NOTICIAS CAPITANA MARVEL

Crítica de "Capitana Marvel (***)". Estreno en cines este fin de semana.

¿Es Brie Larson la superheroína definitiva que necesita el planeta? Ni muy iracunda ni muy condescendiente, vengadora selectiva, justa y equilibrada, amable, humana con posibilidades sobrenaturales. Su Capitana Marvel encaja como un guante en la comunicación de los extremos contemporánea: una mujer que respira como mujer pero ejecuta indiscriminadamente, fría en la acción y cercana en la relación. Algo de lo que sin duda es responsable el dúo de dirección (Anna Boden y Ryan Fleck), pero también la coescritora del guion, Geneva Robertson-Dworet, que también puso lo suyo en la Lara Croft de Alicia Vikander. Tan bien perfilado está su personaje y la estudiada reacción potencial que obtendría en el público que podría decirse que hay una Capitana Marvel para cada momento del día. Esto abarca mucho mercado y por supuesto mucho metraje. No en vano, se supone que estamos ante la creación decisiva previa al juicio final en Endgame -con conexión de calidad en la escena postcréditos-. Dicho lo cual: Brie Larson es lo mejor de la película, y en general todo lo que se articula a su alrededor, empezando por la caracterización de Nick Furia en un Samuel L Jackson rejuvenecido digitalmente que despilfarra carácter. Esta sincera y relajada relación viene de cuando coincidieron en Kong: Skull Island, donde Larson desarrollaba un papel anodino y Samuel L Jackson hacía de sí mismo hasta que la naturaleza decidía ajusticiarlo.