Neill Blomkamp: "Alien 5" ha muerto y prepara una secuela de "Distrito 9"

Alien 5 ha muerto. Así de tajante se ha mostrado el director Neill Blomkamp quien planeó dar la despedida que tenía en mente al personaje de Ripley en la franquicia creada por Ridley Scott.

El proyecto fue aplazado después de recibir la luz verde para no interferir en los planes que Scott tenía con Alien: Covenant. Sin embargo la flojilla taquilla de esta, que tan solo ha logrado 173 millones en todo el mundo, echan por traste la idea de tener a Ripley de vuelta (y habrá que ver si Fox no decide cancelar también la continuación de "Covenant").

Blomkamp ha comentado que "Sí, podría decirse que el proyecto está muerto. Es triste. Pasé mucho tiempo trabajando en ello y sentía que iba a ser algo impresionante.". Además sobre Scott dijo que "Ridley fue uno de mis ídolos de mi juventud. Él tiene un gran talento y quiero ser respetuoso y no ir dando vueltas por el mundo que él ha creado. Creo que si las circunstancias hubieran sido diferentes y no sentiría que estuviese metiéndome en algo con lo que él siente una fuerte conexión personal, tal vez las cosas hubieran podido ser de otra manera. Pero yo quería ser lo más respetuoso posible"

Sin embargo no todo son malas noticias ya que la cancelación de este proyecto le abre la posibilidad de crear una continuación de la estupenda District 9. El director comentó que "estoy planeando hacer otra película ambientada en el universo de District 9. El volver y trabajar nuevamente con la gente de WETA para hacer esta película sería algo genial"

District 9 narraba como hace treinta años los alienígenas contactaron por primera vez con el planeta Tierra. La raza humana esperó un ataque hostil o un gran avance en la tecnología. No ocurrió ninguna de las dos cosas. Los alienígenas eran refugiados, los últimos sobrevivientes de su planeta de origen. Al tiempo que las naciones del mundo intentaban ponerse de acuerdo en lo que tenían que hacer con ellas, las criaturas fueron instaladas de forma temporal en el Distrito 9 de Sudáfrica. Ahora, la paciencia en cuanto a la situación de los alienígenas se ha agotado.

El control sobre los extraterrestres ha sido delegado en Multi-National United (MNU), una compañía privada que lo que le interesa no es el bienestar de los alienígenas sino las formidables ganancias que les podría reportar su impresionante armamento, en el caso de que pudieran hacerlo funcionar. Hasta el momento no lo han logrado; la activación de las armas requiere ADN alienígena. La tensión entre los extraterrestres y los humanos llega a un punto crítico...