CRÍTICA DE IRON MAN 2

Por Ignacio Estrada
 
‘Iron Man 2’ cumple las expectativas de toda secuela: más personajes, más acción, más presupuesto, más tramas… es decir, más de todo. Eso sí, todos estos factores repercuten en el primer Blockbuster de este pre-verano que entretiene mucho, pero con algún que otro fallo.

Era de esperar que después de una película “pequeña” como fue ‘Iron man’ se invirtiera más en la segunda parte, y más, cuando esta podría considerarse la autentica precuela de “Los vengadores”. Y es aquí donde se encuentra el primer defecto, pues han intentado llenar la película de historias secundaria que al freak de turno que conozca todos los cómics pueda satisfacer, pero que al cinéfilo común pueden llegar a descolocar. Especialmente insípidas son las que rodean al personaje protagonizado por Scarlett Johansson (Natalie Rushman/Natasha Romanoff).

Sin desvelar nada de la trama comentaré que la historia principal, la que envuelve a Tony Stark y a su núcleo vital/fuente de energía, es muy interesante y haberse centrado solo en ella ya hubiera conseguido suficiente atención por parte del publico. Pero a esta se añade la consabida historia de amor entre Tony y Pepper, la del proyecto vengador, la del hijo que está equivocado frente a su padre… y podríamos continuar.

Jon Favreau, pese a no ser un mal director, sabe ‘tocar las teclas pero no componer la melodía’. Y es que teniendo un producto de estas características se espera alguna que otra floritura visual de lo cuál carece al igual que la primera parte. Las secuencias de acción son bastante pobres, eso sí, aquí los efectos especiales cumplen con nota.

Robert Downey Jr. es Tony Stark y de eso no hay duda, creo que cualquier otro no podría estar altura una segunda vez, incluso cuando la replica te la da un maravilloso Mickey Rourke (atentos a su perfecto acento ruso) o te enfrentas a un Sam Rockwell excepcional al hora de intentarte robar el plano. Este trío consigue que cada segundo que están en pantalla sea como una reunión con los colegas. En especial cada uno de los careos entre el primero y el ultimo, y sino atención a la secuencia que precede a la carrera de F1 en Mónaco.

A pesar de estar llena de numerosas canciones, no todas de AC/DC como se nos esta vendiendo, me gustaría hacer alusión al buen hacer de John Debney (La pasión de Cristo) quien con solo un par de temas, en especial el romántico que envuelve a Tony y Pepper, sale airoso en una banda sonora casi exclusivamente compuesta por temas de Rock & Roll.

Como pasó en el anterior ‘Iron Man’ tenemos la sensación que han cortado mucho metraje en la sala de montaje. De hecho, algunas escenas del trailer han desaparecido incomprensiblemente del producto final.

Hay numerosos chistes freaks como ocurría en la primera parte, aquí el mas gracioso el que envuelve a otro futuro personaje de Marvel, el Capitán America. También veremos la presentación en sociedad de la maleta/traje (seguro que no defraudara a nadie) ya que era lo más aplaudido del trailer.

En definitiva, cuando vayáis al cine a ver ‘Iron Man 2’ limitaros a disfrutar de lo que estáis viendo en pantalla. De este modo, lo pasaréis como niños.

Lo mejor: A pesar de sus fallos, es entretenida y cumple expectativas.

Lo peor: La historia que envuelve a personaje de Scarlett Johansson, totalmente insustancial.
 
CRÍTICAS RECIENTES