro para el gran público?

AMIGO es una peli realizada por amigos, movidos por la pasión de hacer cine. Es cierto que el punto de partida, al ser Javi y David, puede generar ciertas expectativas del público que les conoce. Queríamos romper eso introduciéndoles en un drama oscuro, pero a la vez sin que perdieran su esencia. Me gustaría que sus fans entraran en este juego, este gran chiste... y que sobre todo se sorprendan de lo buenos actores que son. Todo es un vehículo para ello. El rostro de Javi siempre ha estado bajo toneladas de maquillaje, y David es como el Peter Sellers español, no sabe ni él mismo lo bueno que es... Lo más gratificante tras la proyección en Sitges, en la entrega del premio a Javi, fue cuando me vinieron sus padres con lágrimas en los ojos. La madre me decía "hay Dios mío, que le habéis hecho pasar mucho frío a mi niño..." Yo le decía que no, que todo es mentira, "es que le salía el vaho del frío por la boca", que no mujer, que lo hicimos con una pipa de agua, que todos son trucos... Y el padre me dio un abrazo y me comentó que por fin había visto una peli de Javi en donde había visto un actor. Un actor de verdad.


¿Qué expectativas tienes de Amigo? ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

El reto principal era hacer una película decente con pocos recursos. Me gustan las películas con alma propia, por ello queríamos hacer una peli en total libertad, sin dejarnos influir por opiniones y cortapisas de gente externa. Es por ello que AMIGO tiene escenas bastante políticamente incorrectas. No hay que poner límites ni al humor, ni al terror. Aparte del aprendizaje máximo que es participar en casi todas las áreas del proceso, la recompensa máxima ha sido ver el interés que ha despertado. El estar seleccionados en la sección oficial de los 2 festivales de fantástico más importantes del mundo (Fantastic Fest de Austin y Sitges) ha superado cualquier expectativa que teníamos. Tanto cariño que hemos recibido por parte de los aficionados y compañeros... Por ejemplo, Aritz (director de Ventajas de viajar en tren) se acercó a saludarnos al final de la proyección y me dijo que nos “envidiaba” porque quería haber realizado él una ópera prima como la nuestra, a lo que yo le contesté que a mí me habría encantado realizar una como la suya, por el presupuesto con el que ha contado entre otras cosas, jajaja... Me siento muy honrado de haber estado con directores de la talla de Artiz, Galder (El Hoyo), Monty (Cuerdas)... Todos grandes directores y mejores personas... La camaradería que hemos tenido ha sido muy especial, todos somos veteranos en esto, pero estamos empezando y estamos en la misma página, estar aquí, más allá de la competencia... Lo hemos vivido muy unidos, muy bonito todo... Las críticas están siendo inmejorables… Tenemos gran ilusión y esperamos que esta sea la primera película de muchas por venir.

Por Rubén Pajarón.