IFC Films se mete en un lío por culpa de "La Casa de Jack" de Lars Von Trier

El cine de Lars Von Trier siempre está acompañado de polémica y La Casa de Jack, su última película, no podía ser una excepción e IFC Films podría meterse en un gran lío por culpa de ella.

El motivo es que tras hacerse con los derechos de distribución americana decidió hace unos días estrenar por una sola noche una versión sin censura en un centenar de cines estadounidenses.



El problema es que esta versión no había sido aprobada por la MPAA, el organismo de regulación americano, que únicamente había calificado la versión light de la película otorgándole una calificación "R".

Ahora IFC Films se expone a una gran sanción por haberla proyectado sin la pertinente calificación y podría enfrentarse a una fuerte multa económica o, mucho peor, que la MPAA no calificase más películas distribuidas por ellos (lo que provocaría que no pudiesen estrenarse en territorio americano).


La Casa de Jack, que llegará a nuestros cines en febrero, nos lleva a Estados Unidos, años setenta. Seguimos al inteligentísimo Jack durante cinco incidentes y descubrimos los crímenes que le definen como un asesino en serie. Vivimos la historia desde la perspectiva de Jack. Considera cada asesinato como una obra de arte, pero su profunda inadaptación le plantea problemas con el mundo exterior. A pesar de la intervención de la policía, que se acerca inevitablemente, Jack se empeña en arriesgarse cada vez más contra toda lógica. A medida que la historia avanza, compartimos las descripciones que hace de su condición, sus problemas y pensamientos mediante conversaciones con el desconocido Verge: una mezcla grotesca de sofisticación, de una casi infantil autocompasión y de explicaciones detalladas de maniobras tan peligrosas como difíciles para Jack.
⇩PUBLICIDAD⇩