CRÍTICA DE ECLIPSE

Por Ignacio Estrada
 
A día de hoy aun sigue chocando saber cómo David Slade acabó dirigiendo este proyecto después de haber dirigido la sangrienta 30 Días de Oscuridad y esa joya que es Hard Candy.

Pese a que podemos ver destellos del mejor Slade, especialmente en los flashbacks y lucha final, es innegable que la imposición de seguir mostrando hombres lobos depilados y diálogos que rozan el ridículo, hacen que por momentos su dirección pase completamente desapercibida.

Como es lógico la culpa la tiene el guión, que al menos deja de lado lo más aburrido de la novela y nos muestra mucha más acción. Aun así, los fans de la saga no quedarán defraudados ya que las miradas vacías de Edward y el dilema de Bella ante el amor de Jacob y Edward está ahí. Eso sí, recalco otra vez lo de los flashbacks, pues son mini historias muy bien contadas y mucho más interesantes que ¿Quién se quedara con “Bella”?

En el apartado técnico destacar la fotografía del español Javier Aguirresarobe que ya elaboró la de “Luna nueva” y mantiene esa armonía de muchos colores en campo abierto y a la luz del día, y los claros/oscuros para los planos de noche o en teoría “más terroríficos”. De los efectos especiales mejor no hablar, pero atención al tamaño de los lobos que cambian de unos planos a otros, en algunos parecen perros y en otros osos.

Los actores principales son para hacer un monologo cómico. Robert Pattinson parece un cartón piedra, Kristen Stewart está más palida que cualquiera de los vampiros, y Taylor Lautner parece que prefirió ir al gimnasio en vez de al “Actor´s Studio”. Dakota Fanning esta “tremenda”, pero tampoco podemos ser objetivos pues tan sólo tiene un par de frases. La incorporación de Xavier Samuel es muy acertada y digna de alabar, pues parece que se lo tomó más en serio que el resto, en especial en sus primeros planos. De Bryce Dallas Howard mejor no comentamos nada ya que las comparaciones con Rachelle Lefevre son odiosas.

La partitura de Howard Shore, que no es mucha, ya que es “eclipsada” por un montón de canciones emo/pop actuales, es una maravilla. Atención al tema de la lucha final muy bien compuesta para crear un ritmo visual que de primeras parece casi inexistente.

En resumen, aquellos que se acerquen a ver una película de David Slade, que se olviden. Aquellos que tengan que acompañar a sus novias a ver el culebrón, decirles que hasta ahora es la mejor película de la saga (aunque tampoco es decir mucho). Aquellos que son fans de la saga, no saldrán decepcionados pues es lo que se esperaba de ella, un producto que satisfará sus necesidades y recaudará mucho dinero para sus productores y ensalzara a sus actores a mitos, no sabemos si cinematográficos o sexuales.

Lo Mejor: Los flashbacks y la música de Howard Shore.

Lo Peor: Los actores son un desastre.
 
CRÍTICAS RECIENTES