Una babosa hembra puede poner un millón y medo de huevos al año. Mientras todos duermen, una nueva especie de babosas está creciendo y multiplicándose en los húmedos y oscuros sótanos.
Están desarrollando nuevos gustos de sangre y de carne humana.

TU NOTA

  Media: 5,88 (24 votos)

CRÍTICA

El cine de terror se ha nutrido a menudo de todos esos animalillos que no por su pequeño tamaño consiguen dar menos asco o crear menos fobias. Por esta variante de monster-movie han desfilado arañas, cucarachas e incluso hormigas.