CRÍTICA DE PROJECT ALMANAC

Por Ignacio Estrada
 
Por fin llega a nuestra cartelera “Project Almanac”, una cinta que se rodó en 2013 y que tenia que haberse estreno hace un año con el titulo de “Welcome to Yesterday”. Producida por Michael Bay (saga Transformes) y por la cadena ¿musical? MTV, “Project Almanac” es un entretenimiento juvenil de viajes en el tiempo, rodado a modo de “found footage” que funciona a pesar de sus carencias de guión y su presumible remontaje.

David Raskin es un chaval, huérfano de padre, al que se le da de maravilla la ciencia y la física. Está cerca de conseguir su sueño de estudiar en una prestigiosa universidad, pero la beca obtenida no es completa. Un día descubre que su padre había estado trabajando en los viajes en el tiempo. David, junto con su hermana y tres amigos más, terminaran el trabajo del padre, y comenzaran a saltar al pasado para mejorar su futuro. Asistir a un concierto que se perdieron, aprobar un examen que suspendieron, jugar a la lotería para ganar dinero...

El guión (dentro del caos que ha debido ser tenerlo listo) termina ensamblado. Hay cosas que quedan en el aire (como la historia del padre del protagonista), pero al focalizar la historia en la trama romántica hace que no reparemos en estos detalles hasta después de salir de la sala, pues “Project Almanac” es una especie de versión moderna y más juvenil de “El efecto mariposa”.

Dean Israelite, primo del director Jonathan Liebesman (otro apadrinado por Bay, que dirigió Ninja Turtles), debuta en el mundo del largometraje con esta cinta. “Project Almanac” es un “found footage” puro y duro, que durante su primera media hora resulta bastante mareante. Luego la cámara se queda más estable, y cuando es manejada por los propios protagonistas resulta mucho más pausada también. Israelite no descubre nada nuevo, simplemente con esta manera de rodar, abarata costes. La pelicula carece de grandiosas escenas, o momentos de mil efectos especiales. Si hay que destacar algo, podríamos hablar de la complejidad de haber rodado en un macro festival como Lollapalooza, con grupos como Imagine Dragons actuando de fondo.

El reparto está formado por una camada de jóvenes actores en general bastante correctos (y para ser una cinta apadrinada por MTV no hay ningún actor insoportable, cosa que se agradece). Jonny Weston es la cara más conocida de todo el reparto. Ahora esta en “V3nganza”, y protagonizó junto a Gerard Butler, el drama, “Persiguiendo Mavericks”.

En resumen, “Project Almanac” es un entretenimiento que ofrece lo que esperas de ella. Si eres aficionado a los found footage y los títulos con viajes en el tiempo, disfrutarás de ella desde el primer minuto.

Lo mejor: Tras conocer el planteamiento, no engaña a nadie.

Lo peor: Había potencial para hacer algo más adulto y emocionante.
 
CRÍTICAS RECIENTES