CRÍTICA DE LOS VENGADORES

Por David Lorrio
 
UTOPIA.

Así definiamos una posible película de Los Vengadores desde que tengo uso de razón. Según han ido avanzando los efectos especiales, la posibilidad visual se iba haciendo realidad, pero la baja calidad de los guiones del Hollywood actúal, nos alejaba de esta utopía de la manera más cruel: si, era posible verlos en pantalla, pero nunca con el espíritu que exhibían en el papel.

REALIDAD.

Lo que ha conseguido Joss Whedon: la película perfecta de Los Vengadores.

¿Cómo lo ha hecho? Imagino que como lo hizo Peter Jackson con El Señor de los Anillos, siendo un amante de aquello que quieres llevar a la pantalla. Conociendo mejor que nadie a los personajes, queriéndolos, y esperando, esperando lo que hiciera falta hasta que llegara el momento. Y, gracias a los Dioses, ese momento es ahora.

Estos Vengadores cinematográficos, beben más de su versión Ultimate. Esta línea de la editorial Marvel, redibujó a los superhéroes clásicos en versiones mas modernas y maduras, más directos, y por ende, más destructivos. Primer WIN de Whedon, ya que una versión más clásica de los personajes, no hubiera quedado creíble en pantalla. Queremos decir, todo lo creible que puede ser una película de superhéroes, claro. El guionista / director ha cogido lo mejor de cada personaje en toda su historia, ha eliminado las taras de tantos años y los ha echado a rodar en un espectáculo visual que nos devuelve, a los que la habíamos perdido, la capacidad de maravillarnos ante la pantalla.

Con esta tabla rasa, Joss Whedon ha podido hacer lo que quería (y gracias al cielo que le han dejado), y aun así, es raro ver un guion como el de esta película. Uno que trate con tanto respeto las anteriores adaptaciones de los héroes (recordemos: Iron Man II, Hulk II, Capitan América y Thor), que sepa ensamblarlas y que presente de manera tan magistral estos personajes, con sus miedos, logros y motivaciones. La historia te sorprende (a pesar de tanto viral, trailer y escenas) y te engancha desde el principio con un ritmo increible, una trama coherente y atractiva, gags del mejor Whedon y todo rematado con unas peleas y escenas de acción antológicas. Y con el tiempo que le sobra, desarrolla a los personajes con grandes diálogos y discursos a la altura.

Una agradable sorpresa ha sido el personaje de Bruce Banner/Hulk. Mark Ruffalo me ha hecho olvidar (y que Dios me perdone) al gran Edward Norton (sorry, Eddy, ya no pienso que tenías que haber estado aquí). Grande el rocoso Jeremy Renner (el nuevo Bourne en su próximo reboot), inmenso Clark Gregg bordando a su Agente Coulson, creible Cobie Smulders (¿habrá vida más alla de How I met your Mother?), divertido el Sr. Pataki. Pero está mal destacar a algunos por encima de otros, ya que todos los actores están fenomenal en sus papeles. Si acaso decir que, como no podía ser de otra manera, Robert Downey Jr., que ya se tiene el personaje aprendido a la perfección, se come en ocasiones al resto del grupo. Memorables las coñas con el Capi y Banner.

Es una gran película, y una gran historia. No sólo es una peli de palomitas, es de esas de las que sales de la sala deseando comentarla con el que está al lado, de las que los niños saldrán queriendo ser un Vengador. Es de esas pelis de las que te vas con una sonrisa a casa, de las que te reafirman en tu creencia de que es posible hacer películas de acción, o de superhéroes, con buenos guiones.

Y todo esto, gracias a Joss Whedon. El tipo que capto nuestra atención con Buffy, nos maravilló con Firefly, nos hizo sonreir con sus Astonishing X Men y llorar con su Dr. Horrible. Con los Vengadores, me ha hecho darme cuenta, de que por mucho que me haya resistido, debo decirlo alto y claro: JOSS WHEDON IS MY MASTER NOW AND FOREVER.

LO MEJOR: Son los auténticos Vengadores, ¡los del cómic!

LO PEOR: que tengamos que esperar tanto para una secuela
 
CRÍTICAS RECIENTES