¡Oferta! 20 Funko Pops cinéfilos y seriéfilos con grandes descuentos

Festival de Sitges 2018. Día 4 (Ghostland, La Maldición de Hill House y el Rubius)

La vorágine social se ha apoderado del Festival de Sitges con la llegada de Rubius, el famoso youtuber internacional presente en el festival por su serie de animación. Colas interminables de personas y un punto cercano al acoso para este nuevo tipo de ídolos, un peaje que el festival debe pasar para atraer al nuevo público.

Pero no estamos para hablar de YouTube si no de cine, y qué mejor que quitarse las legañas a las ocho de la mañana y ver qué ha preparado el director de ‘It Follows’ con ‘Under The Silver Lake’ (David Robert Mitchell, 2018). Presentada en Cannes, la película narra en forma de comedia absurda la odisea de un pobre diablo en búsqueda de la chica de sus sueños, perdida en esa maraña de códigos y conspiraciones que es la ciudad de Los Ángeles.

Una película excesiva, que bebe del cine clásico para construir un nuevo discurso excéntrico sobre Hollywood, la cultura pop y la verdadera búsqueda del amor. Muy buena acogida para una crítica que la ha sabido querer por todas sus virtudes y a la que le quedan muy lejos sus defectos. A los entusiastas de ‘It Follows’ no debería decepcionarles. Veremos el pase de público.

También se ha podido ver la curiosa producción ‘The Invocation of Enver Simaku’ (Marco Lledó Escartín, 2018), una historia fantasmagórica ambientada en la Albania actual, dónde el misterioso asesinato de una mujer traerá de cabeza a su marido, el cual deberá adentrarse en un laberinto de grabaciones, expedientes policiales y visiones con los que intentar averiguar la verdad. Algunas deserciones y no demasiadas buenas opiniones cosechadas a su salida, en una película que parece se toma demasiado tiempo para desvelar las piezas de su tablero.

La mente detrás de la escabrosa ‘Martyrs’ ha vuelto a Sitges para presentar Ghostland (Pascal Laugier, 2018), nuevo título de terror para una carrera ya dedicada al género. Beth (Emilia Jones) es una adolescente fanática de la literatura de terror con un claro talento detrás la pluma, por lo que la mudanza con su hermana y su madre a una casa en mitad de la nada parece el lugar perfecto en el que desarrollar su imaginación. Pero alguien irrumpe en la casa en mitad de la noche, cambiando la vida de estas tres mujeres para siempre en un juego multitemporal donde nada es lo que parece.

Laugier vuelve a ofrecer sus correspondientes maniobras con la estructura en una película entretenida que no funcionaría si uno se la tomara tan en serio como lo hace su realizador. Seleccionada en competición oficial, sería extraño verla en el palmarés, pero su clasificación de película “mediana” y la carrera del realizador podrían dar peso a la decisión del jurado.

Netflix parece sentirse cómodo en Sitges: ya sea con los pases de ‘Apostle’ y ‘The Night Comes For Us’ o la presentación de dos de sus series estrellas para Halloween: ‘Las escalofriantes aventuras de Sabrina’ y ‘La maldición de Hill House’. De ambas hemos podido ver el piloto, pero el embargo de la prensa -algo pelín absurdo, siendo un pase de público- no deja demasiado margen para hablar sobre las nuevas aventuras de la bruja adolescentes. Solo avisar que los fans de Buffy y el terror adolescente van a ser muy, muy felices con lo que viene a finales de octubre.



Sobre ‘La maldición de Hill House’ solo queda confirmar lo que todo el mundo dice: una auténtica y terrorífica joya de género, capitaneada por un Mike Flanagan (‘Oculus’, ‘El juego de Gerald’) en estado de gloria. No tiene nada que envidiar al resto de películas que estamos viendo en el festival (de hecho, se ve mejor que alguna de ellas). Una reinvención del texto original, esta vez basado en los traumas de la última familia que vivió en la famosa “mansión encantada”. Pelos de punta y una ansiedad creciente para ver el resto de la serie.

La contienda se ha movido al pequeño -pero ilustre- cine Prado, en el que se cerraba la noche con dos producciones pequeñas que sonaban a sorpresa.

La primera ha sido ‘Arctic’ (Joe Penna, 2018) , cinta de supervivencia en el (ejem) ártico protagonizada por Mads Mikkelsen y dirigida por el youtuber brasileño Joe Penna. Cuenta la desesperante aventura de un piloto atrapado en el fin del mundo, sin más compañía que la nieve y la desesperación por ser rescatado. Un golpe del destino cambiará las tornas, forzando un viaje en el que pondrá al límite su cuerpo y su alma. Un film ejemplar, capaz de congelar el aliento de la audiencia y con una capacidad narrativa -es prácticamente un one man show sin diálogos- a una altura inalcanzable para un realizador debutante.


El cierre, de nuevo de madrugada, ha sido para la producción alemana ‘Luz’ (Tilmna Singer, 2018), una modesta pero vibrante película de terror embotellado en la línea de ‘Amer’ o, de nuevo, el cine de Panos Cosmatos. Rodada en 16mm y con aspecto destrozado, la película narra en tiempo desestructurado la noche en que un demonio quiere apropiarse del cuerpo de una médium (la Luz del título). Una propuesta interesante de difícil digestión por la hora programada -rozando las dos de la madrugada-.

Hoy podremos ver qué nos guarda el loco de Lars Von Trier con ‘The House That Jack Built’, así como averiguar si alguna de las nuevas propuestas de esta edición está a la altura de los grandes nombres: ya sea para ‘Pig’ (comedia negra con psychokiller), ‘Freaks’ (nada que ver con el clásico de Browning) o ‘Un couteau dans le coeur’ (giallo en formato galo).

Etiquetas: Ghostland - Sitges 2018