Entrevistamos a Lucy Hale, protagonista de "Fantasy Island"

La actriz encabeza el reparto de la última producción de Blumhouse que ya está en los cines de nuestro país
Fantasy Island es una especie de reboot de la serie del mismo nombre a manos de Blumhouse, que se abre en géneros y propone una mezcla entre avenura, thriller psicológico y cine fantástico con algunos toques de terror. Coincidiendo con su estreno, hemos podido hablar con su protagonista Lucy Hale en su nueva colaboración con la productora de Déjame Salir.

Has aparecido en Scream 4, Verdad o Reto y ahora en esta nueva Fantasy Island. ¿Estás a gusto en el género? ¿Te gusta estar dentro de la familia Blumhouse?
Me gusta el terror, me parece un género divertido, pero no es algo que busque en el momento de aceptar un papel. Hay un montón de factores, por supuesto, uno de ellos es un buen personaje y un buen guion. Leo bastantes de estos guiones y muchos de ellos no son geniales, pero este era retorcido y divertido, hay una buena idea en que estos personajes tengan un oscuro secreto que los devora.

Fantasy Island parecía otra de terror pero en realidad es otra cosa. Tiene terror pero también comedia, reality, aventura y thriller. ¿Cómo la definirías?
Es una mezcla de varios elementos, todos funcionan para contar una historia pero es divertido estar en una especie de Supervivientes en el que cabe la comedia y el terror, creo que es muy divertida pero visualmente es fantástica, el emplazamiento era un sueño, pero realmente hay un juego con los programas de reality que creo que funciona.

Tu personaje tiene que tomar ciertas decisiones que la colocan en una zona gris, ¿cómo afrontas esto?
Melanie sabe que todo es un juego pero al principio se asusta, aunque realmente está en un juego, no piensan que pueda ser real. Ella está buscando venganza y llegado a un punto se da cuenta de que es real, pero no es tan sencillo. Hay una gran revelación que cambia todo, pero mi posición con el personaje es que ella está decidida a llevar a cabo su venganza porque en su cabeza tiene toda la razón.

¿Y a nivel físico, como fue rodar en tantos exteriores, en localizaciones de las Islas Fiji?
El problema es que no tuvimos mucho tiempo para disfrutar de ese lugar idílico, porque teníamos pocos días de rodaje y mucho que hacer, por lo que hicimos tanto en tan poco tiempo… Además de problemas meteorológicos, lluvias torrenciales y cambiar de escenarios rápidamente, todo el día de un sitio para otro. Pero eso daba energía por lo que estaba en juego todo el tiempo, lo que lo mantenía realmente emocionante, aunque sin mucho tiempo para sentarnos y ensayar juntos algo.

¿Habías visto la serie original antes de rodar? En España no es muy conocida.
¿Sí? En Estados Unidos es famosa, pero claro es de otra generación y yo no la llegué a ver nunca, pero es muy popular y algo has visto aunque no quieras, Ricardo Moltalbán era una cara conocida. Para rodar la película vi algunos, pero lo cierto es que es tan diferente que no era muy necesario para entrar en el ambiente, ya que es más una comedia.

¿Qué te inspiró a actuar en un principio?
Me encantaba el entretenimiento de niña. No me gustaba la escuela, ni era buena en deportes, pero me encantaba disfrazarme y me encantaba cantar y me encantaba fingir ser otra persona. Eran pasatiempos para entretenerme y a los 13, pensé que podría ser mi carrera. Era algo natural para mí y por suerte ha funcionado en mi vida adulta.

Has comentado que te gusta el cine de terror. ¿Cuáles son tus favoritas del género y fuera de él?
Uf, fuera de él me es imposible elegir, una sería sin duda Casablanca, me encantan los clásicos. En el terror lo pasé mal con Paranormal Activity me parece un terror perturbador logrado con lo mínimo. Por supuesto, El resplandor y Ringu, la original me aterra.

¿Algún proyecto en agenda?
Pues de momento la serie Katy Keene que me va a llevar un tiempo atareada, con lo que es algo que voy encajando. Veremos cómo funciona Fantasy Island, porque está pensada con posibilidades de una secuela, abrazando el espíritu de la serie, con lo que podría ser una franquicia.

Por Jorge Loser.