John Travolta cuenta el fallo histórico que tiene "Érase una vez en Hollywood"

El actor de "Pulp Fiction" y gran experto en la aviación cuenta un fallo que cometió Quentin Tarantino en la película
John Travolta debe mucho a Quentin Tarantino. El actor que a finales de los setenta y comienzos de los ochenta realizó peliculones como "Grease", "Fiebre del Sábado Noche" o "Impacto" pero vio como su carrera caía en picado y obligándose a realizar títulos como "Mira Quien Habla" o su continuación "Mira Quien Habla Ahora".

Entonces Tarantino acudió al rescate y después de que Michael Madsen descartase interpretar a Vincent Vega en Pulp Fiction (incomprensiblemente prefirió hacer "Wyatt Earp"), el director le ofreció el papel a John Travolta.

¿El resultado? Travolta protagonizó uno de las mejores películas de la historia, la crítica se rindió a sus pies e incluso consiguió nominaciones a los Globo de Oro y los Óscar. Sin embargo se encontró ese mismo año con Tom Hanks y su Forrest Gump que le arrebató la mayoría de premios. Sin embargo su carrera se relanzó y en los años siguientes protagonizó títulos como Get Shorty, Alarma Nuclear o Face/Off entre otras.

Además de actor, Travolta es un gran experto en aviación. En 1998 se compró un Boeing 707 y tiene su propia licencia para pilotarlo. En su mansión tiene su propio aeropuerto y él mismo viaja de un lado a otro. De hecho gran parte de la fortuna que ha ganado a lo largo de estos años la ha gastado en el mantenimiento del avión y en seguir tomando clases de pilotaje para mejorar sus habilidades. Estos conocimientos le han valido para encontrar un error histórico en Érase una vez en Hollywood, la última película de Tarantino. "Hay un momento en que Leonardo DiCaprio, que da vida a Rick Dalton, viaja desde Italia o donde quiera que estuviese y el narrador comenta que toma un Boeing 747. Bien, el 747 estaba en vuelos de prueba en febrero de 1969 y no estuvo operativo para el público hasta enero de 1970. Eso fue nueve meses más tarde. Por lo tanto, él debería haber tomado un Boeing 707"

No por ello Travolta no ha dejado de elogiar Érase una vez en Hollywood ya que considera que ha realizado una recreación magnífica de la época ya que curiosamente él llego a Hollywood en ese año y le ha traído a la mente muchos recuerdos.