Francesco Dellamorte es el cuidador del cementerio de Buffalora, un pueblo del norte de Italia. Dellamorte vive una vida solitaria apartado del mundo, su único amigo es Gnaghi, un pequeño, feo, lisiado y mudo compañero con el que comparte su ronda diaria por el cementerio.

Desde hace algún tiempo, los muertos enterrados en el cementerio de Buffalora reviven debido a una súbita y misteriosa epidemia. Dellamorte tendrá que impedir que los muertos invadan el mundo de los vivos, algo que el resto de los humanos piensa que es sólo parte de su imaginación.

Una noche oye a los muertos pedirle que mate a los vivos para ahorrar tiempo.
País:
Francia, Italia

TU NOTA

  Media: 5,89 (18 votos)

CRÍTICA

Extraña y simpática película sobre muertos vivientes dirigida por Michelle Soavi en 1993. Basado en una novela de Tiziano Sclavi (creador del cómic "Dylan Dog"), el film parte de una premisa ciertamente curiosa. En un cementerio de Buffalora, Italia, los muertos resucitan a los pocos días de ser enterrados, por lo que el encargado del camposanto debe encargarse de devolver a los muertos a sus tumbas. Lo original de la propuesta viene del planteamiento mismo de la cinta, empezando la historia tiempo después de que el enterrador descubra el levantamiento de los muertos. Así, nada más empezar la película, se nos presenta al personaje principal (el Dellamorte del título original, interpretado por Rupert Everett antes de ser encasillado en papeles de entrañable gay) como implacable asesino de muertos vivientes, dando el hecho de la resurrección como algo normal, como parte de un trabajo mal pagado. De ahí surgen la mayor parte de los efectos visuales, ya que el único modo de acabar con los zombies es abriéndoles la cabeza. Con ello, la consabida ración de gore está servida.

 
▷ SÍGUENOS
Facebook Twitter Instagram Telegram RSS
▷ ESPECIALES
▷ PRÓXIMOS ESTRENOS
Untitled Horror Movie

23/06/2021

The Monster Project

24/06/2021

Slaxx

25/06/2021

Mandíbulas

02/07/2021

▷ NOTICIAS MÁS VISTAS