NOTICIAS BLUMHOUSE

Crítica de "Bloodline" (***). El día en que Seann William Scott se conviertió en Serial Killer.

Ya conoces el esquema: hombre de mediana edad, en buena forma, con una familia feliz esconde terrible secreto: es un asesino en serie. El habitante oscuro en su interior le obliga a escapar de noche, cazar delincuentes y ahogar su psicopatía bajo la excusa de justicia. Sí, la serie Dexter (2009-2013) no tiene tantos años y sus exploit, entre los que seguramente se encuentre Bloodline (Henry Jacobson, 2018) no son ninguna novedad. Pero eso no le quita ni un ápice de mérito a una notable cinta de psicópatas que se esfuerza, minuto a minuto y golpe a golpe, en evitar con éxito el aburrimiento por repetición.

Crítica de "Feliz Día de Tu Muerte 2" (*** ½). Estreno el 15 de febrero.

Uno de los principales problemas de la primera parte de Feliz Día de tu Muerte era que, en el fondo, creía menos en su propio concepto de lo que nos hacía creer en su campaña de promoción. Mezclar Atrapado en el tiempo con un slasher juvenil de la ola post Scream era una buena idea, pero al final era más una película de tradición Chicas Malas con una parafernalia de película de terror blandita, baja en sangre y sin mucha intención de trascender como obra original, dada su falta de escrúpulos de copiar la cinta de Bill Murray hasta en las comillas. Un remake encubierto con cierto elemento de misterio, al fin y al cabo, pero tan olvidable que dejaba el sabor de boca de que daba para mucho más.