En Bangkok, Julian, un fugitivo de la justicia estadounidense, dirige un club de boxeo tailandés que actúa como tapadera para su tráfico de estupefacientes. Su madre, jefe de una amplia organización criminal, desembarca procedente de Estados Unidos para repatriar el cuerpo de su hijo favorito, Billy: el hermano de Julian ha sido asesinado tras haber masacrado salvajemente a una joven prostituta. Llena de odio y venganza, exige a Julian la cabeza de los asesinos. Julian deberán entonces enfrentarse a Chang, un extraño policía jubilado, adulado por los demás policías.
Guión:
Géneros:
Acción
País:
Francia

TU NOTA

  Media: 6,00 (1 votos)

CRÍTICA

El salto maniobra que realiza Nicholas Winding Refn con Only God Forgives se comprende a mil maneras cuando, después de forjarse una filmografía con sello común, triunfa con la película que, si bien no se aleja demasiado, es de las más diferentes en su carrera. Y Drive es gigantesca, que no me confundan. Pero su última obra es un golpe en la mesa poético, metafórico, letárgico. Autista. Su cine, de nuevo a la palestra, dispuesto a desafiar esquemas y paciencias.